Close
Radio Radio Radio Radio

Tasa de contagios sigue complicando a comunas

Las cifras que se manejan a nivel nacional respecto de la magnitud de la pandemia de coronavirus reflejan cómo ésta ha impactado a la Región de Ñuble, que exhibe los registros acumulados más elevados de Covid-19 a nivel nacional, tanto en número de casos como en un indicador relevante, la tasa por cada 100 mil habitantes, que es un factor clave para decretar cuarentenas obligatorias.

Según datos emanados desde la aplicación desarrollada por Data de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), a través de la Facultad de Matemáticas, recogidos desde los reportes oficiales del Ministerio de Salud, Ñuble está en tercer lugar a nivel de número de contagiados.

Asimismo, varias comunas exhiben índices muy elevados de contagio en relación a sus habitantes, lo que ha llevado a autoridades locales a pedir medidas de excepción, como cuarentenas o cordones sanitarios.

El senador Felipe Harboe (PPD), comentó que la situación por la que atraviesan comunas como Bulnes, capital de Diguillín, y Yungay, es altamente preocupante por lo que requiere que se implementen acciones de emergencia para detener la arremetida del coronavirus.

El parlamentario agregó que las estadísticas de Data UC siguen mostrando a Ñuble en una situación bastante inquietante, con indicadores de contagio por cada cien mil habitantes muy elevados.

El parlamentario planteó que “es preocupante que Ñuble tenga tres de las 10 comunas con mayor tasa de contagio del país: Yungay (247,4), Bulnes (238,9) y Chillán (198,9)”.

Agregó que frente a este escenario, “resulta preocupante que la autoridad no haya tomado ninguna medida especial para Yungay y Bulnes, que tienen tasas mayores a la de Chillán”.

El congresista planteó que “es atemorizador la próxima llegada del invierno, bajas temperaturas, contaminación ambiental y los virus sincicial e influenza. Ese cóctel podría agravar los contagios en la región, por lo que se requiere adoptar medidas preventivas inmediatas y drásticas como la prohibición de uso de leña para calefacción, vacunación masiva y gratuita contra el virus de la influenza y asistencia domiciliaria adultos mayores para evitar su concurrencia a Cesfam o consultorios”.

Adicionalmente, sostuvo, “sería recomendable habilitar hospitales de emergencia en ambas comunas para tener capacidad de respuesta frente a eventual rebrote de Covid-19 o influenza”.

Respecto de la situación comunal, el alcalde de Bulnes, Jorge Hidalgo Oñate, declaró que “la comunidad está intranquila, pues estamos lidiando con un virus que tiene una alta tasa de contagio y que nos ha obligado a extremar medidas de seguridad, pero estas nunca son suficientes, por lo que pedimos más apoyo desde el Gobierno.”.

El edil mencionó que la zona “tiene la segunda tasa de casos más elevada en Ñuble y a nivel nacional estamos en quinto lugar, lo que nos provoca sobresalto por lo que pueda ocurrir en el futuro si esto no se controla”.

Según cifras del Minsal,  las comunas con mayor tasa de contagios por cada cien mil habitantes en Chile son Cabo de Hornos (857,3); Pica (470); Punta Arenas (362,4); Yungay (247,4); Bulnes (238,9); San Juan de La Costa (209,5); Temuco (199,7); Chillán (198,9); Mejillones (182,9) y Osorno (152,8).

El alcalde de Bulnes sostuvo que la comuna tiene las condiciones para establecer cuarentena, pues “además de la elevada tasa, hay sectores muy vulnerables, hacinamiento, pobreza y la gente sigue saliendo a hacer gestiones, lo que las expone a contactos estrechos, lo que es un caldo de cultivo para la propagación de la epidemia”.

Tasa de contagio

La académica de la Universidad de Concepción, Ana María Moraga, explicó que el índice que mide la cantidad de infectados por cada cien mil habitantes es uno de los datos más utilizados para conocer la dimensión de una enfermedad y adoptar medidas.

La profesional agregó que junto con ella, se deben analizar otras variables, como puede ser la densidad poblacional de una zona, pues hay diferencias entre lo que puede ocurrir en comunas con mucha población cercana entre sí, como por ejemplo en la Región Metropolitana, con otras como Ñuble, con menos habitantes.

El epidemiólogo de la Universidad de Santiago de Chile, Doctor en Salud Pública de la Universidad de Pittsburgh, EE.UU., Christian García,  comentó que efectivamente se utilizan otras variables para seguir el curso de la enfermedad y adoptar medidas de control.

El especialista, quien fuera jefe del Departamento de Enfermedades Transmisibles de la División de Prevención y Control de Enfermedades de la Subsecretaría de Salud Pública, indicó que se ocupa igualmente la tasa de incidencia, que da cuenta de los casos nuevos que existen en una población. Se suma la tasa de contagio efectivo, que alude “a lo que en promedio una persona contagia a otras personas de la población”.

García explicó que otro factor que puede ser importantes es la vulnerabilidad que tiene la población, según la cual un punto muy importante es la densidad poblacional, “lo que es un tema gravitante en especial en las grandes ciudades donde las personas están más cercanas unas de otras”.

“Lo otro importante son los espacios donde la gente vive. En zonas donde los hogares son más pequeños y vive más gente, hay que tener mucho cuidado, pues en el momento en que empiecen a ver contagios va a ser muy difícil controlarlo, tal como ocurre en Santiago, con comunas de la periferia”, planteó.

El experto agregó que las estrategias de cuarentena y de distanciamiento social deben mantenerse hasta cuando se vea una disminución efectiva de casos. Mencionó que hay que tener en cuenta que las cifras de hoy “son un reflejo de un proceso que ocurrió en el pasado y que el virus nos lleva constantemente la delantera. De ahí la importancia, que a pesar de que veamos algo hoy, es algo que estuvo pasando en el pasado y hay muchos casos que todavía que no se están detectando claramente. Es por ello que por más que queramos establecer un estándar en cuanto al número de casos que encontramos, es un poco difícil determinarlo exactamente”.

Lo que sí es claro, remarcó, es que “al menos en lo que hoy he podido ver en otros países, es que las medidas se empiezan a relajar una vez que los casos bajan de manera consistente y permanente, no por un par de días, sino que por al menos una o dos semanas. En Chile, por ejemplo, tenemos 500-400 casos todos los días, por varias semanas y es bien estable y probablemente y hasta que no tengamos casos nuevos de 200 o 100 no podemos estar pensando en relajar las medidas”.

“Uno de los factores”

La seremi de Salud, Marta Bravo, confirmó que la tasa de contagio por cada 100 mil habitantes es “uno de los factores a tomar en consideración”, para adoptar medidas en este escenario de epidemia.

Subrayó que “también es importante conocer que existe una tasa de incidencia actual, que es la diaria. Eso significa la cantidad de casos diarios que van aumentando por cada comuna”.

Se suman otros factores más bien sociales, como “cuantos adultos mayores existen en cada población y también cuantas personas con patologías crónicas”.

La profesional agregó que ”son un sinnúmero de factores los que se evalúan y no solamente la tasa de casos de contagio por población”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/