Close
Radio Radio Radio Radio

Proyectan evolución de la pandemia en Ñuble tras alto nivel de vacunación

La Región de Ñuble ha tenido un destacable proceso de vacunación contra el Covid-19. A la fecha registra una cobertura de un 53,3% de la población objetivo con las dos dosis, lo que la posiciona como la segunda región a nivel nacional con mayor cantidad de personas inoculadas.

También es la región con menor cantidad de rezagados, con un 12,8%, y tiene el 85% de los profesionales de la educación con el esquema de inmunización completo.

Estos buenos indicadores son relevantes para el control de la pandemia, y ya empiezan a verse los primeros resultados de sus efectos en la disminución de las edades que desarrollan cuadros graves de la enfermedad, y se espera que de manera progresiva, esto permita recuperar ciertas libertades, de la mano de las medidas de autocuidado.

“Nuestra apuesta es que efectivamente la vacunación comience a mostrar una tendencia positiva en cuanto a la reducción de personas que cursan cuadros de Covid-19 en una fase más aguda, con necesidad de ingreso a una Unidad de Cuidados Intensivos y conexión a ventilación mecánica. Cerramos abril con una evidencia concreta al respecto y se relaciona con que las personas mayores de 70 años, que son grupos que recibieron las dosis de la vacuna al comienzo de este proceso, registran un descenso importante en el número de pacientes críticos. Es decir, han desarrollado la respuesta inmune esperable después de transcurridos al menos 15 días de administrada la segunda dosis”, explicó el subdirector de Gestión de Asistencial del Servicio de Salud Ñuble, Max Besser.

El doctor afirmó que hasta el momento la evidencia permite señalar que actualmente la letalidad de la enfermedad es más baja que el año pasado, es decir, del total de personas que se enferman de Covid, hoy mueren menos que el año pasado, alcanzando un 1,5%, versus el 2% que se registró en el 2020.

“Con este indicador, uno debería esperar que las proyecciones fueran a la baja, sin embargo, este comportamiento es multifactorial, no depende solo del proceso de vacunación. Por lo pronto podríamos sostener que, si mantenemos el mismo ritmo en el proceso de vacunación, si las personas cumplen con el calendario establecido, pero además, continúan atentos a las medidas preventivas, podríamos tal vez estimar mejores escenarios”, señaló Besser, añadiendo que “como en su mayoría, los contagios se producen en actividades sociales e intradomiciliarias, es muy necesario advertir que las medidas no pueden relajarse porque también esta estrategia forma parte del éxito”.

La seremi de Salud, Marta Bravo, expresó que en “la medida que ha ido avanzando el proceso de vacunación con los rangos etarios más altos, ha ido disminuyendo el rango etario de las personas que están hospitalizadas, en especial, aquellas que están en UCI. Esperamos seguir vacunando y que la población lo lleve con la misma responsabilidad, que ha tenido hasta el momento, pero entendiendo que es proceso simultáneo de prevención a las medidas de autocuidado”.

Efecto vacuna

La doctora Marcela Garrido, Urgencióloga de la Clínica U. de los Andes y directora del Departamento de Epidemiología y Estudios en Salud de la misma casa de estudio, señaló que si Ñuble alcanzara vacunar cerca o más del 80% de sus habitantes, se podrían evaluar los reales efectos de las vacunas y en el comportamiento del virus.

“En estos lugares donde alcancemos la cobertura de la forma más rápida y el efecto real de la vacuna ahí vamos a poder tener números respecto de cómo se van a comportar los contagios y cómo realmente van a ser estos contagios dentro de una población ya vacunada, cómo se van a comportar en cuanto a la gravedad de la enfermedad y nos va a poder dar luces de cómo usar realmente estos indicadores que ahora estamos usando de una manera distinta, porque ya no nos vamos a guiar tanto por el número de contagiados ni tanto por la tasa de positividad, sino que vamos a tener que mirar otros números como la disponibilidad de camas que también lo estamos usando ahora, y probablemente el porcentaje de población que está vacunada nos va ayudar a tomar medidas usando otros puntos de corte para los indicadores que tenemos hoy en día”, explicó.

