Close
Radio Radio Radio Radio

Recuperados de Covid-19 viven con angustia y temor tras superar la enfermedad

El Covid-19 ataca a las personas de diferentes maneras, dependiendo de la edad y las enfermedades de base. Los contagiados manifiestan síntomas como intensos dolores de cabeza y garganta, tos seca, pérdida del gusto y el olfato, cansancio corporal, y hasta pueden llegar a provocar cuadros más complejos como neumonía o pulmonía.

Además de los síntomas propios de la enfermedad, las personas que han superado la enfermedad revelan que también se sintieron afectados emocionalmente, desarrollando ansiedad y pánico. Confiesan que estando ya recuperados y tras retomar sus actividades cotidianas, aún viven con angustia.

Como en el caso de Paula Ortiz, quien tras ser notificada como Covid positivo, cumplió el confinamiento obligatorio en su hogar tomando los resguardos establecidos, pero aún así su mamá terminó contagiada, lo que desencadenó un escenario de preocupación que conserva hasta el día de hoy.

“En mis días de encierro bajó un miedo, temor y preocupación porque mi mamá estaba hospitalizada, no la podía visitar, eso me generó un estrés, y junto al estar lejos de mi hija me llevó a desarrollar una crisis de pánico leve. Tenía miedo, no quería salir a la calle, no quería tener contacto con gente cercana, por lo que fui al psiquiatra y entré en medicación, aparte de que dormía pésimo, despertaba cada dos horas”, dice la kinesióloga sancarlina, de 34 años.

Tras 24 días de aislamiento recibió el alza de cuarentena, Paula estuvo con licencia psiquiátrica. Recuerda que en esos momentos sintió estrés y lloraba mucho.

“Tenía un temor e inseguridad de volver a trabajar porque tú no sabes si te vas a volver a contagiar, si te repetirá mucho más fuerte. Tuve una leve disnea, trabajo en un tercer piso y al subir las escaleras llego muy cansada, pero igual las uso para mejorar mi condición pulmonar y estado físico”, expresa.

Agradece que contrajo el coronavirus al principio de la pandemia, pues considera que los casos reportados en la actualidad son mucho más complejos.

“Uno da gracias a Dios de que vivimos esto al principio, porque siento que al principio el virus no era tan fuerte. También el sistema de urgencias estaba un poco más libre, enfermarse ahora, en estos momentos, no te asegura si te van a atender porque la urgencia está colapsada. Fue bueno haberme contagiado al principio”, manifiesta.

Ya trabajando a cabalidad en el Cesfam Michelle Machelet de Chillán Viejo, Paula se siente más tranquila y continúa tomando las medidas sanitarias para no llevar el virus a su casa y contagiar a su núcleo familiar.

“Mucho se puede decir de que lograste tener la inmunidad, que tu examen salió bueno pero no sabes hasta cuando te dura la inmunidad o qué tan fuerte es, entonces hay que vivir con todas las precauciones y resguardos al llegar a mi casa, quitarme la ropa, desinfectar mi cartera y zapatos para no volver a pasar por lo mismo, y más aún que ya estoy con mi hija”, señala.

Sobreviviente

La concejal del Partido Comunista (PC) en la comuna de Bulnes, Thelma Guzmán, fue diagnosticada con Covid-19 el pasado 24 de marzo. Estuvo 25 días en cuarentena, aislada dentro de su pieza, mientras el resto de la familia compartió los otros espacios del domicilio.

Destaca que al retomar sus actividades en terreno, en diversos sectores de la comuna, al inicio se sintió rechazada por las personas, quienes temían que la edil pudiera transmitirles el virus. Hoy día, Thelma reconoce que sigue con miedo, pero eso no le impide recorrer la capital de la provincia de Diguillín.

“Ahora uno igual mantiene miedo y momentos de angustia. Lo otro, es que seguí con mis actividades con la comunidad, los vecinos en diferentes sectores y es donde realmente se ve a los afectados por esta pandemia, no es solamente es el tema del contagio en sí, sino de todo lo que ha impactado en lo social y en la gente, en lo económico, las necesidades y desigualdades que se han visto en esta pandemia”, comenta.

A la fecha, el Covid ha dejado más de 4.000 fallecidos a lo largo del país, por lo que la concejal se siente una sobreviviente de la crisis sanitaria.

“Al ver lo mortal que puede llegar a ser, me siento una sobreviviente porque a lo mejor tuve la suerte o tal vez mi estado físico influyó en que esto no llegara más allá, pero esto es de vida o muerte. El haberlo superado a uno le da fortalezas, pero cuando estás con la enfermedad y todos los síntomas uno sabe hasta qué punto van a llegar esos síntomas, y ese es el miedo”, subraya.

Agrega que al salir a sus actividades como edil o al Hospital de Bulnes, donde trabaja en el área administrativa, sigue las medidas preventivas para evitar contagiar a su esposo o hijos. “Tomo todas las precauciones porque sabemos lo que sufre la gente o lo que puede pasar si se contagian”.

Privilegiada

Viviana Constanzo, de 30 años, recuerda que hizo una cuarentena de 14 días en su casa, y luego la Seremi de Salud le notificó 14 días más de aislamiento porque aún manifestaba síntomas del Covid.

“Lo que más afectó fue el tema psicológico, uno está pensando que ‘ahora estoy bien, pero cómo estaré al más rato, ¿me irá a faltar la respiración?’. Por el reposo, uno tiene mucho tiempo para estar pensando en esas cosas”, relata.

Los cuestionamientos que rondaron su cabeza mientras estuvo aislada siguen vivos. “Hay harto temor todavía porque aún no está claro si es que puede haber un recontagio, y es super angustiante el saber si me voy a contagiar de nuevo, y más si día a día nos llegan pacientes positivas”, revela.

Viviana, quien se desempeña como técnico en Enfermería en el área de maternidad del Hospital de Chillán, manifiesta que antes de regresar al trabajo se realizó de manera particular el examen para asegurarse que ya no estaba contagiada.

“Después de retomar el trabajo me dio miedo volver por no sentirme bien todavía y me tomé yo misma el examen de nuevo de forma particular porque quería volver segura, a ninguno le aseguran que ya no tengan el virus en su cuerpo, entonces no está esa seguridad que a los 14 o 28 días ya no estará el virus en tu cuerpo”, indica.

Dice ser una persona privilegiada por el hecho de que el coronavirus no se manifestó con síntomas fuertes y no requirió ser ingresada a una UCI. “Siento que el peso emocional es bastante”, añade.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/