Close
Radio Radio Radio Radio

Publican diálogos telefónicos interceptados en el “caso led”

Es posible que no haya abogado penalista en Ñuble que no esté –por lo menos- pendiente de los pormenores y controversias que ha generado el llamado “Caso Led”, que hasta el momento, cuenta con solo un colegiado de la plaza, Giovanni Gotelli, representando a uno de los dos imputados en este caso de presunta corrupción, de proporciones inéditas en la región.

Y a muchos de los juristas locales les llamó la atención que el abogado Juan Carlos Manríquez, defensor de Ricardo Vallejos, el otro chillanejo imputado, haya decidido presentar un requerimiento al Tribunal Constitucional (TC) para conseguir su excarcelamiento, lo que a la fecha no se ha logrado en ninguna sede del Poder Judicial.

Esta extrañeza se debe a que el TC suele ser de plazos bastante más parsimoniosos que los del Poder Judicial. Sin embargo, tal requerimiento tuvo un efecto totalmente inesperado: El TC subió a su página e hizo públicos antecedentes de la causa que a la fecha estaban en calidad de secretos, a petición del Ministerio Público.

Entre ellas, las transcripciones de los diálogos telefónicos entre Marcelo Campos (entonces asesor jurídico de la Municipalidad de Chillán), Marcelo Lefort (dueño de la empresa investigada por soborno) y Ricardo Vallejos (quien era el administrador municipal hasta el día de su detención). Conversaciones de las que la Fiscalía desprende presunto cohecho, soborno, violación de secreto; y algunos abogados querellantes como Remberto Valdés, representante de los concejales de Chillán, leen en estos diálogos el delito de asociación ilícita.

Y no solo eso. Se precisó la identidad de las seis personas sobre cuyos domicilios se solicitó orden de allanamiento, con descerrajamiento de ser necesario, por la PDI el pasado 5 de mayo, día en que se detuvo a Campos, Vallejos, Lefort y a otros 13 imputados en la comuna de Iquique. Entre ellas la abogada de la municipalidad, Carolina Zuleta, quien no obstante aseguró tras el operativo que no se había visto afectada por la orden de entrada y registro, sino que había ido a declarar de manera voluntaria a la PDI.

Los otros personeros sobre los cuales se solicitó allanamiento, aparte de Campos, Vallejos y Zuleta, fueron el exconcejal y encargado del Departamento Eléctrico del municipio, Domingo Díaz; el empresario y abogado Víctor Amado, y los arquitectos Debora Farías y Nelson Anabalón, los que no fueron formalizados tras este episodio policial y no necesariamente estarían involucrados en los actos ilícitos en cuestión.

Otros nombres son identificados en estos escritos. Entre ellos, el de Pedro Guerra, segundo al mano de Itelecom (y que ya tiene una notificación para ser formalizado), y el de los empresarios Víctor Amado y Giorgio Benucci, ambos socios y relacionados a las empresas que se adjudicaron las licitaciones de la recolección de basura y la concesión de las Termas de Chillán, a quienes se asocia, en la carpeta investigativa, con Lefort.

En el escrito hay nuevos antecedentes. Y uno dice relación con el rol de los concejales en la aprobación de la licitación. “Él (el concejal Camilo Benavente) no es parte del equipo”, fue la frase, tomada de una conversación telefónica,  con la que Campos le explicaría a Lefort, porqué el edil PPD era un verdadero obstáculo para que Itelecom se quedara con la licitación. De esta manera se da a entender en el escrito que podría –en efecto- haber otros concejales que sí serían parte de ese equipo.

Felipe Letelier y San Carlos

Uno de los misterios respecto al caso Led era la razón del porqué esta se había iniciado procesalmente en el Juzgado de Garantía de San Carlos, y no en el de Chillán que es donde supuestamente se había ejecutado el delito.

