Close
Radio Radio Radio Radio

Promulgan aplazamiento de elecciones en medio de críticas a la clase política

Luego de una semana de tramitación, sesiones en domingo y una comisión mixta fallida, a tres días de la fecha original de los comicios de alcaldes, concejales, gobernadores regionales y constituyentes, hoy finalmente se promulgó la reforma que los aplaza para el 15 y 16 de mayo, a raíz del Covid-19.

“Valoramos y agradecemos la comprensión y apoyo del congreso y de los candidatos a nuestra iniciativa y ratificamos nuestro compromiso de tener un proceso electoral que sea democrático y seguro”, sostuvo el Presidente Piñera, agregando que espera que con las nuevas medidas de confinamiento y el avance del proceso de vacunación, “el nuevo fin de semana de elecciones cuente con condiciones sanitarias más favorables”.

Pese a que se había alcanzado acuerdo en la comisión mixta para zanjar cuatro punto clave, finalmente la sala de la Cámara no dio el quórum y los rechazó, despachándose el proyecto solo en lo medular, y logrando la aprobación de que junto con la suspensión de la propaganda, se congelen también los aportes hasta el 28 de abril.

Los alcaldes podrán retornar a sus cargos hasta el 15 de abril (se mantuvo la norma general, es decir, que se alejen 30 días antes de las elecciones); los días de los comicios no serán feriados irrenunciables para el comercio, y tampoco habrá franja de TV gratuita para la segunda vuelta de gobernadores. Tampoco de dispondrá de transporte gratuito.

Difícil tramitación

Desde la academia, los dardos apuntaron hacia la clase política, y en especial, hacia el Ejecutivo y el Legislativo, por la tramitación contrarreloj de la reforma, y los vacíos que dejó en algunos temas.

La falta de previsión, la imposibilidad para alcanzar acuerdos, e incluso, la no presencia de diputados a la hora de votar, parecieran ser los síntomas de una democracia en crisis, advierten.

“Es muy necesario que la próxima Constitución permita la disolución del congreso al menos una vez. Hoy se cayeron normas sensibles para la elección de mayo por falta de quórum, y los diputados pueden votar desde sus casas. Indolencia total por parte de los honorables ausentes”, sostuvo el sociólogo Axel Callís, quien reconoció que esta postergación difiere de la anterior (plebiscito), pues las campañas ya habían comenzado y debieron resolverse varios puntos, como el devenir de las campañas y su financiamiento.

“Aquí hay intereses, hay dinero, hay cálculos, y hay parlamentarios que tienen relación con los alcaldes, por lo que sus votaciones están directamente relacionadas a la capacidad de sentirse amenazados por ellos”, afirmó, recalcando que “hubo falta de control de la pandemia por parte del gobierno, pese a que el contexto chileno es distinto, pues la percepción de riesgo es mayor. Se han desarrollado elecciones en todo el mundo y en peores escenarios que el nuestro”, dijo.

Respecto del efecto que pueda tener el congelamiento de las campañas en el electorado, aseveró que en estos momentos, “la principal preocupación de los chilenos es la sobrevivencia sanitaria y económica, están en otra. Si los indicadores bajan, esto se va a repolitizar y la discusión política se tomará la agenda. Pero si los casos siguen aumentando, es seguro que tendrán que aplazarse nuevamente las elecciones”, advirtió.

Según el abogado y académico de la UdeC, Alfonso Henríquez, en general, el acuerdo parece haberse dado de manera apresurada.

“En este sentido, parece no existir real conciencia del hecho que la participación resulta fundamental para el éxito de este proceso. Por otro lado, la decisión de posponer los comicios estuvo condicionada por la necesidad de resolver una serie de temas que desde un punto de vista político son muy difíciles de modificar en poco tiempo, a saber, la fórmula de financiamiento y la situación de la propaganda. Esto sin duda fue un factor que postergó una decisión que se tuvo que haber tomado con mucha antelación”, aseveró.

Respecto de los efectos de la suspensión de la propaganda, cree que no debiese repercutir de manera desfavorable en las candidaturas que ya han conseguido instalar su discurso.

“Distinto es el caso de los candidatos que cuentan con menos recursos. Si bien puede ser visto como una oportunidad para darse a conocer, en muchos casos estos ya hicieron el esfuerzo financiero y de tiempo, de modo que será complejo replicar lo mismo en algunas semanas más. Desde el punto de vista de la ciudadanía, es posible pensar que el proceso ya no despierta el mismo interés que hace un tiempo, lo cual, sumado a una escenario sanitario y económico muy complejo, vislumbra una baja participación”, planteó.

Para la experta en Marketing Político, Paulina Pinchart, este aplazamiento, desde su génesis “estuvo mal hecho”.
“Desde las primeras señales del Ejecutivo, pues era algo que todos los especialistas decían que se venía, y el gobierno estaba en statu quo, cuando todos coincidían en que debían aplazarse las elecciones”, afirmó.
En torno al receso que vivirán las campañas, Pinchart cree que dentro de todo el agotamiento mental de los ciudadanos, “que descansen de la franja y del asedio de los políticos, será positivo. Que de repente hayan menos estímulos, será beneficioso”, sostuvo.

Según la politóloga y académica de la UdeC, Jeanne Simon, “el gobierno prefiere tomar las decisiones sin lograr acuerdos con la oposición. La oposición quiere mostrar protagonismo y generar mayor apoyo para la clase media. La demora en tomar la decisión demuestra improvisación, falta de coordinación y colaboración, y desconfianza”, manifestó.

En lo que concuerdan todos los expertos es en que en estas casi cuatro semanas en que no habrá campaña, el Ejecutivo debiera reforzar la información relativa al proceso eleccionario y su trascendencia, ámbito en el que ha estado un tanto ausente.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/