No descartó que las autoridades tomen decisiones flexibilizando las fases del Plan Paso a Paso, permitiendo la reapertura de colegios y la recuperación de actividades, sobre todo al aire libre.

“Probablemente se va a permitir tener mayores libertades aunque siempre con las cautelas de que esta es la primera vez que va a ocurrir en un lugar, y va a ser de a poco y no va a ocurrir a grandes pasos, pero de a poco también se logra que la población tenga mayor adherencia a las medidas, y por otro lado a que tengamos alguna flexibilidad y vayamos retornando a una nueva normalidad como le llamaron el año pasado”, detalló Garrido.

Vigilar las variantes

A juicio del secretario nacional del Colegio Médico, José Miguel Bernucci, la inmunidad de rebaño no se lograría este 2021.

“Por el tipo de vacuna que estamos utilizando y con las velocidades con que se está inoculando, lo más probable es que el efecto rebaño no se va alcanzar durante este año, de hecho, políticas como por ejemplo mantener los aeropuertos abiertos genera el riesgo de que nunca podamos alcanzar ese efecto debido a la aparición de variantes”, subrayó.

“Hemos visto la variante sudafricana que ya está en nuestro país, hay una aparición nueva de una variante india, entonces la verdad es que lo más probable es que por más que alcancemos el efecto rebaño siempre vamos a tener que mantener ciertas políticas como la vigilancia y control, sobre todo en las personas que vienen del exterior”, agregó el secretario nacional del gremio.

Bernucci aseveró que la situación que se vive hoy día, tanto en Ñuble como en el resto del país, se mantendrá durante toda la temporada invernal y sería en la primavera y verano que los indicadores epidemiológicos mejorarían.

“Las comunas que avancen a fase 2 con el comercio no esencial abierto y eso sumado al invierno lo más probable es que estemos moviéndonos entre la fase 1 y fase 2 continuamente, tal como le ha acontecido a Ñuble. Lo segundo, es probable que haya una mejora de los contagios hacia la primavera y el verano, tal como aconteció este año y dependiendo de dos variables bien grandes, de si las vacunas empiezan hacer algún efecto, sobre todo a nivel de los hospitalizados, y lo otro es la aparición de nuevas variantes como está pasando en India o Brasil, que aparecieron nuevas variantes y volvieron a foja cero, a generar una pandemia sobre pandemia”, expresó.

El epidemiólogo y director de Salud del Estudiante de la Universidad de Talca, Daniel Jiménez, valoró los resultados de vacunación contra el Covid-19 alcanzados en Ñuble en el presente. Sin embargo, recalcó que no hay que dejar de lado otros factores que inciden en el comportamiento del virus.

“Si bien la región puede tener excelentes niveles de vacunación, pero si nos fijamos en las tasas de incidencia, siguen siendo un poco altas. La red hospitalaria está muy ocupada o exigida, por lo tanto, también hay otros factores que tenemos que tener en consideración, además, de lo que es el testeo, la trazabilidad y el aislamiento a nivel regional, pero esto no lo debemos ver como algo puntualmente regional, porque el virus funciona desde un punto de vista más territorial, por eso deberíamos mirar como las macrozonas para poder decir que esto puede ser bueno o no”, explicó.

En ese sentido, el docente reconoció que eventualmente la región podría obtener ventaja de sus positivos avances en inoculación en comparación a otros territorios, transitando a otras fases en el Plan Paso a Paso, porque al existir un mayor porcentaje de personas vacunadas, con el esquema completo más los 14 días posteriores a la segunda dosis, se tiende a disminuir la circulación del virus, siempre cuando las personas mantengan sus medidas preventivas.

“Probablemente las comunas van a ir avanzando en el Plan Paso a Paso y eso significa que va haber una apertura económica de funcionamiento de diferentes categorías de funcionamiento económico. Eso puede ser positivo, desde el punto de vista para el gran número de familias que obviamente estén sufriendo por estas cuarentenas. Así que, en ese sentido, se podría capitalizar por ese lado. Es importante recalcar que la población siga manteniendo las medidas esenciales como el distanciamiento físico, el uso de mascarilla y el lavado de manos, además, de seguir las instrucciones del Plan Paso a Paso”, indicó.

