Close
Radio Radio Radio Radio

Sequía reduce en 20-40% rendimientos de semilleros

Si bien las exportaciones nacionales de semilla para siembra al 30 de abril registraban un incremento de 16,7% en comparación con igual periodo de 2019, entre los semilleros de Ñuble existe coincidencia en que el cierre de la temporada 2020 también muestra una caída promedio de 25% en los rendimientos, debido a los efectos de la megasequía en el riego y las altas temperaturas.

Según estadísticas de Odepa, desde la región de Ñuble se exportaron US$14,4 millones en los cuatro primeros meses de 2020, lo que representa un 10,5% del total de embarques nacionales de este rubro.

En esa línea, el director regional del SAG, Eduardo Jeria, destacó los positivos resultados de la temporada en el contexto de la crisis sanitaria, pues pese a la preocupación por los efectos que las retricciones impuestas por la pandemia pudieran tener en la logística, las empresas semilleras de Ñuble lograron mantener el ritmo de sus exportaciones y pudieron cumplir sus compromisos con los clientes del Hemisferio Norte.

“Quiero destacar también el trabajo de los funcionarios y funcionarias del SAG que, pese a la presencia de esta pandemia, durante los meses de marzo y abril mantuvieron las actividades de inspección, muestreo y análisis de laboratorio que nos permiten, finalmente, emitir los certificados que respaldan cada envío al resto del mundo”, destacó Jeria.

Rendimientos

Según expuso el dirigente agrícola Carlos Smith, quien multiplica semillas de girasol, poroto, arveja, soya, pepino, zapallo, maíz y otras hortalizas, ninguna especie tuvo los rendimientos esperados esta temporada, los que dijo, cayeron entre 20 y 40 por ciento, “lo que tiene que ver con la sequía y con las altas temperaturas que tuvimos en verano. Por ejemplo, en maíz las fecundaciones estuvieron muy malas, y yo lo atribuyo a las temperaturas en enero”.

Smith, quien cuenta con 250 hectáreas de semilleros en la cuenca del Diguillín, expresó su preocupación por la lentitud en la concreción de los proyectos de embalse de la región, como La Punilla y Zapallar. “Por ejemplo, yo no tengo seguridad de riego. Yo estoy sobre la cota del canal Laja-Diguillín, por lo tanto, a mí me favorecería el embalse Zapallar”, sostuvo el agricultor, quien enfatizó que la crisis hídrica “ha sido dramática”.

En la temporada 2019-2020, según el SAG, la superficie sembrada de semilleros en la región se incrementó en 11,3%, de 1.769 a 1.970 hectáreas. Según los productores, entre las especies que tuvieron mayores aumentos se encuentra el maíz, la soya y el girasol.

Al respecto, Smith aclaró que las variaciones responden a lo que se produce en el Hemisferio Norte, como bajas en la producción, y a que el dólar más alto también hace más atractivo este rubro, orientado principalmente a la exportación -apenas 146 hectáreas se destinaron al mercado nacional-.

Smith añadió que la sequía está desplazando desde la zona central a Ñuble la actividad. “Las empresas de semillas de O’Higgins y del Maule ya están viniendo a Ñuble y hay presencia de varias empresas que antes no venían, están visitando a la gente, tratando de pololear a algunos productores, lo que hace ver que en la situación del agua en esa zona está muy delicada. Ellos están contratando superficie acá, después se llevan la cosecha y la procesan en sus plantas industriales”, aseveró.

Por su parte, Eduardo de la Sotta, dirigente gremial y gerente general de Curimapu, comentó que “fue un año difícil, primero por la contigencia social que nos afectó, tuvimos problemas con la importación de semillas, y finalmente el tema climático, falta de agua y altas temperaturas, nos afectó el rendimiento de algunos cultivos, como canola, maíz y porotos, en torno a un 20%, principalmente entre aquellos agricultores que no tuvieron suficiente agua para sus cultivos. “Aquellos que tenían riego bajo pivote y con suficiente agua pudieron paliar en cierta medida esta situación”, sostuvo.

En ese sentido, coincidió con Smith respecto a la gravedad de la sequía y en la necesidad de empujar los proyectos de embalses en la región, así como de agilizar la tramitación de inscripciones de pozos en la DGA.

Semilleros certificados

Durante la temporada 2019 – 2020, la cantidad de semilleros certificados de exportación inscritos en Ñuble alcanzó a 153, un 40% más que en el período 2018 – 2019.

La producción de semilla bajo el sistema de certificación varietal para exportación ha ido adquiriendo cada vez mayor importancia en Ñuble, que se posiciona entre las tres regiones más importantes en este rubro.

La certificación varietal es un proceso controlado que busca garantizar la identidad y pureza varietal de las semillas, así como su pureza física, facultad germinativa y calidad sanitaria.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/