Close
Radio Radio Radio Radio

Ordenanza prohíbe embarcaciones a motor para salvar la Laguna Avendaño

La Municipalidad de Quillón puso en marcha la ordenanza municipal que prohíbe las embarcaciones o vehículos motorizados en la Laguna Avendaño. La medida, que busca frenar la contaminación de las aguas y proteger a la flora y fauna del sector, comenzó a regir desde este lunes 4 de enero.

El decreto fue aprobado el 30 de diciembre y establece que no podrán navegar, “las embarcaciones y vehículos que funcionen con motores de combustión en base a petróleo, gasolina o cualquier otra clase de combustibles fósiles o hidrocarburos”. Este es el resultado de un trabajo de meses entre la municipalidad, el seremi de salud y agrupaciones medioambientales.

El alcalde de Quillón, Miguel Peña Jara, aclaró que esto era algo que en algún momento tenía que pasar. “Todo apuntaba a que nosotros debíamos tomar una decisión. Así, implementamos esta ordenanza que deja solamente a las lanchas de turismo funcionando”. Además, comentó que era un tema latente cuidar de la laguna por los niveles de turbiedad y aparición de microalgas tóxicas que estaban perjudicando a ese ecosistema.

Mientras que Ignacio Lagos, presidente y fundador de la agrupación Quillón Verde, expresó que esta es una medida que propusieron hace tiempo, pero no habían sido escuchados por el antiguo edil. “Lo intentamos mil veces, pero nuca hubo respuesta. Lo que pasa es que el alcalde anterior tenía una casa a la orilla de la laguna y su familia poseía embarcaciones a motor. Entonces habían demasiados intereses encontrados”, comentó.

De igual manera, considera que la nueva ordenanza es algo muy necesario. “Nosotros como agrupación estamos contentos, es un laguna muy pequeña para tanta embarcación y nos alegra saber que al fin alguien tomó cartas en el asunto”, declaró Lagos.

Peligros de la navegación motorizada

Según Patricia Arancibia, Limnóloga y académica del Departamento de Ciencias Básicas de la Universidad del Bío-Bío, “las lagunas tienen un envejecimiento natural. Esto puede suceder en 500 o mil años y pasan de ser aguas navegables a pantanos. Pero algo que es un proceso natural ahora es acelerado por el hombre”. Con el uso de pesticidas en la agricultura o el combustible de los vehículos motorizados esto se incrementa, todo eso va a dar a la laguna. Lo peor es que las algas que crecen, a veces son tóxicas”.

En 1986 ella detectó la presencia de una en Quillón, pero no en niveles peligrosos para la población. Comentó que dependiendo del tipo y cantidad, estas pueden provocar desde una urticaria o dermatitis hasta el desarrollo de un cáncer hepático. 

Por otro lado la fauna de estos ecosistemas también se ve afectada. La académica sostuvo que las motos agitan las aguas, cortan la vegetación acuática y producen contaminación acústica, que es nefasta para las aves que anidan en el lugar. Situación que también preocupaba a los integrantes de Quillón Verde. “A veces encontrábamos a todas las garzas muertas en los nidos. Una gran cantidad de especies que nidifican ahí se veían afectadas por estas embarcaciones”, precisó.

Según el alcalde, todas estas situaciones disminuirán tras la ordenanza municipal y se espera que más adelante también se prohiban las embarcaciones de turismo. Proyectos de motores a energía solar o eléctrica es lo que les espera a los futuros navegantes de la Laguna Avendaño.

Texto: Ignacia Oyarce 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/