Macrozonas

El académico enfatizó que el comportamiento del virus debe ser visto no solo desde un punto de vista regional, sino ampliar la mirada más allá de sus fronteras, ya que influye lo que sucede epidemiológicamente fuera de Ñuble.

“Aunque Ñuble esté bien, debemos mirar este fenómeno por macrozonas y ver la movilidad que hay entre ellas. Como ejemplo, no sirve que Ñuble esté súper bien y Biobío no, que es la región al sur continua, porque el virus funciona de modo territorial. Entonces, que Biobío esté epidemiológicamente mal con la movilidad que puede haber entre Chillán y Concepción, por ejemplo, eso sigue siendo un riesgo y eso puede aumentar la tasa de contagios”, advirtió.

“Para que estas vacunas funcionen tenemos que llegar al 80%, por lo tanto, en la macrozona debiésemos llegar a ese porcentaje para que obviamente tenga un impacto positivo, no solo en el número de contagiados, sino que también cómo está la utilización de la red hospitalaria, no solo en la región, sino que también tenemos que tener en cuenta que el sistema de salud funciona como uno solo para el Covid a nivel nacional, de hecho, hoy Ñuble está recibiendo varios pacientes de Maule”, agregó.

Aunque Chile y Ñuble tengan un buen desempeño en inoculación a la fecha, la compleja situación epidemiológica que viven otros países, que avanzan más lento en este proceso y ven lejana la inmunidad colectiva, es un factor de riesgo para el territorio nacional, por lo que Jiménez destacó el cierre de fronteras.

“Tenemos que analizar el fenómeno como algo mundial. Si bien a nivel regional se podría salir más rápido de la pandemia, no podemos olvidar que vivimos en un mundo global y lo que le pasa al vecino nos va afectar a nosotros y eso puede cambiar la situación de cómo ha evolucionado la pandemia en Chile. Por eso, creo que una buena señal fue mantener las fronteras cerradas por un mes más. En Chile tenemos el beneficio de que nuestro país tiene “aseguradas” las vacunas para la población y para alcanzar la inmunidad colectiva en el corto plazo comparado con otros países, pero lamentablemente los países vecinos no tienen la misma oportunidad, por lo tanto, aunque estemos como país bien con el nivel de las vacunas, los demás países no, y eso va afectar a cómo se desarrolla la pandemia en nuestro país”, explicó.

Ritmo de vacunación

Desde la mirada del experto del Equipo de Proyecciones Covid-19 de la Universidad de Concepción, Julio Aracena, es importante que la región de Ñuble mantenga el ritmo de vacunación actual, ya que esto tendrá un efecto positivo en la disminución de casos, lo que permitirá que varias comunas avancen en el Plan Paso a Paso.

“Creo que vamos bien, pero todavía falta para que el efecto de las vacunas se vea de manera más importante en las bajas. Si la población se está vacunando como ocurre en la región y a un buen ritmo, lo más probable es que el nivel de contagiados baje antes que otras regiones de manera significativa, y bajen también los enfermos en camas UCI. Efectivamente la región entera va ir avanzando en el Plan Paso a Paso y con más libertades, pero para que eso ocurra es necesario que se mantenga el buen ritmo de vacunación y que eso no decaiga”, subrayó.

El académico destacó que en la medida que el proceso de vacunación sea masivo se podrá poner freno a nuevas cepas, que aparecen cuando se presentan altos niveles de contagio en un territorio.

“El virus por lo menos en el corto plazo y en el mediano plazo no va desaparecer, va convivir con nosotros, pero vamos a estar mejor protegidos. Si nos llegamos a contagiar no va ser tan grave y lo ideal sería que se transformara en una de las enfermedades como tantas otras como la influenza u otras de carácter viral. Eso a la larga debería ocurrir, pero en la medida que la gente se vacune masivamente, porque o sino el virus puede mutar de manera que aparezcan nuevas variantes que las vacunan no servirían. Hasta ahora, eso no se ha visto, no se ha comprobado, se ha comprobado que hay variantes distintas, pero no hay prueba científica de que las vacunas efectivamente no sean efectivas contra esas nuevas variantes”, finalizó.

Texto: Antonieta Meleán| Susana Núñez

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/