Close
Radio Radio Radio Radio

Nuevas medidas económicas abren dudas entre las Pymes

El Presidente Sebastián Piñera presentó ayer la segunda etapa del plan de emergencia que complementa las medidas tomadas por el Banco Central para fortalecer la liquidez en el mercado financiero y por la Comisión de Mercado Financiero para flexibilizar normas que permitan un mejor acceso de las empresas a los créditos en el contexto de la crisis por el Covid-19.

Estas medidas, complementarias al Plan Económico de Emergencia entregado el 19 de marzo pasado, tienen dos grandes focos. El primero, “proteger a las familias a través de la creación de un fondo de US$2.000 millones para entregar mayores beneficios y crear más empleos para las personas y familias vulnerables. Esto beneficiará especialmente a los 2,6 millones de trabajadores informales, sin contrato de trabajo, y que hoy no tienen la protección del seguro de desempleo”.

El seremi de Economía, Roger Cisterna, indicó que con este fondo se pondrá especial énfasis en las familias más vulnerables, dándoles así una clara señal de tranquilidad de que el Gobierno estará presente para ayudar cada vez que sea necesario.

El segundo foco “consiste en ayudar a nuestros emprendedores, Pymes y empresarios que lo requieran, a través de líneas de financiamiento con garantías del Estado”, sostuvo el Presidente, destacando que “esta medida permitirá financiar créditos a las empresas por hasta US$24.000 millones, lo que equivale a elevar en 20 veces las líneas actualmente disponibles”.

La nueva línea de crédito con garantía del Estado permitirá acotar el riesgo de crédito extraordinario generado por el estado de emergencia y facilitará las condiciones para que los bancos presten capital de trabajo a las empresas, por un plazo de hasta 48 meses, con un período de gracia de hasta 6 meses y por un monto equivalente de hasta 3 meses de ventas.

El seremi de Economía explicó que podrán acceder a esta línea de crédito todas las empresas con ventas anuales menores a 1.000.000 de UF, cuyo límite era hasta hoy de 350 mil UF, con lo cual se incluye al 99,8% de las empresas y el 84% del empleo, aproximadamente unos 7,6 millones de trabajadores.

El Mandatario explicó que “los bancos que presten estos recursos a las empresas beneficiadas, con garantías del Estado, deberán reprogramar todos los créditos preexistentes del deudor beneficiado y postergar toda amortización de sus créditos antiguos hasta que los nuevos préstamos estén íntegramente pagados”. Además, destacó que esto permite “dar un alivio a los emprendedores y proteger las garantías otorgadas por el Estado”.

Piñera también anunció que “estamos trabajando en un sistema permanente que permita proteger a los trabajadores independientes que emiten boletas de honorarios, frente a situaciones de catástrofe como la generada por la pandemia del coronavirus”. Según adelantó Cisterna, en los próximos días se conocerá el detalle de esta medida.

Dudas de las Pymes

Para el presidente de la Cámara de Comercio de Chillán, Alejandro Lama, se trata de un ayuda importante para las Pymes, “porque le permitiría a una empresa solicitarle al banco, con fondos del Fogape, hasta tres meses de ventas, es una medida de salvataje, yo creo que el Gobierno tiene plena conciencia que esto está más que orientado a salvarle el pellejo a un empresario en particular, está orientado al empleo”.

Sin embargo, Lama, quien acotó que hoy participará en una videoconferencia con el Presidente de la República junto a otros dirigentes del país, sostuvo que le expresará al Mandatario “que hay que poner atención en la trinchera final del banco, porque pasa muy a menudo que uno se encuentra con muchas trabas en el banco”.

De igual forma, el timonel del comercio advirtió sobre las restricciones que encontrarán los emprendedores morosos. “Hay bancos que a los morosos les bajan la cortina al tiro, es política del banco, por lo que el Gobierno no puede hacer mucho, por eso es importante tener un interlocutor válido a nivel nacional o local que recoja estas quejas que van a llegar, porque ya hemos sabido de empresas que han sido rechazadas, pese a que estamos hablando de un fondo del Estado, donde si yo no pago, paga el Estado”.

Asimismo, el líder empresarial planteó que una medida que también ayudaría a las Pymes es la devolución del PPM (pago provisional mensual) de enero y febrero, “porque esas son platas que el empresario le adelanta al Fisco del pago de impuestos; no se trata de un favor, es plata que yo le anticipé y que voy a pagar igual, y eso no le cuesta ni un peso al país”.

Respecto a las medidas para trabajadores independientes, Lama hizo hincapié en la necesidad de beneficios sociales y advirtió que “hay mucha gente que si no recibe ayuda va a pasar hambre, gente que no tiene despensa y no tiene plata”.

Coincidió con Lama sobre la situación de los morosos el presidente de la asociación gremial Emprende Punilla, Carlos Pinochet, quien advirtió sobre la delicada situación en la que se encuentran numerosos emprendedores que han debido cerrar sus negocios y que también están morosos.

“Lo principal acá es que como no tienen para pagar sus arriendos o sueldos, cualquier medida desde el Gobierno que no coloque dinero en el bolsillo no va a salvar la debacle económica. Ayuda mucho no tener que pagar el IVA este mes o postergar algunos pagos, o que los sueldos los financie en gran parte el Seguro de Cesantía, pero aún así necesitan liquidez para pasar estos meses de crisis, y eso es lo que estábamos esperando con ansias de este anuncio”, argumentó Pinochet.

