Close
Radio Radio Radio Radio

Ñublense le mostró los dientes a Audax y trepó al tercer lugar

Mauricio Ulloa

Jovany Campusano ya no da más, pero se barre por enésima vez sobre el césped del Estadio Nelson Oyarzún de Chillán, para recuperar un balón y gestar un estremecedor contraataque el sexto minuto de descuento de un duelo electrizante.

La imagen resume la garra incansable que puso Ñublense en la cancha para vencer por 1-0 a Audax Italiano en Chillán, terminar con el invicto de los itálicos y trepar al tercer lugar de la tabla de posiciones con 16 puntos.

El equipo de García apeló a la concentración defensiva, la salida rápida y la criteriosa rotación del balón para controlar a un encendido elenco audino que desde el arranque dejó claro que venía por la victoria.

El forastero apostó por juga a alta velocidad y presión, incomodando a los diablos rojos que sintieron el ritmo infernal del elenco de La Florida.

Sin embargo, esas transiciones andinas, muchas veces producidas por imprecisiones de los jugadores de Ñublense en la construcción del fútbol entre un bosque de piernas verdes, no se tradujo en llegadas de real peligro, porque la defensa ñublensina y el portero Nicola Pérez tuvieron una noche de mucha concentración.

En ataque, en el primer tiempo, Ñublense sufrió para vulnerar la sólida defensa audina, con Pinto y Guerra tratando de luchar con los espigados Torres y Labrín.

A pesar de eso, Mateos tuvo la más clara sobre el final con un ajustado remate que manoteó Joaquín Muñoz.

Penal repetido

La presión y dinámica de Audax Italiano, fue adormecida por el juego colectivo de Ñublense y el compromiso táctico de sus jugadores en las facetas defensiva y ofensiva.

Campusano sacó aplausos controlando a Joaquín Montecinos y Esteban Carvajal fue el limpiaparabrisas en la zona media donde la presión itálica para atacar de nuevo, se hacía intensa.

Cuando amanecía el segundo tiempo, el portero de Audax derribó a Pinto y Nicolás Guerra, tras la repetición del penal, que en primera instancia manoteó Joaquín Muñoz, pero fue reiterado por invasión de defensas audinos, anotó el 1-0.

De ahí en adelante, el duelo entró en una frenética lucha. Los itálicos sumando gente al ataque para empatar y Ñublense defendiendo con una garra conmovedora y saliendo en contraataque para liquidar el partido, como lo pudo hacer Luis Valenzuela.

El equipo de “Vitamina” Sánchez buscó por todos lados, pero Ñublense mostró los dientes y selló una trabajada victoria que le permite, en vísperas del receso, descansar en un expectante tercer lugar.

“Nos hicimos fuertes en casa, estuvimos a la altura ante un gran rival y esto es fruto del sacrificio de todo el equipo. Contento porque le ganamos a un equipo que estuvo puntero”, comentó Campusano, la figura de la cancha.

“Pude convertir el penal en la segunda vez y claramente estoy contento por el equipo que me ha hecho sentir bien, motivado y feliz”, confesó Nicolás Guerra.

El DT Jaime García, aplaudió la entrega de su equipo.

“Me saco el sombrero por mis cabros, por sus ganas, por su hambre, por el sacrificio. Le ganamos a un equipo fuerte”, sentenció.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/