Close
Radio Radio Radio Radio

Tendencia al alza de casos dejan a Chillán y Chillán Viejo en riesgo de retroceder

Mauricio Ulloa

La prolongada fase 2 de Transición que mantiene la intercomuna Chillán-Chillán Viejo ha generado interrogantes entre sus habitantes en torno a su tránsito en el Plan Paso a Paso, quienes ante el aumento de contagios de Covid-19, temen retroceder a la fase 1 por los costos sociales y económicos que ello conlleva.

En vista que la pandemia es una situación dinámica y los indicadores se evalúan constantemente, la seremi de Salud, Marta Bravo, indica que la posibilidad de una cuarentena total está latente siempre, dependiendo del comportamiento de la población.

“Si los índices y los indicadores se mantienen en una a dos semanas, que es lo que evaluamos siempre, es una de las posibilidades. Nosotros estamos en una fase 2, donde podamos avanzar o retroceder, entonces, es fundamental que mantengamos las medidas de prevención, entendiendo el granito de arena que tiene que aportar cada uno para que evitemos pasar a una cuarentena. Sobre todo, cuando estamos viendo la movilidad, cuando sabemos que vamos a concurrir a un lugar aglomerado por A, B o C y tengo que concurrir a un trámite sí o sí, necesito también mantener la medida de la distancia física y no esperar que alguien me esté diciendo”, explica.

El intendente regional Cristóbal Jardua expresa que gran parte de la población de la región de Ñuble se dirige a Chillán, ya sea por asuntos médicos, laborales y a realizar compras, y obviamente si se mantiene alto el número de casos en la capital regional es muy probable y sensible que cambien también las cifras en las otras comunas.

“Sabemos que estamos en una prolongada fase 2 y si tenemos que decirle a la comunidad si estamos más cerca de pasar a Fase 3 o 1, claramente en este momento estamos muy cerca de retroceder y eso es lo que no queremos. Así que estamos intensificando las búsquedas activas y fiscalizaciones, estamos haciendo distintas modalidades de fiscalización. Sabemos que la comunidad se ha ido acomodando a la forma que se ha estado fiscalizando, por ende, queremos hacer fiscalizaciones distintas y dinámicas con la finalidad de poder evitar que la gente se mueva y salga de Chillán. Sabemos que Ñuble es una región pequeña que en los fines de semana se concentra mucha población en Cobquecura, San Fabián, Quillón y Coihueco”, sostiene.

Frente a la duda instalada de que la intercomuna Chillán-Chillán Viejo pueda volver a cuarentena, desde la Asociación de Enfermeras de Ñuble estiman que la situación de la pandemia a nivel local no debiera conducir en la actualidad a restricciones más duras como las estipuladas en fase 1.

“No creemos que la cuarentena sea de indicación próxima según la situación actual. Si bien al día de hoy (sábado) hay 350 casos activos en la región, el índice de reproducción efectiva se ha mantenido prácticamente constante durante las últimas semanas y siempre superior a 1, lo que indica que la curva de contagios aún no inicia descenso en nuestra región y comuna. Si bien, los dos periodos de cuarentena por los que hemos debido pasar, nos permitieron bajar el número de casos activos y el índice de reproductividad, no han logrado el impacto que se requiere en la comunidad, que es hacernos responsables de mantener el distanciamiento social como principal método de protección ante el virus”, sostuvo la presidenta de la organización, Carolina Arriagada.

La representante local enfatiza que las personas se deben acostumbrar a vivir en modo Covid, lo que hasta ahora no ha sucedido a cabalidad, advierte, ya que aún en las calles, locales comerciales y supermercados no se respeta la distancia física, ni el uso adecuado y permanente de la mascarilla.

“Nuestra red asistencial está aumentando su índice de ocupación y esperamos no llegar al colapso como ha sucedido en otras regiones. (…) La principal medida es el autocuidado, sabemos que los contagios han sido frecuentes en reuniones familiares y sociales, por lo que es deber de cada persona cumplir a cabalidad todas las medidas que indica la autoridad sanitaria para a corto plazo disminuir los casos diarios y lograr un descenso en la curva de contagios. Solo así podremos cumplir los criterios que nos pueden llevar a la próxima etapa de Preparación”, destaca.

Refuerzo de medidas

Entre las medidas que permiten tener mayor control de los contagios por SARS-CoV-2, el doctor Jaime Sapag, académico del Departamento de Salud Pública y Medicina Familiar de la Pontificia Universidad Católica (PUC) y director del Magíster en Salud Pública de la PUC, considera que las que restringen la movilidad de las personas son más eficaces, pues disminuyen la posibilidad de que el virus circule entre la comunidad.

A su juicio, la fase 2 de Transición en la que se encuentran las comunas de Chillán, Chillán Viejo y Quillón, y que consiste en libertad de desplazamiento de lunes a viernes y cuarentena total los fines de semana y feriados, también incluye importantes restricciones, aunque destaca que las personas son quienes tienen el rol principal cumpliendo las instrucciones sanitarias y las medidas de prevención para evitar los contagios.

