Close
Radio Radio Radio Radio

Senda entrega narcotest a Ñuble e inaugura centro femenino

Cristian Cáceres

Hasta hoy viernes, junto a las regiones de La Araucanía, Los Lagos, Aysén y Arica, la Región de Ñuble era una de las cinco que no contaban con un centro de tratamiento para la adicción de drogas exclusivo para mujeres, en el país.

Sin embargo, la inauguración de un nuevo centro para la mujer, que estará bajo la dirección de la ONG Padre Chango, permite a la región contar con este nuevo servicio,  que asoma como clave para poder generar una reinserción social integral para algunas ñublensinas que padecen de alguna adicción a las drogas o al alcohol.

El director nacional de Senda, Carlos Charme, quien viajó a la región para oficializar la inauguración del nuevo centro, explicó que hay 10 cupos para pacientes ambulatorios mensuales y seis para aquellas pacientes que requieran ser internadas.

“En Chile hay más de 500 centros, de ellos 80 son residenciales y 420 ambulatorios. Ñuble ya contaba con cinco centro de tratamientos, pero no había ninguno específico para el tratamiento de las mujeres, y eso era una deuda”, comentó.

Respecto a los 16 cupos habilitados para Ñuble, en Padre Chango, Charme explicó que “esta cantidad de cupos que pudiera parecer poco, obedece a una medida estándar internacional. En todos los países donde se trabaja este tipo de adicciones se opera con comunidades terapéuticas donde por norma, no pude haber muchas personas para poder esperar resultados óptimos”.

El proyecto viene acompañado de un equipo multidisciplinario compuesto por sicólogos, siquiatras, terapeutas y trabajadores sociales, quienes han desarrollado sus perfeccionamientos con un enfoque hacia pacientes mujeres. Se estima que un tratamiento promedio se puede extender por un periodo cercano a los seis meses y un año y medio,dependiendo de cada cuadro.

“Esto es muy importante porque uno de los grandes problemas que tenemos con las mujeres en los centros, es que pareciera que les cuesta acceder a los tratamientos, lo que se debe a muchas razones, entre ellos al miedo a ser estigmatizadas, por vergüenza, porque no tienen con quién dejar a sus hijos, y además, porque les cuesta mantenerse dentro del tratamiento, por eso es importante contar con un equipo que puede resolver gran parte de estos obstáculos y lograr el objetivo que es ayudarlas a decidirse por un tratamiento”, apuntó Charme.

Dos formas de entrar

Existen dos maneras principales para que las mujeres puedan ingresar a este tipo de tratamiento. Uno de ellos es a través de la atención de servicios primarios de la salud, instancia en la que una vez que se detecta que una persona es consumidora constante de algún tipo de droga o de alcohol, se le puede derivar desde ahí a este centro de tratamiento.

Otro camino se encuentra a través del fono de consultas 1412, que es gratuito.“Es un fonodrogas confidencial que funciona las 24 horas de le semana, al que se puede llamar para varias cosas, por ejemplo para consultar cómo detectar si se es o no una persona con problemas de drogas y además, se puede solicitar un examen para realizar el nivel de tamizaje, o de afectación. De ahí, entonces, también se puede derivar al centro”, precisó el director nacional del Senda.

Hace cerca de dos años, el Senda inició junto al Instituto de Sociología de la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Dipres, un estudio de resultados de este tratamiento, cuyas conclusiones se esperan para fines de diciembre.

“Y ese es un estudio que estamos esperando para poder ver qué estamos haciendo bien, qué estamos haciendo mal y qué podemos seguir mejorando y corrigiendo. Aunque no existe un dato duro, la experiencia nos dice que hasta el momento, nuestras pacientes salen mucho mejor que cuando entraron”, detalló.

Tecnología alemana

Otro de los propósitos de la visita de Carlos Charme a la región era hacer entrega de dos nuevos aparatos completos para detectar y medir la presencia de estupefacientes ilícitos en los conductores que circulen por Ñuble.

Se trata de dos narcotest de origen alemán, que quedarán a disposición de Carabineros de tal forma se puedan utilizar en los controles carreteros que a diario se realizan en la región, que desde este viernes ya cuenta con tres de estos aparatos.

