Close

Por falta de quórum Cámara rechazó reposición del voto obligatorio

la Cámara de Diputados rechazó ayer en particular el proyecto de reforma constitucional que buscaba reponer el sufragio obligatorio en las elecciones populares.

La propuesta fue respaldada en general el pasado 18 de diciembre, y en la votación en particular de ayer se rechazó primero una indicación y luego el artículo único, que no alcanzó los 93 votos favorables que se exigían (la votación arrojó 89 a favor, 44 en contra y 15 abstenciones).

El oficialismo, que rechazó casi en pleno la iniciativa -pese a que en general hubo legisladores que votaron a favor-, planteó generar incentivos para aumentar la participación, en tanto la oposición apuntó a corregir la falta de representatividad. Este último sector, además, acusó a la derecha “de votar con la calculadora en la mano”.

“Es bastante feble el argumento de la calculadora, porque se podría atribuir del mismo modo a quienes votaron a favor del cambio, para quienes no fue funcional el voto voluntario en el histórico triunfo del Presidente Sebastián Piñera”, afirmó el diputado Gustavo Sanhueza (UDI), quien fundamentó su rechazo “en la inconveniencia de cambiar un sistema electoral que no alcanza a tener 10 de años de vigencia, ad portas de nuevos procesos eleccionarios y en un ambiente en que la ciudadanía está exigiendo cambios sociales como prioridad”.

El legislador agregó que “el voto obligatorio no garantiza democracia y legitimidad como lo han argumentado sus defensores. La democracia y legitimidad solo se garantizan cuando hay mayor participación, pero como respuesta natural a la calidad de la política y al reencantamiento ciudadano. En ese sentido, pienso que la libertad de las personas es la que debe guiar sus decisiones de participación. Además, el proyecto no es transparente en cuanto a las sanciones por no votar. En otros países se impide obtener permisos de circulación u optar a subsidios. Un proyecto serio debe contemplar el alcance de las sanciones por el costo económico y social que puede significar para las personas”. 

El diputado Frank Sauerbaum (RN) votó a favor del proyecto en general, “para que pudiéramos discutir”, dijo, sin embargo, ayer refrendó su opción por el voto voluntario.

“Yo me mantuve en mi posición cuando se votó el 2012 a favor del voto voluntario. Son los sectores de izquierda, que por conveniencia circunstancial, han cambiado de opinión, hay que ser muy ingenuo para pensar que porque el Gobierno tiene poco apoyo en las encuestas esto se podrá traducir en apoyo para ellos. Se olvidan que tienen menos aprobación que el Presidente. Yo siempre he respetado el derecho a decidir y la libertad de las personas, y sigo siendo consistente con eso”, afirmó.

Voto “con calculadora”

El diputado Jorge Sabag (DC) fue crítico respecto del rechazo a la iniciativa.

“No solo se perdió una gran oportunidad de cambiar un sistema electoral malo, sino también se perdió la oportunidad para resaltar la necesidad de que una sociedad así como tiene derechos, también debe tener deberes. Esta votación reafirma el compromiso de cambiar la Constitución, no puede ser que 89 votos valgan lo mismo que 44. Acá primó la calculadora, que se conforma con que vote una minoría para salir electos, pues solo así tienen sus puestos asegurados”, sostuvo el parlamentario.

La diputada del PPD, Loreto Carvajal, lamentó el rechazo al voto obligatorio, “porque era lo que la gente de Ñuble me pedía, se acercaba a exigir que el voto volviera a ser obligatorio. Este reforzaba la democracia, una de las principales demandas del estallido social tiene relación con la escasa representatividad, y el voto obligatorio apuntaba a eso”.

La legisladora recordó que en la segunda vuelta presidencial no votó el 51% de los ciudadanos habilitados. Por ende, este rechazo profundiza el poder de unos pocos sobre el resto. Más aún, cuando hay estudios que revelan que en las comunas más ricas votan más personas que en las comunas con menos recursos”.

El diputado Carlos Abel Jarpa, en tanto, adelantó que al proyecto aún le quedan opciones.

“Lamento que algunos parlamentarios hayan cambiado su voto, lo que ha significado que no se haya alcanzado el quórum necesario. Sin embargo, el artículo único no se precisó, por lo tanto, esto puede ser visto posteriormente por el Senado o la Cámara al haberse aprobado previamente la idea de legislar”, sostuvo el parlamentario, quien agregó que “esto demuestra una vez más que los partidos de gobierno, la derecha en bloque, tiene temor al voto obligatorio. De igual forma, y reconociendo que el haber instaurado el voto voluntario fue un error, su permanencia en los procesos electorales termina marginando las demandas de los sectores más vulnerables, como ha quedado demostrado en las últimas elecciones, por lo cual debemos insistir en la reposición de la obligatoriedad”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

0 Comments
scroll to top