Close
Radio Radio Radio Radio

Organismos internacionales buscan preservar el huemul

La existencia del huemul (Hippocamelus bisulcus) sigue estando amenazada en la cordillera de Ñuble y en la actualidad si bien existen pruebas claras de su presencia en la Reserva de la Biósfera Nevados de Chillán-Laguna del Laja, fundamentalmente a través de imágenes de cámaras trampa instaladas por Conaf, no existe certeza respecto de cuántos ejemplares subsisten.

Fabiola Lara, coordinadora del proyecto Conservación de Especies Amenazadas, planteó que un estudio interdisciplinario ejecutado por el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), implementado por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y financiado por el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF), busca justamente preservar a este ciervo nativo, que tiene en Ñuble la última colonia del Chile central.

El trabajo que realizan las entidades no se centra solamente en el huemul, sino que también está orientado a proteger otras especies animales y vegetales que están en un estado muy precario de conservación y para las cuales se requieren acciones concretas.

En este marco, hoy los profesionales a cargo del plan estarán en el Centro de Semillas de Conaf, con el fin de analizar los avances en el proceso de reproducción del queule, un árbol que está desapareciendo como consecuencia de la pérdida y fragmentación de sus espacios naturales, focalizados en la cordillera de la Costa, con presencia en Ñuble.

La idea en este caso es plantar 15.000 ejemplares en terrenos particulares, con el fin de comenzar un plan de repoblamiento de la especie que está en un estado crítico de conservación.

Durante esta jornada se espera que se entreguen antecedentes adicionales del proyecto de conservación que ejecutan las tres entidades y en las que colaboran la Seremi de Medio Ambiente del Biobío, entre otros organismos locales, como Conaf.

Cuidado del huemul

El proyecto Conservación de Especies Amenazadas busca, en el caso de la preservación del hábitat del huemul, la generación de buenas prácticas en la ganadería y el turismo, impulsar el programa de educación ambiental y estandarizar el monitoreo por parte de organismos estatales o privados.

Según antecedentes del proyecto, San Fabián de Alico, Coihueco y Pinto, en Ñuble; más Antuco, en Biobío, son las comunas que históricamente han tenido presencia de huemul, especie endémica de los bosques andinos de Chile y Argentina.

Con poblaciones ubicadas dentro de la Reserva de la Biósfera Corredor Biológico Nevados de Chillán-Laguna del Laja, representan una gran oportunidad de trabajo comunitario para el equipo del proyecto Conservación de Especies Amenazadas, que trabaja en el territorio con un plan de acción que incluye educación ambiental, buenas prácticas para las actividades productivas que se desarrollan en el sector y monitoreo relacionados con el huemul.

El proyecto a nivel nacional trabaja en implementar y promover un ambiente nacional de conservación del picaflor de Arica, en Arica y Parinacota, así como el huemul y queule, en Ñuble y Biobío, además del zorro de Darwin, en La Araucanía, propiciando la generación de un vínculo cercano entre el desarrollo local de las comunidades y la transferencia de conocimiento técnico para hacer compatible las actividades silvoagropecuarias y turísticas con la conservación de estas especies y su hábitat.

Para el seremi del Medio Ambiente del Biobío, Mario Delannays, proteger la biodiversidad a través de esta especie “paragua” como el huemul, que forma parte del escudo nacional, es primordial. “Nos sentimos muy responsables, pues es la única población que se conserva en Chile central, encontrándose altamente fragmentada, aislada de la población más cercana instalada en Argentina. Por eso es el llamado a trabajar colaborativamente con este ciervo que está en peligro de extinción”, dijo el seremi.

La coordinadora del proyecto Conservación de Especies Amenazadas en Biobío, Fabiola Lara, indicó que tanto en Biobío como en Ñuble se están vinculando con propietarios privados, establecimientos educacionales y agrupaciones de la sociedad civil. “Con ellos visualizamos las principales amenazas del territorio para la especie, generando en conjunto buenas prácticas para la ganadería y turismo. Además, iniciaremos el programa de educación ambiental con los profesores y directores de las escuelas y liceos, buscamos instalarlo dentro del Plan Anual de Desarrollo de la Educación Municipal (Padem)”, explicó.

En Pinto, la concejala y presidenta de la Comisión de Turismo y Medio Ambiente, Rossana Sandoval, indicó que “este es un proyecto en el cual hemos estado trabajando desde hace un tiempo y busca generar conciencia sobre la supervivencia del huemul en el corredor biológico reconocido por la Unesco”.

La profesional agregó que “es importante que en el territorio del corredor se genere conciencia, sobre todo entre escolares, para que exista un cambio de actitud hacia la especie y los jóvenes tengan una mayor sensibilidad respecto de la conservación y protección de sus espacios naturales”.

Rossana Sandoval indicó que han estado trabajando activamente con los profesionales del proyecto de Conservación de Especies Amenazadas y en ese sentido los planes para incluir las actividades de conservación en el currículum educacional han surgido precisamente de esa colaboración permanente.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/