Close
Radio Radio Radio Radio

Tercera Edad y crónicos suman mayores riesgos frente al Covid-19

Foto. Agencia Uno

Los adultos mayores son el grupo etáreo que está más propenso a sufrir complicaciones graves como consecuencia de la pandemia de Covid-19, por lo que entidades estatales u organismos como la Sociedad Chilena de Geriatría y Gerontología han realizado análisis sobre el comportamiento de la enfermedad y han emitido sugerencias para evitar decesos en un grupo sumamente vulnerable.

Pero, además, aquellas personas que sufren de diabetes, hipertensión, problemas coronarios y enfermedades inmonodeficiencia o sistémicas pueden llegar a tener problemas importantes, tal como ha ocurrido en otras naciones. Además, los fallecidos que se reportan en Chile, corresponden justamente a Adultos Mayores que tenían patologías de base.

El epidemiólogo Christian García, quien es académico de la Universidad de Santiago de Chile, planteó que “en todos los grupos de análisis los Adultos Mayores y los enfermos crónicos son los que tienen mayor riesgo de enfermar gravemente”.

En estas condiciones, señaló el experto a La Discusión, “es vital la responsabilidad de toda la población nacional para que no se sigan sumando casos graves entre la tercera edad”, lo que pasa por “aislarse”, cumplir la cuarentena y medidas de protección para contener la infección.

Para García, quien fuera Jefe del Departamento de Enfermedades Transmisibles del Ministerio de Salud, no hay duda y es un hecho demostrado que “los adultos mayores y crónicos tienen un sistema inmonológico deteriorado por lo que son más propensos a sufrir problemas graves”.

El académico, agrega que es de vital importancia evitar que continúen los contagios pues “los países con mayores recursos se han visto en jaque cuando llega una cantidad elevada de enfermos y los servicios de salud no dan abasto; de ahí la importancia de aplicar medidas de prevención”.

García, subrayó que “este es un problema que nos concierne a todos porque todos somos responsables de cortar la cadena de transmisión de esta enfermedad y así vamos a proteger a las personas más vulnerables y que pueden tener enfermedades más graves; estamos todos en esto y todos juntos vamos a salir de esto”.

El presidente del Colegio Médico de Ñuble, Juan Pedro Andreu, confirmó igualmente que durante la primera oleada de contagios en Ñuble, los afectados fueron personas jóvenes que no sufrieron grandes trastornos, pero “la segunda oleada está afectando a todos por igual, entre ellos a la población mayor de 65 años y enfermos crónicos e inmonodepresivos”.

Andreu, sostiene que “la razón fisiopatológica específica de que los adultos mayores se enfermen de mayor gravedad no se conoce con certeza, pero son personas que tienen una menor reserva cardiovascular”.

Frente a las complicaciones que pueden afectar a esos grupos de riesgos, portadores de VIH o incluso embarazadas, recomienda seguir las pautas de las autoridades de salud, como distanciamiento social, aislamiento, entre otros.

Según los últimos antecedentes conocidos en Ñuble, las personas con diabetes superarían las 30.000, mientras que en Chillán, salud municipal tiene controladas alrededor de 8.000.

Para la hipertensión, en tanto, Ñuble, tendría más de 70.000 personas mayores de 15 años en aquella condición de salud y estarían en control en los centros de atención primaria.

Ñuble envejecido

El envejecimiento de Ñuble es un fenómeno reconocido. Esta es una de las regiones que registra la mayor cantidad de personas por sobre 60 años, según las cifras del Instituto Nacional de Estadísticas, emanados del último Censo de Población y Vivienda 2017.

En este marco, la población en nuestro país está envejeciendo aceleradamente. De esta manera, a nivel nacional, “en el Censo 1992, 6,6% de las personas tenía 65 años y más, pero en el Censo 2017 este grupo etario representó 11,4%”.

Además, la relación adultos mayores/menores (n° de personas de 65 años y más por cada 100 personas de 0 a 14 años) creció. De esta manera, si en 1992 había 22,3 mayores por cada 100 menores de 15 años, en 2017 el número subió a 56,8 mayores por cada 100 menores de 15 años”.

Según informó la Seremi de Desarrollo Social, Dosis Osses, de acuerdo al Casen 2017, en la Región de Ñuble, existen 14.798 personas mayores de 75 años.

Adicionalmente, subrayó, el porcentaje de personas mayores de 60 años en la región alcanza un 22,6% respecto del total poblacional. De ese global, corresponden a áreas urbanas 71.946 personas que representan el 69% mientras que 32.270 viven en zonas rurales siendo un 31%.

Según datos extraoficiales, un 80,3 por ciento de los mayores de 60 años de la Región, son autovalentes mientras que un 6,7% presenta dependencia severa, lo que los obliga a permanecer postrados o ingresar a centros especializados.

Según el INE, la provincia de Diguillín es la que tiene mayor cantidad de personas mayores de 60 años, con 57.676. En tanto, Itata registra 11.639 para ese segmento y Punilla 20.921.

Medidas

Con el fin de reducir los impactos de Covid-19 y evitar que la tercera edad se vea afectada en gran medida, detalló Doris Osses, el Gobierno lanzó el Plan “Protección Mayor” que consiste en un paquete de medidas que van en refuerzo del cuidado de los adultos mayores durante la emergencia.

Uno de los principales, considera estrictos protocolos de salud en Centros y Establecimientos de Larga Estadía para Adultos Mayores. En este sentido, desde el 16 de marzo el Ministerio de Desarrollo Social y Familia por orden del Ministerio de Salud, instruyó la prohibición de ingreso a los hogares que acogen a adultos mayores para evitar contagios.

Para mantener el contacto entre internos y familiares se han priorizado iniciativas como videollamadas. “Es una campaña social para que la comunidad mantenga el contacto con las personas mayores a través del uso de las nuevas tecnologías, ya sea mediante llamados telefónicos, videoconferencia, entre otros. Hasta la fecha, en los Establecimientos de Larga Estadía del país se está implementando esta modalidad, lo que ha permitido mantener el contacto con familiares, amigos y tutores, generando una sensación de mayor conexión con las redes y seres queridos de las personas mayores”, recalca Doris Osses.

Estudios

Las complicaciones esperadas para el grupo etario conformado por las personas mayores de 60 años han sido analizadas por profesionales de diversas especialidades médicas. Tres organismos nacionales, el Instituto Nacional de Geriatría, Sociedad Chilena de Medicina de urgencia y Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile, plantean que “debido a las características fisiológicas del envejecimiento, como son la disminución de la inmunidad y la multimorbilidad, las personas mayores tienen más riesgo de COVID-19, siendo más susceptibles a desarrollar la infección como a sufrir formas más severas de la enfermedad y complicaciones”.

En estas condiciones, se remarca, “un reporte de la OMS refiere una mortalidad de COVID-19 en mayores 80 años en China de 21,9% mientras que en pacientes de todas las edades la mortalidad sólo alcanza el 1,4%. En Italia también se ha considerado a los adultos mayores como de alto riesgo, de hecho el 89% de la mortalidad fue en mayores de 70 años”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/