Close
Radio Radio Radio Radio

Proyecto UdeC utiliza desechos ganaderos para producir biocarbón

Conocido es que los sistemas ganaderos generan una gran cantidad de desechos que pueden producir problemas ambientales si su manejo es inadecuado. Una alternativa de uso es mediante la pirólisis para producir biocarbón o biochar, menciona la académica del Departamento de Suelos y Recursos Naturales de la Facultad de Agronomía, de la Universidad de Concepción, Dra. Cristina Muñoz, quien ejecutó un proyecto Fondecyt con el que implementó un pirolizador móvil para apoyar el manejo de desechos ganaderos a nivel predial.

Este proyecto planteó la producción de biocarbón desde desechos de diferentes sistemas productivos (plantel avícola, porcino y producción ganadera de vacunos) para usar el biocarbón como material mejorador de suelos degradados.

“Es una tecnología que deseamos instalar a nivel regional, ya que es una iniciativa relacionada con el manejo de los purines, que es la pirólisis, la combustión a alta temperatura y con baja presencia de oxígeno, para producir biocarbón, el cual tiene múltiples usos, tanto para el suelo como para el medio ambiente. Es un material que puede ser usado para mejorar propiedades físicas del suelo, ya que genera alta porosidad y también es un elemento que permite el secuestro de carbono atmosférico, o sea evita que el carbono que está en el residuo se devuelva a la atmósfera convertido en CO2, que es lo que contribuye al cambio climático”, aseguró la investigadora.

La académica junto al Dr. Erick Zagal, del mismo Departamento, y estudiantes tanto de la carrera de Agronomía como del Programa de Postgrado de la Facultad, realizaron diversos experimentos, de laboratorio y de terreno, en suelos de diferente origen (volcánicos y no volcánicos) y se evaluó el efecto a corto y mediano plazo (6 meses y 1 año) en cuanto a los cambios en las emisiones de gases de efecto invernadero, propiedades químicas y biológicas de los suelos y en la productividad de forrajeras mediante la aplicación de biocarbón.

Tras este trabajo desarrollado por tres años, se lograron importantes resultados, destacando entre elos, que los biocarbones incrementaron el pH de los suelos ácidos y aportaron nutrientes como fósforo y potasio disponible.

Además, la Dra. Cristina Muñoz manifestó que “el biocarbón de estiércol de vacuno disminuyó las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y metano (CH4) en suelos volcánicos y no volcánicos, e incluso disminuyen las emisiones de CO2 al ser mezclado con estiércol fresco comparado al estiércol sin biocarbón, siendo una prometedora alternativa para mitigar las emisiones que producen el calentamiento global”.

En este mismo sentido, destacó que “el biocarbón producido de estiércol de vacuno y cerdo incrementaron los contenidos de carbono total de los suelos, siendo un carbono estable y de larga duración que perdurará en los suelos a largo plazo”.

Respecto a la investigación realizada, la Dra. Muñoz también se refirió a que “el material producido por la pirólisis de desechos avícolas (camas de aves) posee propiedades distintas al biocarbón de los otros desechos aquí estudiados, teniendo mayores niveles de nitrógeno (amonio y nitrato) pero un menor nivel de carbono estabilizado; debiendo tenerse en consideración las emisiones de óxido nitroso que pudiera generar”.

De acuerdo a lo explicado por la investigadora se concluye que la aplicación a los suelos de biocarbón a partir de desechos de ganado bovino y de cerdo son prometedoras alternativas para disminuir el impacto ambiental de estos sistemas productivos; proporcionando carbono estable y que adicionalmente mejora diversas propiedades químicas especialmente en suelos degradados con problemas de acidez y/o baja fertilidad.

Finalmente, la Dra. Cristina Muñoz comentó que esta línea de investigación se ve fortalecida por la creación del “Laboratorio de materiales carbonos y agricultura” el cual dirige, y que permitirá realizar investigación asociada con otras universidades o empresas agrícolas que requieran evaluar una opción para manejar sus desechos orgánicos.

Cabe destacar que en países como Nueva Zelanda, España y Canadá hay grupos específicos que están trabajando en el uso de este material para diversos fines; utilizando diversos tipos de residuos, ya sea desde residuos de poda y cualquier material orgánico que se pueda pirolizar o combustionar.

Este material lo podrían utilizar tanto las grandes empresas como pequeños y medianos productores, “queremos llegar a obtener un material homogéneo y comercializable, donde los productores pudieran tener sus propias plantas de pirólisis y generar un producto que sea de interés para viveristas, para huertos de ciudades o plantas ornamentales. Entonces, es un material que tiene harto potencial de uso”, puntualizó Cristina Muñoz.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/