Close
Radio Radio Radio Radio

PDI estima que hay más de 4.200 armas no regularizadas en manos de particulares

Mauricio Ulloa

Pistolas de marcas como Smith & Wesson, Taurus, Lambretta, Colt y FME, entre muchas otras, junto a decenas de rifles como Winchester, CZ o Mapfre fueron parte de un proceso de incautación de un total de 101 armas de fuego, realizado durante este año por personal de la Policía de Investigaciones de Chillán, y que corresponde a un trabajo de análisis y detección de las mismas que realizan en conjunto con la Fiscalía de Análisis Criminal y Focos Investigativos de Ñuble.

Todas estas armas se encontraban en poder de particulares, específicamente, en sus hogares, sin que estuvieran regularizadas, por ser en su mayoría de propiedad de algún familiar o dueño original ya fallecido, considerando que la ley obliga a quienes deseen heredarlas a volver a inscribirlas a su nombre, lo que en estos casos no ocurrió.

De hecho, este proceso se había iniciado en 2019 (interrumpido parcialmente por la pandemia) en las comunas de Chillán, Chillán Viejo, Bulnes y San Carlos, la que concluyó con la recuperación de 75 armas. Esta vez, los esfuerzos se concentraron en la zona sur de la región, puntualmente en Yungay, Pemuco, El Carmen, Bulnes, Quillón y San Ignacio.

Sin embargo, conforme a los estudios más recientes realizados por el personal de la PDI que apoya al Ministerio Público en esta tarea, lograron precisar que las armas no regularizadas que se encuentran en la Región de Ñuble son 4.388, hasta octubre del año 2019.

Restando las ya incautadas, aún quedan –en teoría- 4.212 armas no regularizadas en manos de los ñublesinos.

El jefe de la Fiscalía de Análisis Criminal y Focos Investigativos de Ñuble, Álvaro Hermosilla Bustos, destacó que “la importancia de este foco es que se busca sacar de circulación armas de fuego que son potencialmente peligrosas para la comisión de delitos violentos si caen en manos equivocadas”.

Acotó que en el análisis criminal muestra que “la Región de Ñuble concentra delitos que podríamos decir que no son violentos, pero en el último tiempo, y coincidente con la pandemia, se han estado utilizando armas para la comisión de los delitos, aumentando los niveles de violencia en la comisión de aquello. Por lo tanto, la Fiscalía pretende adelantarse a dicha situación y sacar de circulación estas armas, evitando la comisión de delitos futuros”.

Dentro de los asaltos a mano armada que se han registrado en Ñuble en los últimos dos años, destacan por su resonancia en los medios y redes sociales locales, el que afectó al supermercado La Torre y a otros cinco minimarket de Chillán y Chillán Viejo registrados ese mismo mes.

También se usaron armas de fuego para asaltar peajes, a choferes de micro, empresas constructoras, camiones de reparto e incluso particulares entre los años 2019 y 2021, fenómeno que hasta entonces, era notablemente inusual en la zona.

Traficantes armados

La teoría del apoderamiento de estas armas por parte de la delincuencia que sostiene el fiscal Hermosilla, también se respalda en la cantidad de escopetas, pistolas y revólveres que se ha encontrado por parte de la Brigada Antinarcóticos de la PDI y Carabineros del OS7 Ñuble, en los distintos operativos relacionados con el tráfico de drogas. En este punto destaca el que se hizo en San Carlos en el pasado mes de mayo, ocasión en que incluso se hallaron subametralladoras de 9 milímetros. Según el sorprendido exfiscal de esa comuna, Rolando Canahuate, “nunca antes habíamos visto ese poder de fuego en estos lados, no al menos desde que se inició la reforma procesal penal (2003)”.

El jefe de la Prefectura de Ñuble de la PDI, prefecto José Luis Gallegos Rabanal, precisó que entre las armas de fuego incautadas hay revólveres, pistolas, escopetas y munición de distinto calibre. Acotó que “se realiza un trabajo de análisis y estudio de inteligencia policial que nos permite llegar hasta estas armas de fuego. Muchas de ellas no estaban en la región y gracias al trabajo investigativo que han realizado los detectives, coordinados con la Fiscalía de Análisis Criminal de Ñuble, nos ha permitido ubicarlas incluso fuera de Ñuble”.

De todas formas, en este proceso de incautación, ninguna de las armas está vinculada a hechos delictuales.

Por otro lado, el Ministerio Público y su Grupo Foco anunciaron que, junto a la PDI, ya comenzaron otro operativo de incautación de armas de fuego, esta vez en la zona norponiente de Ñuble, predominantemente en las comunas de la Provincia del Itata.

Inapelable

Una de las armas incautadas era un revólver marca Ruby Extra, calibre 22, de fabricación española y con un trabajo de orfebrería en su culata y cañón. El dueño de casa la tenía guardada en una caja fuerte y no estaba de acuerdo con entregarla.

Sin embargo, la ley es clara y no se presta para lecturas alternativas. En este caso, establece que los herederos tienen 90 días para regularizar la tenencia de armas una vez que la persona fallece. De lo contrario, si la gente no cumple los plazos que establece la normativa para su regularización, la posesión de dicha arma pasa a ser una infracción perseguible y penada.

“Y acá nos encontramos con casos en que estas armas llevan incluso más de 10 años en manos de estas personas sin que nunca las hayan regularizado”, explica el prefecto Gallegos.

Por lo tanto, se trata de procedimientos que no pueden ser discutidos, posteriormente, en tribunales.

De todas maneras, y solo para evitar sanciones, la ley incluye algunas excepciones, como la entrega voluntaria de las armas de fuego.

En la actualidad, la nueva Ley de Control de Armas sanciona con penas de crimen la tenencia de armas de fuego no regularizadas, siendo un agravante el que se trate de armas de guerra o “prohibidas” como se le conoce a las armas “hechizas” utilizadas primordialmente con fines delictuales.

Por tal razón, muchos de los formalizados por esta causa suelen aguardar en prisión preventiva el desarrollo del proceso judicial.

La Dirección General de Movilización Nacional solo permite la inscripción de un arma cuando presume como objetivo solo el proteger el lugar declarado.

Para solicitar la tenencia la DGMN exige el acreditar conocimiento de su manejo, así como aptitud física y psíquica, a lo cual se agrega el no haber sido condenado por crimen o simple delito o sancionado por la ley de violencia intrafamiliar, entre otros requisitos, como ser mayor de edad ni tener autorizaciones previas canceladas.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/