Close
Radio Radio Radio Radio

Quirihuano logró regular sus finanzas tras la compra de su deuda con extinta universidad

El quirihuano, Jonathan Chandía, fue uno de los estudiantes que logró recuperar su tranquilidad tras terminar con todo rastro de una deuda que se arrastraba en el pasado con la extinta Universidad Arcis.

David Cortés fue quien le permitió “limpiar sus antecedentes”, ya que compró su deuda y la de otros estudiantes de la ex casa de estudios, para que pudieran regularizar sus finanzas.

El relojero, de oficio, adquirió a través de un remate, por un millón de pesos, diversos documentos que correspondían al explantel, entre los que se contaban más de mil cheques protestados y casi 40 cajas con archivadores con pagarés morosos que ascienden a más de $10 mil millones.

Los documentos de deuda son importantes para los ex alumnos, ya que a pesar de estar prescritos son necesarios para poder tomar otro tipo de créditos e incluso obtener los certificados de título.

Dos pagarés del ñublensino, egresado de derecho, eran parte de esa documentación, los que iban destinados a cancelar su examen de grado, ya que sus años de educación fueron financiados por una beca.

“Este caballero pasó a ser un héroe, porque nos permite a varios de nosotros salir de Dicom. De hecho, mi deuda asciende a dos millones aproximadamente y tienen que haber compañeros endeudados por mucho más, 20 a 10 millones de pesos. Él nos viene alivianar esa carga de manera de importante. Salgo de ser deudor de una institución que ya no existe, ahora puedo ser “sujeto de crédito”, explicó Jonathan.

“Muchas deudas están prescritas, porque son más de cinco años. La mía es de 2016, por lo tanto, ya estaban los cinco años de prescripción, así que él utiliza esto para que podamos limpiar nuestros papeles y que no afecte a nuestras familias, porque ellos eran quienes nos respaldaban en ese momento con los gastos”, agregó.

En mayo pasado Jonathan logró establecer contacto con David para dar término a una preocupación que se arrastraba desde los periodos de 2016-2017.

“Él se comunicó con la organización de estudiantes de Arcis, presidida por Sandra Beltrami, y ella se contactó con este caballero y nos dio el número de contacto. Cada uno se contactó con él y después de hablar conmigo rompió pagaré y le dí las gracias infinitas. Lo llamé a principios de mayo y fui casi de los primeros que hablé con él, para poder solucionar el problema”, indicó.

Jonathan comentó que por dicha acción David no le pidió nada a cambio, ya que lo hizo motivado por un “profundo sentir cristiano” y como un “buen samaritano”.

Candidato constituyente 

En el presente el egresado de derecho se encuentra enfocado en trabajar de manera independiente en un estudio jurídico como abogado y también como activista social, tras perder la elección de constituyentes en mayo pasado.

La esperanza de transformar Chile, el deseo de acabar con el modelo neoliberal y apuntar hacia una sociedad justa y digna, eran las ideas que sostenían su candidatura, inspirada en las enseñanzas del fallecido experto constitucionalista, Alfonso Insunza, abogado querellante en caso Riggs, con quien compartió también como ayudante durante un año.

“Nosotros quedamos bastante contentos con los resultados. Si bien es cierto no obtuvimos un lugar dentro de los cargos, en la comuna Quirihue fuimos primera mayoría entre los 40 candidatos en la constituyente. En Trehuaco y Cobquecura tercera mayoría individual dentro de los candidatos. En nuestra lista Aprueba Dignidad sacamos alrededor de 3.200 votos con una campaña muy austera”, detalló.

Si bien no consiguió un lugar se declaró disponible para trabajar con independientes elegidos por el distrito 19.

“Me pone contento que César Uribe haya logrado imponerse en una altísima mayoría, porque tenemos muchas cosas en común.  Conversamos harto  y tenemos varios puntos en común, así que en lo personal me siento representado y también tenemos una reunión con Carolina, para ponernos a disposición de ellos”, comentó.

Activista

El activismo ha ocupado un lugar importante en la vida de Jonathan, quien forma parte del Movimiento por la Defensa del Agua, la Tierra y el Medio Ambiente (Modatima).

“Hay una lucha que tiene que ver con la recuperación de agua, reconociendo como derecho humano, y que desde el punto de vista productivo, estén detrás los intereses individuales o privado de las empresas. Estamos en contra de aquellos que acaparan los derechos de aprovechamiento de agua, que muchas veces no son utilizados en sus propios predios, sino que hacen negocios, los venden o subarriendan a otras compañías”, manifestó.

Actualmente está enfocado en potenciar al movimiento “Itata Somos Todos”, en el que existe una mirada vigilante ante proyectos de gran envergadura de energía solar y eléctrica que se pretenden ejecutar en el territorio.

“Más que estar en contra, queremos que haya un desarrollo sustentable, que asegure, primero, todas las necesidades de nuestra generación actual y que no comprometa los recursos que nosotros vamos a heredar a las generaciones futuras. (…) Hemos sido una zona que ha sido desplazada históricamente y ha sido sometida al monocultivo de pino y eucaliptus, que prometió en los 80 ser un impulso para la comunidad y no ha sido así”, expresó.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/