Close
Radio Radio Radio Radio

Siete comunas de Ñuble siguen libres de coronavirus

Mientras muchas comunas de Ñuble, en especial las más habitadas, sufren con el coronavirus, existe un puñado de ellas que hasta ahora se han librado de que la pandemia traspase sus fronteras y genere focos internos que puedan afectar a su población, constituida en muchos casos y en un alto porcentaje por adultos mayores.

Se trata de comunidades con elevado índice de ruralidad, que han abordado el Covid-19 de una manera activa, no siendo meros espectadores de lo que ocurre en el medio general, sino que tomando todas las providencias necesarias para que el virus no ingrese o al menos retrasar su presencia en ellas.

Según las últimas informaciones actualizadas hasta este sábado, la pandemia no había ingresado totalmente a Cobquecura, Ninhue, Quirihue Trehuaco, Portezuelo, Ñiquén y Pemuco. Si bien se han registrado amagos, sospechas y probables infectados, finalmente han sido descartados o han sido derivados a cuarentena, no dando muestras de que se transformen en vectores que diseminen virus.

Las comunas han extremado esfuerzos por evitar a aparición de contagios y quizás la manera más extrema para guarecerse la registró el alcalde de Quirihue Richard Irribarra, quien junto a su par de Coelemu (comuna que tiene tres casos positivos, Alejandro Pedreros) cerraron las puertas de las ciudades a un grupo de la tercera edad proveniente de Bulnes, para impedir que sus respectivas comunas sumaran personas que potencialmente afectaran a la población, indemne hasta ahora en el caso de la capital del Itata.

Factor lejanía

El intendente Martín Arrau manifestó que el hecho que las siete comunas mencionadas estén hasta ahora libres de coronavirus se debería a su elevada tasa de ruralidad y lejanía de sectores urbanos.

Arrau planteó que “son comunas muy rurales. Ñiquén, si no me equivoco, es la comuna con mayor índice de ruralidad del país con cerca de un 80%; son comunas que están bastante alejadas o aisladas. Es lo que hemos reiterado una y otra vez, esas comuna, que están fuera del eje de movimiento como Chillán, Chillán Viejo, Bulnes, Quillón, San Carlos, que mueve un intercambio comercial y social muy importante, tienen una oportunidad enorme y esa oportunidad hay que aprovecharla precisamente aislándonos. Esa no es una decisión de Estado, es una decisión personal de bajar poco a la capital regional, de cuidarnos y evitar los contactos, que es la recomendación más fácil, más barata y más cercana que tenemos y la más efectiva”.

El alcalde de Cobquecura, Julio Fuentes Alarcón, manifestó que no ha sido tarea fácil que la comuna se vea libre del coronavirus, pues tienen una elevada población flotante que si bien ha bajado desde que comenzó la emergencia,  no por ello se ha detenido y permanece incrustada en la zona costera.

La autoridad sostuvo que aún son muchas las personas que han hecho de la comuna del litoral un territorio para pasar la “cuarentena”, lo que ciertamente no es algo que sea del completo gusto de la comunidad,  pues puede ser un factor de riesgo para la diseminación de la enfermedad.

Fuentes planteó que han estado cerca de tener contagios. En primer lugar una nutricionista que trabaja atendiendo público se contagió del Covid-19 en otra ciudad y alcanzó a atender a cuatro pacientes antes de presentar síntomas. La profesional y los usuarios fueron enviados a cuarentena, no presentando estos últimos indicios de la enfermedad al terminar el reposo obligado.

En otra ocasión, un médico de otra comuna,  que tiene una segunda vivienda en Cobquecura, atendió en su casa a un grupo de 23 personas, la mayor parte profesionales. Al poco tiempo el facultativo dio positivo a la epidemia, pero Cobquecura otra vez se salvó de ser afectada.

El último caso que ha estado cerca de dar positivo es el de un surfista de Buchupureo, quien pololea con una profesional de Los Ángeles, pero que trabaja en Yungay, la cual dio positivo al test. El joven está en cuarentena sin dar señales de haber sido infectado.

De esta manera, el Covid-19 se ha “paseado” por el interior de Cobquecura y hasta ahora la zona ha tenido suerte de que ninguna de las personas que han tenido contactos positivos haya desarrollado la patología que tiene en ascuas a Chile y el mundo.

Es por ello que el alcalde reiteró el llamado a las autoridades regionales para controlar la presencia de turistas a través de un cordón sanitario en torno a Cobquecura.

