Close
Radio Radio Radio Radio

Postergación de las elecciones: el debate político y económico que se viene

Complejo se vislumbra el debate en el parlamento en torno a la reforma enviada por el gobierno para aplazar las elecciones de alcaldes, concejales, gobernadores y convencionales constituyentes para el 15 y 16 de mayo.

No porque no exista consenso en torno a la necesidad de la medida, dado el grave contexto sanitario que atraviesa el país a raíz del Covid-19; sino porque la oposición aspira a que el Ejecutivo implemente otro tipo de medidas anexas, como un ingreso universal y efectivos controles sanitarios para bajar los contagios.

También hay otro punto que seguramente será foco de análisis: los ajustes al cronograma electoral y el “congelamiento” de las campañas y el gasto electoral.

La propuesta del gobierno plantea que en caso de existir segunda vuelta en la elección de gobernadores, ésta sea reagendada para el 4 de julio de este año, junto a las elecciones primarias presidenciales, y que la campaña quede suspendida a partir de la entrada en vigencia de la reforma, y se retome poco antes de los comicios.

También se plantea mantener el padrón, y no permitir nuevas inscripciones de candidaturas, así como mayor financiamiento mientras las campañas se encuentren suspendidas.

El intendente de Ñuble, Cristóbal Jardua aseguró que “esta decisión va en línea con el difícil momento sanitario que está viviendo el país. Tal y como lo explicó el Presidente Piñera, este proyecto tiene como único fin evitar el aumento de contagios por Covid-19 y poner la salud de las personas primero. Estamos comprometidos en garantizar nuevamente un proceso eleccionario de excelencia, pero ahora debemos tomar esta medida porque en pandemia nuestra prioridad ha sido proteger a la ciudadanía, y así continuará siendo”.

La discusión de esta reforma constitucional comenzará mañana martes en la Cámara de Diputados.  Hoy, asistieron a la sesión de la comisión de Constitución y de Gobierno Interior de la Cámara, los ministros de Salud, Segpres, Presidente del Consejo Directivo del Servel, y la presidenta del Colegio Médico.

La presidenta de la Cámara Alta, Yasna Provoste (DC), sostuvo que el respaldo del sector a esta propuesta estará condicionado al cumplimiento de una serie de condiciones “que le den sentido a este cambio y mejoren la situación sanitaria del país”.

Condicionamiento

A nivel local, el senador de la UDI, Claudio Alvarado, sostuvo que “la postergación, sin duda, es una decisión compleja, difícil, pero que se motiva en las difíciles condiciones sanitarias que enfrentamos. Debe ponerse la salud ante todo. Sin lugar a dudas, esta decisión tiene una serie de efectos prácticos y operativos en las campañas, y por esa razón, espero que en el proyecto de ley se puedan abordar esas materias para darle certezas a cada uno de los candidatos y candidatas. Al mismo tiempo, espero que la oposición no condicione la aprobación de la postergación a exigencias económicas que vayan más allá de lo que el país puede soportar en esta crisis. Es el momento de la responsabilidad, del buen criterio, estamos todos llamados a colaborar, y no a hacer exigencias”, afirmó.

Su par del PPD, Loreto Carvajal, manifestó que “es preocupante la situación sanitaria que vivimos, pero que se pospongan las elecciones es el resultado de un manejo nefasto de la pandemia. Nadie puede poner en duda el cambio de fecha, es indudable que debemos resguardar la salud de las personas, pero desde la Moneda sabían desde hace tiempo de la situación que se iba a producir. Hoy, nadie asume la responsabilidad de lo ocurrido, desde noviembre pasado, el Colmed venía advirtiendo del peligro de los permisos de fin de año, de la flexibilidad en el tránsito de las personas, y el gobierno hizo lo contrario a generar garantías para este proceso. El Ejecutivo debe hacer un mea culpa y decir qué medidas se reforzarán; repensar las formas para evitar más contagios y garantizar la democracia”, advirtió.

Para el diputado independiente, Carlos Abel Jarpa, “es importante recoger las sugerencias y proposiciones que ha expresado el Consejo Asesor Covid-19 que han sido reforzadas por las sociedades científicas y especialistas. Sin embargo, junto con esta medida deben adoptarse otras de carácter económico y social, las cuales analizaremos durante esta semana, que permitan mejorar las actuales condiciones y proyectar un escenario más seguro para las personas. Espero que por medio de las indicaciones que presentemos en el congreso se pueda perfeccionar el proyecto del Ejecutivo”, aseveró.

La diputada Patricia Rubio (PPD), en tanto, aseveró que “esperaba que el Presidente asumiera su responsabilidad como jefe de gobierno respecto de la situación que vive el país. No olvidemos que sabíamos desde el año pasado cuándo serían las elecciones, y esta administración no escuchó. Si hoy estamos retrasando las elecciones no es por culpa de la ciudadanía, sino de un gobierno que ha sido ineficiente. Espero que en todo esto no haya doble intencionalidad”, dijo.

Jorge Sabag (DC), por su parte, cree que se debe priorizar tener un proceso democrático participativo y seguro.

“No podemos exponer a nuestros compatriotas, pues en este momento estamos en la situación más grave de la pandemia. Analizaremos la reforma enviada para evaluarla y aprobar esta postergación, pero todo esto debe ir acompañado de medidas que realmente cuiden a las familias y trabajadores: una renta básica universal sin letra chica de aquí a junio; apoyo real a las pymes; cierre de fronteras y paralización de actividades no esenciales”, planteó.

Desde el oficialismo, el diputado de RN, Frank Sauerbaum, adelantó que “vamos a apoyar esta reforma, pues es lo que el comité de expertos y la ciudadanía piden, pues existe una percepción de riesgo. Esta elección tiene una característica especial, por el proceso constituyente, por lo que hay que resguardar que la participación sea lo más amplia posible, pese a las dificultades administrativas, como la alteración del cronograma y gasto electoral; la franja; posibles renuncias de candidatos, etc. También hay que determinar cuánto durará el período de los próximos alcaldes”, recalcó.

Gustavo Sanhueza (UDI), en tanto, sostuvo que si bien no era partidario de postergar las elecciones, tanto por la experiencia del plebiscito como por el proyecto que permite votar en dos días con horarios preferentes para los grupos de riesgo; “si hacemos una comparación con otras situaciones del diario vivir, como ir a un supermercado o hacer un trámite bancario, salidas que actualmente están permitidas con los permisos de desplazamiento, una elección no reviste un riesgo mayor en términos comparativos. Si el gobierno, y en particular la autoridad sanitaria, han tomado una decisión distinta, la apoyamos, y como partido entregaremos todas las facilidades para que se legisle con la celeridad que se necesita”, manifestó.

Agregó que la directiva de la UDI presentará una propuesta para tener elecciones seguras y reglas claras.
“En primer lugar, facilitar el cumplimiento de las cuarentenas, con un fortalecimiento del plan de ayuda social. No somos partidarios de las condiciones de cuarentena para otorgar el IFE, y debemos aumentar el monto mínimo por cada integrante familiar a por lo menos 150 mil pesos. Respecto de la elección, somos partidarios de suspender las campañas territoriales y en medios de comunicación por un rango de tiempo, además de elaborar un plan comunicacional que nos ayude a impulsar la participación y a difundir las medidas sanitarias que se implementarán durante los días de votación”, manifestó.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/