“Ya en fase 2 son medidas bastante restrictivas y se supone que en alguna medida pueden ayudar, pero por supuesto que mientras más restrictivas sean las medidas, se evite estar en contacto con otros y se movilicen mayor será la posibilidad de control, pero al mismo tiempo, tiene sus efectos negativos respecto, por ejemplo, en la salud mental y el dinamismo de la región, entonces hay que tomar las medidas con harta precaución y ver cómo se mantienen en el tiempo”, explica.

“Es importante que los actores locales, los ciudadanos en general, las organizaciones sociales e instituciones puedan dar una opinión sobre cómo ir reforzando estas medidas. La cuarentena que abarca toda la semana siempre está como una opción, el retroceder a una fase anterior, y va a significar una mayor probabilidad de control de los contactos pero al final también tiene sus repercusiones, por tanto, hay que tomar las medidas con toda la información a la mano”, añade el doctor Sapag.

Además, destaca que es necesario fiscalizar la movilidad entre regiones, pues la región vecina de Biobío actualmente atraviesa una situación compleja con una alta cantidad de contagios por coronavirus, por lo que se debe evitar un posible aumento de casos en Ñuble motivado por el movimiento de la población.

“Existe una mayor probabilidad de que en el otro sector las personas lleguen o pasen por diferentes razones como la actividad laboral, lo que también puede incrementar los contagios, por eso en algunas circunstancias se toma una decisión más en bloque, abarcar varias comunas estando atentos a la fiscalización de todas las medidas que se tomen”, dice.

El académico de la PUC recuerda que la trazabilidad, la detección oportuna de los casos y el aislamiento son procesos a los que se tiene que estar siempre atentos, abarcando a toda la región, incluso en aquellos lugares de difícil acceso, y para ello, asegura, es imprescindible la coordinación entre los centros de salud y la Seremi de Salud.

Por otra parte, enfatiza que hoy día “muchos de los contagios que ocurren se dan en niveles intradomiciliarios en general y en espacios cerrados, entonces, hacer un llamado en ese sentido a procurar en la medida de lo posible disminuir el contacto físico, respetar los aforos, tratar de realizar las actividades al aire libre, mantener la distancia física que es fundamental, junto a todas las medidas que se han ido marcando como el uso de mascarilla y lavado de manos que también son fundamentales”, subraya.

Sin fórmula mágica

El infectólogo de la Clínica Universidad de Los Andes y decano de la Facultad de Medicina y Ciencia de la Universidad San Sebastián, doctor Carlos Pérez, respalda las cuarentenas de fin de semana pues considera que tienen un menor impacto negativo en la población.

“Esto es un tema que trata de compatibilizar las medidas sanitarias con las actividades indispensables, básicamente las laborales, porque con una cuarentena completa las personas no pueden movilizarse prácticamente, entonces ahí se hace más difícil sobre todo para las personas que obtienen su sustento diariamente. Entonces, a mí me parece que es razonable porque en el fondo al tener toque de queda, y además limitar la circulación los días de semana a las actividades laborales mínimas y disminuye la posibilidad de contacto entre las personas, así que parece apropiado, es lo que funcionó en la Región Metropolitana, que es la que tiene mayor número de casos y logró bajar finalmente el número de nuevos casos, sin duda que si los casos siguen aumentando van a volver a cuarentena, van a retroceder y eso es lo que no queremos que ocurra”, detalla.

Respecto a las medidas para contener la pandemia por Covid, precisa que “no existe una fórmula mágica, la pandemia sigue existiendo, el virus no ha cambiado su mecanismo de transmisión”. Pérez reitera que el testeo, la búsqueda de casos, el asegurar la trazabilidad de los casos y sus contactos estrechos para ponerlos en aislamiento influyen directamente en el control de los contagios.

“A veces la trazabilidad es incompleta, no se logra identificar a todos los contactos y es ahí donde aumenta el nivel de contagio de la comunidad. En muchos lugares del país, incluyendo la Región Metropolitana, Magallanes y otras regiones, pese a tomarse las medidas se demoró varias semanas que finalmente bajaran los números, porque en la comunidad hay una serie de personas infectadas que contagian a otras personas, entonces, reportar eso toma un tiempo hasta que identifican y aparecen todos los casos que están infectados”, dice.

Hace un llamado a la ciudadanía a ser empáticos y responsables para evitar contagios por coronavirus.

“Es imposible tener tantas personas fiscalizando, de ahí el llamado a la responsabilidad individual, que cada uno de nosotros sepa que podemos infectarnos y contagiar a nuestros seres queridos, a adultos mayores que tengan enfermedades crónicas, la responsabilidad finalmente es de cada persona, por supuesto que también importa la fiscalización y las personas que no lo cumplan van a tener sanciones, pero el llamado es a la conciencia individual y entender que la mayoría de los chilenos seguimos siendo potencialmente susceptibles a enfermarnos, más allá de las normas, las fiscalizaciones y la sanción”, expresa.

Texto: Antonieta Meleń- Susana Núñez

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/