El informe fiscal lo explica de la siguiente manera: “con fecha 23 de enero de 2019, se generó investigación en causa (…) en la fiscalía local de San Carlos, luego de una reunión de fiscales regionales para coordinar las investigaciones que daban cuenta de tratativas de la empresa Itelecom para contactar y acceder a funcionarios públicos, a fin de lograr la adjudicación en licitaciones públicas de alumbrado eléctrico, dentro de los que figuraba la Ilustre Municipalidad de San Carlos”

El escrito añade que “consta en la carpeta investigativa, entre otras escuchas telefónicas, dos conversaciones, una del 29 de marzo de 2019 y otra de fecha 2 de abril de 2019, entre el ex honorable diputado del distrito 42, Felipe Letelier, con el subgerente de la empresa Itelecom Pedro Guerra Guerrero, donde hacen referencia a documentos que le habrían remitido al operador local Gonzalo Leiva de San Carlos, quien sería la persona que va a operar en dicha comuna”.

Los defensores, desde iniciado el proceso, han tratado de que el Juzgado de Garantía de San Carlos se declarara incompetente, sin conseguir su objetivo. Incluso se intentó que se inhabilitara a la jueza Claudia Gómez, titular de esa plaza, lo que tampoco se concretó.

El operador de Lefort

Conforme al requerimiento fiscal se desprende de las conversaciones telefónicas, que la empresa Itelecom presuntamente modificó a su gusto en reuniones sostenidas para ese efecto con Marcelo Campos, la pauta de evaluación de la licitación. También que Campos habría hecho entrega de material físico a Lefort sobre las bases administrativas, propiciando el estudio de las mismas para ofertar una propuesta que asegurara la adjudicación. También los audios dan cuenta de que Lefort pagaba los gastos de estadía y traslado a Campos al hotel del Casino Monticello, Casino de Talca y Mesón Nerudiano en la comuna de Recoleta ciudad de Santiago.

A través de las investigaciones hechas en la Municipalidad de Iquique, la Fiscalía plantea haber descubierto el modus operandi de Itelecom, la que buscaba mediante eventuales sobornos millonarios conocer las bases de las licitaciones y conseguir los favores de un operador dentro de cada municipio, para que se asegurara el éxito de la propuesta.

Concluyen además que “la empresa por medio del operador local, influye en miembros del Consejo Municipal respectivo, para lograr la adjudicación, ofreciendo dinero a quienes participen, el que se paga en dos parcialidades, la primera una vez firmado el contrato de adjudicación de la licitación y un segundo pago contra la recepción final la obra”.

Las primeras conversaciones telefónicas interceptadas entre Campos, Lefort y Pedro Guerra datan de octubre del 2019. En ellas se presenta a Lefort y Campos dando detalles sobre un supuesto apoyo en estas tratativas ilícitas de personal del Ministerio de Energía.

Se detalla que Campos le contó a Lefort que a la directora de proyectos de la municipalidad le dijo:  “las bases las hacemos nosotros, señora directora, (…) y es responsabilidad suya, así lo dice la ley, si hacen un sumario se lo van a hacer a usted, no se lo van a hacer al Municipio (…) eso lo tenemos clarito”.

Frase que para el querellante de la causa, Remberto Valdés, “es una clara presión que el señor Campos estaba ejerciendo sobre algunos funcionarios municipales para que sus tratativas con Itelecom no se vieran frustradas”.

El rol de los concejales: “equipo” Led

Se explicita en la carpeta investigativa también que “en el mes de abril de 2020, y luego de que un concejal (concejal Benavente) sospechara de la efectividad de la propuesta Itelecom, Lefort Hernández se comunica con Campos Henríquez para consultar si el concejal que está “molestando” pertenece al “equipo”, a lo que Campos le dice que ese concejal, que es de derecha (en rigor es del PPD), no es parte del equipo y que siempre va a existir uno que no va a ser parte y que va a molestar, sobre todo si tiene la intención de ser alcalde, pero que esté tranquilo, que él se anticipa a todo”.

La Fiscalía concluye que “queda meridianamente claro que existiría dentro del Concejo Municipal, del municipio y más específicamente en el departamento de Secplan un equipo que está trabajando para el operador Marcelo Campos, con la finalidad de asegurar la adjudicación a Itelecom y que estaría logrando su objetivo”.