Sanitizaciones preventivas

Una comuna cercana a Cobquecura, como Trehuaco, igualmente está luchando por mantenerse libre de la pandemia. En este caso, detalló Luis Toledo Knothe, director de Tránsito, “la municipalidad realizó desde el primer momento un intenso trabajo para sanitizar calles del sector poblado y además para evitar que la Ruta del Conquistador,  que atraviesa a la comuna, se transforme en una vía por la que ingrese el Covid-19”.

Toledo agregó que “una vez por semana equipos municipales realizan la aspersión de líquidos desinfectantes en toda la comuna y en especial en todos los puntos de mayor afluencia de personas”.

En todo, caso, precisó, las actividades municipales y urbanas en general están muy restringidas, pues la gente ha tomado conciencia de lo grave que puede ser esta enfermedad.

Un hecho que les ha favorecido, comentó, es que tiene una alta tasa de ruralidad y las familias tienen en los propios campos los medios para abastecerse sin tener que recurrir a negocios establecidos.

Lo que preocupa en Trehuaco, advirtió, es que existen muchas personas de otras ciudades de la región o incluso de Santiago con casas en la zona, quienes decidieron pasar la cuarentena  en la comuna, trayendo a familiares cercanos, formándose grupos que eventualmente pueden ser de riesgo.

En el caso de Quirihue, remarcó el alcalde Richard Irribarra, hasta ahora no presentan ningún caso confirmado por Covid-19: “Eso se debe a que hemos tomado serias medidas para retrasar al máximo la llegada del virus a la comuna”.

Irribarra agregó:“tenemos un recinto de salud que carece de especialistas y otros elementos necesarios para combatir un virus como este, por lo que hace tres semanas iniciamos el proceso de sanitización del sector urbano de Quirihue, lo que se repitió la semana pasada, y que incluyó varias calles de poblaciones de la comuna”.

“Queremos que nuestra gente esté bien, por lo que haremos todo lo necesario para cuidarnos. El comercio, en su gran mayoría, acogió nuestra solicitud y cerró sus puertas. Confiamos que el quedarnos en casa ayudará a superar esto de la mejor forma posible”, agregó.

La única de Diguillín

Fuera de la Provincia del Itata, en Diguillín, el alcalde de Pemuco, Johnson Guíñez, sostuvo que desde que comenzó la pandemia han sido estrictos en seguir todas las recomendaciones de organismos de salud, lo que hasta ahora ha impedido que el virus llegue a la comuna. Pero sabe que las iniciativas en desarrollo solo retrasarán el ingreso. Por ello y para cerrar al máximo las opciones de contagio, realizan campañas permanentes de desinfección urbana con cloro y amonio cuaternario en convenio con agricultores y empresas que han dispuesto insumos y maquinarias.

Junto con ello, han reforzado el apoyo a los adultos mayores, contratado equipos de profesionales, entre otras acciones con el fin de proteger a la comunidad y postergar el ingreso de la pandemia a sus fronteras.

En Portezuelo, hasta ahora han tenido suerte de que no tengan casos reportados. El alcalde, René Schuffeneger, precisó que la cercanía y la histórica interacción se ha limitado con el cordón sanitario en la intercomuna, lo que probablemente sea una de las causas de que se hayan visto libres del virus.

Hasta ahora, lo más cercano que han estado del Covid-19 es a través de una profesional de Chillán que trabaja en la comuna, pero que realizó cuarentena en su ciudad natal, sin dejar secuelas en Portezuelo.

Comuna aislada

La alcaldesa de Ninhue, Carmen Blanco, destacó que la ubicación geográfica de la comuna es probablemente lo que ha sido un aliado estratégico para que la población no se haya expuesto al coronavirus.

Precisó:“estamos a más de dos kilómetros hacia dentro de la carretera que lleva a Quirihue y la costa y la gente no ingresa, lo que nos ha favorecido”.

La municipalidad está funcionando al mínimo, de tal manera que el viernes hubo no más de tres personas en su interior. Ella, por su condición de salud, está en cuarentena preventiva en Chillán.

La elevada ruralidad de Ninhue, al igual que Ñiquén, es una de las razones que se esgrimen para que ambas estén libres del contagio que aterra al mundo y preocupa a Chile y Ñuble en general.

La seremi de Salud, Marta Bravo, recalcó que a pesar del aislamiento de las comunas y del cordón sanitario en torno a Chillán, “es importante saber que la red pública de salud y la unidad centralizada de camas que existe en el Ministerio de Salud, va a determinar dónde se debe dirigir(cada paciente) de acuerdo a la distribución y complejidad de las camas y del estado de salud de cada persona”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/