Close
Radio Radio Radio Radio

Prevén impacto en empleo local por coronavirus

La crisis sanitaria mundial por la pandemia de coronavirus (Covid-19) ya comenzó a golpear a las economías de los países con mayores contagios, aunque también, a través de la caída en las bolsas y las medidas de prevención y contención dispuestas por los gobiernos, como la prohibición de vuelos o las cuarentenas, ya se preciben efectos negativos en distintos sectores económicos a nivel global, como el turismo y el comercio.

En el caso de Chile, donde el Gobierno confirmó ayer que el país entró en la fase 3, luego de registrar contagios locales, se han dispuesto medidas como la suspensión de actividades masivas (más de 500 personas) y cuarentenas para pasajeros provenientes de países definidos como “riesgosos” por la Organización Mundial de la Salud y para cursos con casos confirmados, así como también en el ámbito sanitario y fronterizo.

A nivel regional, no solo la psicosis colectiva ha ido escalando con el paso de los días, lo que ha llevado a la escasez y alzas de precios de productos específicos, como mascarillas y alcohol gel; también se ha ido incrementando la preocupación por los efectos económicos derivados de la alteración de la “normalidad”, como las dificultades que enfrentan las exportaciones y el turismo.

Según el académico de la Escuela de Administración y Negocios de la Universidad de Concepción, Carlos Delgado, “el efecto seguiría casi la misma tónica a nivel nacional; por ejemplo, tomando en cuenta la excesiva depreciación del dólar, la gente en la región ha recibido las consecuencias del encarecimiento de productos importados, incluyendo servicios de suscripción por internet”.

Consultado por la intensidad del golpe, el profesional afirmó que “no es posible determinar a priori si será mayor o menor, debido a que aún tenemos los primeros casos confirmados con Covid-19. Todo dependerá de cómo vaya aumentando dicha cantidad, y de la efectividad de las medidas de prevención por parte de los organismos de salud como de la población en general”.

El experto también reconoció que dependiendo del número de contagiados, se puede prever una drástica caída en el consumo, como consecuencia del temor al contagio en lugares de alta concurrencia, como supermercados, tiendas y centros comerciales.

“Podría darse en el caso de que aumentara drásticamente la cantidad de infectados a nivel regional, y que ésta sea relativamente mayor que otras regiones (Ñuble es la tercera región con mayor número de contagios)”, planteó Delgado, quien postuló además que también se puede esperar una caída en la producción como consecuencia de las eventuales cuarentenas que se determinen en empresas, “especialmente si se diera en empresas con cadenas de producción masiva”, como el complejo forestal de Nueva Aldea, por ejemplo.

A partir de este escenario, el docente de la UdeC Chillán sostuvo que “es de esperarse una caída transitoria en el empleo, por dos razones. La primera, tiene que ver con la oferta, en el sentido de que esta crisis genera incertidumbre y, por ende, se postergan muchas decisiones de inversión que requieren de la contratación de nuevo personal. Y la segunda, está asociada a un tema de demanda, donde muchas empresas (especialmente Pymes con restricciones de liquidez) se podrían ver obligadas a realizar recortes de personal durante el período en que habría menos consumo.

En esa misma línea, el presidente de la Cámara de Comercio de Chillán, Alejandro Lama, postuló que “estamos ante una tormenta perfecta, pues ya veníamos con problemas de menor inversión y caída del crecimiento desde el estallido social, a lo que se suma el problema de inseguridad pública, el complejo escenario mundial previo a la pandemia, la escasez hídrica, y ahora el coronavirus, con el alza del dólar y el menor precio del cobre”.

“Somos más pobres que nunca”, exclamó el dirigente gremial, advirtiendo que el Banco Central de Chile hoy tiene poco margen para rebajar las tasas de interés y estimular la economía, con una inflación de 1% en dos meses.

“Existe una preocupación lógica por los efectos que esta crisis por coronavirus tendrá en el comercio, ya que tal como ocurrió con el estallido social, también ha comenzado a alterar la rutina, por ejemplo, con la suspensión de clases, lo que después se podría replicar en algunas empresas. Además, está el pánico colectivo que podría llevar a una caída en las ventas del comercio. Hoy vemos lo que está ocurriendo en España, por ejemplo, donde se ha alterado la cadena logística y se observan señales de desabastecimiento”, dijo Lama.

Crisis de corto plazo

Sin embargo, esta crisis podría ser más acotada en el tiempo que otras, según planteó Delgado, quien descartó que ésta se pueda comparar a la crisis subprime de 2008.

“Son dos crisis completamente diferentes. La crisis subprime comenzó en el sistema financiero, y luego trajo consecuencias negativas que fueron persistentes a un mediano plazo (despidos masivos, problemas de solvencia en el sistema bancario, etc.). En cambio, ésta es una crisis que se espera sea solo de corto plazo. Si se cumplen los pronósticos de los expertos en relación a que el virus pueda ser controlado a mitad de año, tanto las empresas como los consumidores podrían retornar a su ritmo de actividades económicas con cierta normalidad”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/