Close
Radio Radio Radio Radio

Ñublense se destapa en Chillán y pisa fuerte rumbo a Primera

Felipe Venegas

El retorno de Ñublense al estadio Nelson Oyarzún de Chillán, tras ocho meses sin jugar en casa debido a que en plena pandemia el recinto albergó un hospital militar, no pudo tener un mejor final.

Los “diablos rojos” golearon por 4-0 a Melipilla, rival directo en su lucha por ascender a Primera A, y se consolidaron como los líderes exclusivos de la Primera B con 33 puntos, ratificando que son candidatos serios al ascenso.

En un accidentado duelo, que tuvo dos expulsados en el rival, muchas tarjetas amarillas, y faltas reiteradas del cuadro melipillano, el elenco de Jaime García supo sacar ventajas de su superioridad numérica para abrochar con contundencia una victoria clave.

“Pintogol” está de vuelta

Hasta antes de la expulsión del defensor Gonzalo Lauler, el partido era equilibrado, disputado y aunque Ñublense intentaba ser punzante, los “Potros” hacían presión alta y friccionaban el partido. Por eso, una doble amarilla de Lauler comenzó a desmoronar la dinámica propuesta del visitante.

El primer golpe lo dio Mathías Pinto a los 31’, quien abrió la cuenta, tras una notable jugada que inició Mateos con Campusano.

El artillero miró al cielo y le dedicó la conquista a su hermano fallecido hace tres meses.

La expulsión del recién ingresado Alejandro Vásquez en Melipilla, tras golpear en el área a Ampuero, derivó en un penal que cobró por gol Rozas cuando se iba el primer tiempo.

Cuando amanecía el complemento, Óscar Ortega, con un golazo y tras habilitación de Pinto, tras una recuperación alta, estableció el 3-0 que derrumbó a Melipilla en sus pecados.

De ahí en adelante, el equipo forastero cayó en la impotencia y la desesperación. Empezó a golpear y pudo sufrir un par de expulsados más. El partido se tensionó y subió su temperatura, pero Ñublense evitó responder con juego brusco y se dedicó a administrar la ventaja parcial pues entendió que como expresión de lucha, estaba sentenciado.

Sin embargo, faltaba más. Una buena jugada por la banda izquierda, que inició Campusano y en la que participó el otro lateral, Navarrete, fue finalizada en plena área por Mathías Pinto, quien le sacó brillo a su oportunismo goleador para decretar un tranquilizar 4-0.

En la recta final, Ñublense pudo anotar el quinto, pero Sebastián Pérez no pudo derrotar a Peranic. En el Rojo salieron resentidos, encendiendo las alarmas, el portero Odriozola, Mateos y Navarrete, que terminó con un corte en su mentón tras un golpe grosero de un defensor melipilillano.

Con este triunfo, Ñublense suma 33 puntos y es líder exclusivo. En la próxima fecha queda libre, pero el próximo miércoles visita a Deportes Valdivia.

“Madurez”

El técnico Jaime García aplaudió el trabajo de su equipo.

“Contento porque ganamos un partido intenso, complicado, con madurez e inteligencia y en superioridad numérica supimos anotar y después manejar el partido para no caer en el juego brusco y evitar una expulsión”, recalcó, antes de profundizar en la actuación de Pinto.

“Pinto brilla gracias a sus compañeros, él define bien, pero eso se lo da el grupo. Tuvo la voluntad de venir y brilla porque una luz para que brille, necesita conexiones”, analizó.

Por su parte, el lateral izquierdo Jovany Campusano, declaró que “Melipilla tiene grandes jugadores, fue un partido intenso, fuimos justos ganadores, pero debemos seguir trabajando con humildad porque no hemos ganado nada”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/