En esa línea, el dirigente gremial expresó su preocupación por las restricciones que enfrentarán los emprendedores morosos para acceder a estos créditos. “Esto va a depender de cómo los bancos flexibilicen sus requisitos para otorgar estos créditos. Hay más de 4,6 millones de chilenos que están en Dicom o que están sobreendeudados, y para ellos no califica ninguna ayuda. Y el problema es que este segundo paquete de medidas se centralizó en bandejear estos beneficios a través de los bancos”, acotó.

Sobre ese punto, destacó la mesa de trabajo “Gremios de Ñuble”, en la que participa el seremi de Economía, Corfo, Sercotec, el Gobierno Regional, representantes locales de los bancos y 27 gremios de la región, donde se proponen medidas y existe la posibilidad de solicitar a los bancos que se evalúe caso a caso.

Además, planteó que “a nivel nacional surgió la iniciativa de que los emprendedores o independientes puedan retirar un porcentaje de los fondos de pensiones, que puede ser un 5 a 10 por ciento, esto es una medida súper responsable, y estos recursos serían reintegrados posteriormente, como un autocrédito, cuando ya estén estables. Es una medida muy sensata, y hay muchos que están desesperados por tocar esos fondos, porque si bien son platas para la jubilación, algunos están quebrando ahora, no es un retiro sin sentido, esto ya se está haciendo en Corea y en Perú”.

Reacciones políticas

Desde el mundo político, el diputado Frank Sauerbaum (RN) aplaudió los anuncios y sostuvo que “hay un plan entero de protección de los ingresos de quienes hoy día reciben sueldos esporádicos y no tienen contrato de trabajo que también es muy relevante”, añadió.

Sauerbaum manifestó, además, que “le solicité al Presidente Piñera que evalúe suspender la recaudación del 17% a los trabajadores independientes para pago de cotizaciones previsionales, en la Operación Renta 2020.

Detalló que su idea es que quienes emitan boletas de honorarios, reciban íntegramente su devolución de impuestos y suspenda así la aplicación de la Ley Nº 21.133, que modificó las normas de incorporación de los trabajadores a los regímenes de protección social.

“Esta devolución de los impuestos de la Operación Renta por este año como excepción, les va a ayudar a aliviar de alguna manera el pago de sus cuentas y de sus deudas, porque tendrán mayor liquidez”, sostuvo.

Por su parte, el senador Felipe Harboe (PPD) manifestó que “el éxito de las medidas dependerá de las condiciones de los créditos que la banca le otorgue a las pequeñas empresas”.

Añadió que “aquí lo que se requiere es que este fondo de garantías, que se establece con fondos públicos, permita que la banca le entregue a lo menos seis meses de gracia a las pequeñas empresas que demuestren hoy día que están en una situación económica muy difícil”. Asimismo, advirtió que se debe poner acento en que las tasas de interés que otorgue la banca no sean muy altas: “Debemos tener hoy día una tasa de interés baja, considerando que hay garantías estatales al pago de esos créditos”.

En el mismo contexto, el congresista complementó que “le pido al Presidente de la República que usted instruya al ministro de Hacienda para que esté muy encima para ver cuáles son las condiciones de crédito. De lo contrario, vamos a estar traspasando dinero a la banca que finalmente no van a llegar al objetivo central el cual es apoyar a las pequeñas y medianas empresas”.

Respecto a la ausencia de medidas para los independientes con boletas de honorarios, el senador emplazó al ministro de Hacienda a que “disponga de manera inmediata la devolución completa de la devolución de impuestos para los trabajadores independientes. Las situaciones excepcionales requieren medidas excepcionales”.

“El día después”

En opinión del director del centro de estudios Cerregional, Renato Segura, “las medidas de apoyo eran esperadas y son muy necesarias. Para saber el efecto, necesitamos conocer más detalles de la forma como se distribuirán los recursos. Lamentablemente, estamos actuando bajo un ambiente de urgencia, en cuyo diseño suelen dejar fuera a los actores relevantes del territorio, quienes conocen el estado de las empresas locales y pueden contribuir a focalizar mejor los recursos; me refiero a los gremios productivos de Ñuble, los centros de estudios, etc.”

En ese sentido, el investigador sostuvo que el efecto que tendrán estas medidas en las pymes dependerá de muchos factores, “como el sector económico al que pertenecen, el mercado que abastecen, el territorio en el que operan o los problemas de base que presentan, entre otros”.

Segura advirtió que no obstante la envergadura de las medidas, no serán suficientes para evitar una mayor cesantía. “Debemos estar preparados para el día después de superada la pandemia. Tendremos un sistema productivo en el suelo, cuyo tiempo de recuperación dependerá de las medidas que la política pública considere para levantar la actividad económica”.

“En mi opinión, la ayuda a los sectores productivos ha llegado un poco tarde y con poca participación de los gobiernos regionales en diseñar medidas para el día después de mañana (…) Parece que se han olvidado que la pobreza es la peor pandemia que afecta a la humanidad y cuyos efectos son mucho más duraderos. En efecto, no solo se pierden vidas, sino también se destruye la dignidad de la persona humana”, expuso el profesional.

Consultado por las medidas que se debieran implementar para ayudar a los trabajadores independientes, Segura planteó que “en lo inmediato, el Estado debe garantizar a todos los hogares el acceso gratuito a la salud y un ingreso mínimo de sobrevivencia. En la actualidad hay miles de hogares que, sin estar clasificados en los grupos vulnerables de la política social, lo han perdido todo. En el corto plazo se deben arbitrar las medidas necesarias para facilitar la recontratación de los trabajadores que han perdido su empleo, único medio de garantizar que los hogares puedan retomar su normalidad. Junto con ello, se debe aliviar la carga financiera para que todos y cada uno de los chilenos y chilenas puedan reprogramar sus obligaciones financieras sin costo adicional”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/