Un reloj Cartier de $3 millones

Víctor Amado, abogado santiaguino, socio y controlador de la empresa Dimensión, firma que se adjudicó la millonaria licitación de la basura en Chillán el año 2019, también es citado en este requerimiento, debido a que era constantemente nombrado como “flaco” o “vitoco” en las llamadas telefónicas entre Lefort y Campos.

Fue Amado quien dejó – 21 de abril de 2020- a Lefort  en las inmediaciones de una notaría de Chillán, dirigiéndose en el vehículo en que viajaban hasta calle Itata de Chillán, “donde entregó en un edificio de departamentos, a personas no identificadas a la fecha, presumiblemente dinero en efectivo por pago de las tratativas (contamos en la carpeta de investigación con fotografías del momento en que Amado saca desde el portamaletas un bolso y cuando regresa al vehículo, sin el mismo)”, se detalla.

En todo este proceso, hay innumerables llamados entre Lefort y Marcelo Campos, donde este último les entrega diversas indicaciones relativas a la firma del contrato.

Una de ellas se produce en el viaje de regreso de Lefort y Amado a Santiago, donde conversan en voz alta con la cónyuge del dueño de Itelecom, escuchándose cuando Amado le refiere a viva voz a la cónyuge que “lo tengo rico, millonario a éste huevón”.

Otra llamada da cuenta de Lefort diciéndole a un tercero no identificado que “necesita comprarle un regalo a Amado, por su ayuda para ganar varias licitaciones en el sur, entre ellas la de Chillán, acordando la compra de un reloj Cartier  para Amado, que tendría un precio superior a 3 millones de pesos”.

Estos antecedentes, dice el texto fiscal “permiten afirmar la existencia de sospechas fundadas basados en hechos determinados que Víctor Amado, también intervendría en la actividad ilícita”.

El pago de $37 millones

Si bien el exadministrador municipal Ricardo Vallejos es menos citado en el requerimiento que Marcelo Campos, hay algunos diálogos interceptados en los que para la Fiscalía se habla en código respecto a la recepción de los dineros de la coima que Lefort había quedado de entregarle a Campos en Santiago, ciudad a la que había viajado supuestamente a ver a un médico.

La transcripción literal es la siguiente: “Ricardo: Lo importante es que tiene contactado a sus dos doctores y que uno lo ve. Marcelo: ¡Sí señor, sí señor, sí señor! Ricardo: Usted no sabe la preocupación. Marcelo: sí, sí entiendo pus hueón y por eso mismo también estoy urgido, porque uno preocupa a los amigos, y toda la cosa… Ricardo: Puta eso es puh. No solamente a la familia. Ricardo: Somos varios los que estamos ahí de su salud. Marcelo: Sí, claro. Ricardo: El doctor ahí, está bien y que el otro doctor lo ratifique, puta. Marcelo: Sí… claro …Mmm. Ricardo: Sí, yo creo que todavía no estamos, mmm yo creo, insisto, Quizá, para que vea que somos varios que estamos empujando para que usted.. Marcelo: No, Yo sé que mientras no esté confirmado que esté todo bien, usted va a estar al tanto, ahí pendiente. Por el cariño que nos une poh”.

Campos y Vallejos están actualmente en prisión preventiva, junto a Lefort y los funcionarios involucrados en la comuna de Iquique. Algunos de ellos ya prestaron declaración y confesaron que recibían una coima de $10 millones por cada etapa de la licitación en la que Itelecom avanzaba.

En la tarde del 5 de mayo, Campos fue detenido por la PDI cuando regresaba de Santiago a Chillán. En su vehículo fue hallado un maletín con la suma de $37 millones en efectivo.

La Fiscalía Regional de Ñuble y su jefa, Nayalet Mansilla, están a cargo de la causa a nivel nacional.

Además de este requerimiento, se investiga a los involucrados por lavado de activos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/