Close
Radio Radio Radio Radio

Reactivación de Pymes

Si bien las proyecciones para este año apuntan a una recuperación de la actividad económica, que se traduciría en un crecimiento del PIB en torno a 6% según distintas organizaciones y agencias internacionales, la reactivación efectiva de las pequeñas y medianas empresas tomará más tiempo en hacerse notar, con el acceso a financiamiento como la principal piedra de tope.

Precisamente, en una reunión telemática sostenida ayer entre la Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas (Asimet) y el presidente del Banco Central, Mario Marcel, se analizaron las dificultades que enfrenta dicho sector, y que son extensivas a la mayoría de las actividades económicas, principalmente en las empresas de menor tamaño.

Y aunque los empresarios se mostraron optimistas respecto de su desempeño durante este primer semestre, advirtieron sobre el problema del financiamiento y subrayaron que el Fogape Reactiva -o Fogape 2.0- no es suficiente para enfrentar los efectos de la crisis.

En esa línea, criticaron el rol de los bancos, de hecho, los acusaron de no estar alineados con los propósitos de la reactivación de las empresas. Muchos coincidieron en que los bancos “se mueven por el riesgo” y en ese sentido, exigen “sobregarantizar”. En algunos créditos Fogape Reactiva, los bancos estarían pidiendo un doble aval, indicaron.

Pero los problemas no acaban ahí, pues también existe una gran inquietud por la incertidumbre política -debido al proceso constitucional-, por el clima de violencia y desorden que se observa en algunas regiones; por las posibles nuevas cuarentenas que pondrán en riesgo la continuidad productiva; por la escasez de materias primas importadas y mano de obra; y por la competencia de productos importados chinos en el mercado nacional. En el caso de los exportadores, también les ha afectado la falta de naves para embarcar productos de exportación y el aumento de tarifas de los fletes marítimos.

Frente a este escenario, desde el mundo empresarial manifestaron que para lograr una reactivación efectiva se requiere sumar más medidas, como por ejemplo, un mejor control a los bancos que deben operar los créditos con aval del Estado.

Pero también destacaron que es clave reducir los niveles de incertidumbre, porque el llamado “juego político” ya estaría teniendo un efecto de frenado en los mercados; así como también asegurar la paz social y el orden público; continuar con el rápido proceso de vacunación; la activación de proyectos viales e infraestructura; incentivos tributarios a la inversión; la eliminación de la hora de punta para el consumo eléctrico entre abril y septiembre; programas de reconversión de maquinaria productiva y creación de centros de manufactura avanzada en conjunto con universidades, enfocado a labores productivas concretas.

Son medidas que, por un lado, despejarían la incertidumbre, lo que contribuye a reactivar inversiones y la toma de decisiones en general; y por otro lado, son medidas que inyectarían liquidez o aliviarían la pesada carga financiera que hoy le impide a las pequeñas y medianas empresas recuperar su dinamismo y volver a generar empleos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/