Close
Radio Radio Radio Radio

Protestan en Colombia contra asesinatos de exguerrilleros de las FARC

Bajo la consigna “por nuestros muertos, ni un minuto de silencio”, decenas de manifestantes protestaron en Bogotá contra el asesinato de 186 exguerrilleros de las FARC desde la firma del acuerdo de paz en Colombia.

“Dolor, tristeza, impotencia. Es una sensación muy dura para nosotros ante la indiferencia y los odios arraigados de unos sectores del país”, dice a la AFP la excombatiente Adela Pérez, que pasó 31 de sus 44 años en la que fuera la guerrilla más poderosa de América.

Bajo la lluvia, los manifestantes hicieron sonar cacerolas y otros ondeaban banderas de La FARC, el partido político surgido del pacto de paz firmado en 2016 con el entonces gobierno de Juan Manuel Santos.

Con un frasco de jabón líquido ya vacío y una cuchara, Pérez se unió a los cánticos.

“Firmar la paz y estar comprometidos con el país que soñamos para nosotros y las generaciones futuras, eso nos ha costado la vida”, añade.

Según la misión de la ONU en Colombia, el 2019 fue el año más letal para los antiguos rebeldes, con 77 asesinatos. La cifra supera los 65 casos documentados en 2018 y los 31 en 2017. De acuerdo a cifras del partido FARC, en tres años ya van 186 víctimas.

Autoridades locales aseguran que los ataques están relacionados en su mayoría con grupos y organizaciones criminales vinculadas con el narcotráfico y la minería ilegal.

Pero Diego Méndez, excombatiente de 35 años, cree que parte de la culpa la tiene el gobierno.

“Iván Duque no está comprometido con la paz, quiere hacer trizas los acuerdos de paz, pero vamos a defenderlos hasta que quede el último de nosotros”, dijo aferrado a una bandera de su partido.

En el poder desde el 7 de agosto de 2018, Duque es crítico del pacto de paz al que considera indulgente con los antiguos rebeldes.

Por su parte, la FARC ha denunciado con insistencia la falta de garantías de seguridad para sus integrantes.

Apoyado por Naciones Unidas, el acuerdo condujo al desarme y desmovilización de 13.000 rebeldes entre combatientes, presos y militantes.

Aunque la disolución de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia alivió la violencia política, aún persisten grupos armados que desafían al Estado en alejados puntos del país, gracias a los recursos del narcotráfico, principalmente.

Los excombatientes son vistos en muchos casos como enemigos por esas organizaciones, que buscan expandir los cultivos ilegales que son materia de la cocaína o asumir el control territorial, según investigaciones locales.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/