Close
Radio Radio Radio Radio

Oportunidad verde

Cristian Cáceres

Chillán tiene la oportunidad de contar con un parque público, el mismo que le pena desde hace décadas, pues subsiste un pulmón verde a 4 kilómetros de la Plaza de Armas que puede ser recuperado con ese fin. Sin embargo, no es el municipio u otro ente público el que ha mostrado un real interés por ese objetivo, sino la sociedad civil, que próximamente presentará ante el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) una propuesta que apunta a proteger y preservar el emblemático humedal del Parque Lantaño. Abandonado en la década del 70, este predio particular exhibe árboles nativos y exóticos de gran tamaño y una abundante cubierta vegetal que podría ser disfrutado por toda la comunidad chillaneja. Sin embargo, la mayoría de los habitantes de esta ciudad ni siquiera lo conoce. De hecho, el concepto “Parque Lantaño” hoy está más asociado al dinámico desarrollo inmobiliario que se ha registrado en los últimos años en sus alrededores.

Según los análisis recogidos a la fecha, recogidos en un informe al que tuvo acceso La Discusión, dentro de las cuatro hectáreas que comprende el bosque se han registrado 13 diferentes especies de aves nativas, dos de anfibios nativos dentro del pantano, como la rana chilena, que se encuentra en estado de conservación vulnerable, y el llamado sapito de antifaz. En el caso de los árboles, hay especies que tienen más de un siglo, como es el caso de 12 araucarias, pinos, eucaliptus, magnolios, sequoias, cipreses. Además, el documento destaca la existencia de ejemplares de palma chilena, la cual se encuentra en estado vulnerable de conservación.

A principios de los 80, la familia Lantaño habría ofrecido donar este gran paño al municipio, sin embargo, dicha opción fue descartada por las autoridades de la época debido al alto costo de recuperación y mantención que significaba. Eran otros tiempos, en que las prioridades estaban puestas en otros objetivos.

Hoy, sin embargo, hay una creciente robusta sensibilidad socio-ambiental por recuperar y acrecentar espacios verdes y libres, a fin de que los habitantes de Chillán puedan encontrar no solo desahogo y posibilidades accesibles para desarrollar actividades recreativas y deportivas, sino también espacios para la integración social.

Como se ve, abundan argumentos para priorizar el rescate de este espacio de 18 hectáreas, más allá de catalogarlo como una zona de valor natural en el plan regulador comunal. De hecho, esa declaratoria constituye una actitud pasiva frente a un tema que requiere de una acción bastante más decidida, incluida su posible compra por parte de la Municipalidad o del Fisco.

En síntesis, de no mediar una acción decidida de parte de la autoridad o de la comunidad, orientada a medidas concretas de recuperación y conservación del Parque Lantaño, Chillán perderá un espacio de alto valor natural y seguirá profundizando un déficit que es mucho más que un número: es otra versión de la inequidad, esta vez en verde.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/