“Con ese único narcotest que contaba Carabineros se ha estado trabajando desde enero del año pasado, generando un total de 200 controles carreteros y de ellos un 11,6% de las personas fiscalizadas dio positivo”, precisó Charme, añadiendo que de este 11,6% “un 70% dio positivo en marihuana y el resto en cocaína y sus derivados”.

A diferencia de la aplicación del alcotest (que desde 2012 se han aplicado sobre 5.400 en Ñuble), la del narcotest no es sencillamente aleatorio ni obedece a una aplicación rutinaria y discrecional por parte del personal fiscalizador. Para que se pueda usar el narcotest, se deben advertir ciertas condicionantes en el conductor, como indicios de consumo, olores u otras señales.

Lo anterior se debe a una norma establecida tras el consenso logrado en una mesa de trabajo en la que participó el Senda junto al Ministerio Público, la Subsecretaría de Prevención del Delito, el Ministerio de Salud y Carabineros.

De todas formas, este 11,6% de casos positivos es inferior a la tasa nacional que supera el 14% (en 2019 el país marcó un 20%), promedio que es alto al contrastarlo con cifras internacionales.

“Esto es un tema cultural.  Las personas deben entender que no pueden conducir un vehículo, motorizado o no, ni en estado de ebriedad ni bajo efectos de alguna droga, y eso está establecido en la ley desde mucho antes que aparecieran los narcotest. Pero sí estábamos en una franca deuda con la sociedad para entregarles una herramienta para que Carabineros pudiera aplicarla en los controles”, planteó.

Respecto a los aparatos entregados a Carabineros, fueron fabricados por la empresa alemana Dräger, cuya utilización fue suscrita por la propia policía de ese país y otros como Nueva Zelanda, Francia, España, Inglaterra o Brasil.

Respecto a su funcionamiento, Carabineros podrá someter a cualquier conductor a un examen de saliva, a través de un kit de prueba desechable, el que debe ser entregado envuelto y sellado.

El kit cuenta con un hisopo que se debe poner por dentro de la boca, las encías, por la lengua y por las mejillas, hasta que un indicador se ponga de color azul. Posteriormente, el hisopo se tapa y es introducido a un lector el que tarda entre seis a 15 minutos en arrojar un voucher con el resultado del examen.

Esta máquina es capaz de detectar cocaína, marihuana, opiáceos, metanfetamina y anfetamina con un con un 99% de exactitud

Actualmente, Carabineros realiza cerca de tres mil controles vehiculares semanalmente y conforme a lo explicado por el general Mario Sepúlveda, jefe de la XVI Zona de Carabineros Ñuble, “semanalmente estamos sacando de circulación entre 10 y 12 personas por manejar bajo efectos del alcohol o algún tipo de drogas”.

Respecto a estos nuevos narcotest, el general advirtió que pese a que quedarán a disposición de la SIAT Ñuble, “también se van a utilizar en los servicios de ronda con personal capacitado por Senda, para la operación de estos equipos”.

Consumo de fármacos

En estricto rigor, estos nuevos narcotest comenzaron a operar el pasado jueves en la noche, en Chillán.

A modo de balance, la directora regional del Senda, Carmen Gómez, explicó que “se realizó un número importante de controles, no hubo positivos ni en narcotest ni en alcotest, así que estamos tranquilos porque hay una responsabilidad patente en la comunidad”.

La directora regional entregó, finalmente, las cifras del cuestionario aplicado en la región entre el 6 y el 27 de junio 2020.

Con 438 personas sobre 18 años encuestadas, el 49,1% declaró consumir menos alcohol desde el inicio del estado de excepción por la pandemia, principalmente debido al cierre de bares y restorantes.

Pero otro 18,8% asegura que ha tomado más. Y de ellos, el 63,5% se justificó en la aparición de cuadros de ansiedad, estrés y depresión generados por la contingencia sanitaria.

Sin embargo, una de las preocupaciones que hay actualmente en el Senda Ñuble es que un 50% de los encuestados asegura que aumentó su consumo de medicamentos sin receta médica (como tramal y clonazepam) desde el inicio de la pandemia.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/