Close
Radio Radio Radio Radio

Por la copa, el ascenso y la alegría de la hinchada

Llegó la hora de la verdad. El momento más esperado por los jugadores de Ñublense, Jaime García y la hinchada roja, tras una dura campaña marcada por la pandemia el covid-19 y la lejanía de los hinchas que no estuvieron en las tribunas.

Este sábado a las 18.30 horas, los diablos rojos tienen, restando tres fechas para el final del torneo de la Primera B, la primera gran opción de coronarse campeones de la categoría y timbrar el ascenso a la Primera A.

Un hito que ha esperado por 44 años. Ya que el exclusivo título que ostenta el Rojo en el profesionalismo, lo cosechó la tarde del 21 de noviembre de 1976, cuando venció a O’Higgins por 1-0 en el antiguo estadio Nelson Oyarzún con una palomita de Sergio Pérez.

“No hay que anticiparse, el fútbol tiene sorpresas, pero Ñublense tiene todos los argumentos para ser campeón y esperamos que lo sea porque Jaime García ha hecho un trabajo extraordinario”, reflexiona Germán Rojas, campeón con el cuadro ñublensino en 1976.

Concentrados

Jaime García, a quien muchos ya comparan con Nelson Oyarzún, por la mística que le inyectó al plantel, prefiere la mesura y buscar el objetivo paso a paso.

“Vamos a enfrentar a un gran rival, que es agresivo y juega muy bien. Mis jugadores quieren jugar el partido y ganar para darle una alegría a la gente, pero será difícil como todos los partidos”, reflexiona García, quien hace más de dos semanas, salía del Hospital de Chillán tras superar al covid-19 que lo mantuvo bregando por su vida.

El plantel quedó concentrado la noche de este viernes y la oncena titular presentará al menos una variante en relación a la que ingresó ante Barnechea.

Luis Valenzuela podría reemplazar al suspendido Federico Mateos, quien tras protagonizar una campaña notable como goleador del equipo con 8 goles, no podrá jugar el duelo en el que el Rojo puede levantar la copa.

Sin embargo, vuelve a la citación, tres cumplir la cuarentena preventiva, Nozomi Kimura.

Con un triunfo Ñublense, que es el líder del torneo con 46 puntos, asegurará el título y el ascenso anticipado a Primera. Si pierde, deberá esperar hasta el choque del próximo miércoles, a las 19.15 horas en Chillán, con San Felipe, para intentar, nuevamente, sacarle una diferencia inalcanzable a Rangers y los sanfelipeños, que son sus escoltas con 42 unidades.

“Vamos a dejar todo en la cancha. Será un partido muy difícil porque Copiapó es un buen equipo, pero sabemos lo que nos estamos jugando”, sentencia el capitán Nicolás Vargas.

Copiapó, que en los últimos cinco años, ha sido testigo de dos títulos en su rostro (2016 Temuco y 2017 Curicó Unido), llega sin su portero titular Hernán Muñoz, suspendido, quien será reemplazado por Guzmán y también lamenta la baja de Camilo Ponce (distensión muscular). En tanto, en defensa, vuelve Byron Guajardo.

Ñublense sale a conquistar una estrella esquiva por 44 años para gritar campeón en casa y bañar de alegría al pueblo ñublensino.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/