Close
Radio Radio Radio Radio

Ñuble se mantiene al tope de regiones más “desobedientes”

El sábado reciente se detuvo a la mayor cantidad de personas por no cumplir el toque de queda, desde el 28 de marzo, fecha en que comenzaron las medidas de restricción sanitaria en Ñuble.

Desde aquel primer día, que cerró con ocho detenidos, se llegó a 141, arrestados entre la noche del viernes 8 y la madrugada del sábado 9 de mayo, en la Región de Ñuble, para sumarle otros 14 detenidos el día domingo, con lo que el fin de semana pasado llegó a un histórico de 155 casos de rebeldía.

“En efecto, y aunque no hemos hecho las últimas tabulaciones, la comuna de Chillán es una de las que más casos de detenidos ha tenido desde que empezó esta pandemia, a lo largo del país”, explicó el general de Ejército, Cristian Vial, jefe de Defensa de Ñuble.

El general contrastó, además, el que en efecto se haya detenido a una gran cantidad de personas el fin de semana, a pesar que las medidas de cuarentena y del cordón sanitario que cerró el paso desde y hacia Chillán y Chillán Viejo, se hayan levantado, apuntando a la ilógica que representa el que a menos restricciones, mayor incumplimiento.

De todas formas, el jefe de Defensa explicó que “generalmente hay mayor casos de detenidos durante los fines de semana. Eso es, por un lado, por que las personas siguen saliendo los viernes y los sábado en la noche, y por otro, porque, conscientes de esta situación, es en esos días que se dispone de mayor personal fiscalizador”.

Entonces, a su juicio, “hay dos maneras de observar este fenómeno, uno es la reticencia de algunas personas a permanecer en sus casas, y la otra, que se explica por el despliegue dispuesto para controlar esta situación”.

Desde el 6 de abril, cuando arrancó la medida del cordón sanitario, a la fecha, se ha detenido en total a 2.276 personas por vulnerar alguna de las tres medidas impuestas por el Ministerio de Salud para prevenir la propagación del Covid-19, en Ñuble, como el toque de queda, el cordón sanitario o la cuarentena.

De ellas, solo permanece el toque de queda, válido para todo el país, entre las 22.00 y las 05.00 horas.

Cuatro veces detenido

De todos los casos de rebeldía respecto a las medidas sanitarias por el coronavirus, el que más resalta en Ñuble es el de Luis Montupil Pérez, de 22 años, quien fue formalizado por la fiscal Maritza Camus por incumplir por cuarta vez la obligación sanitaria de permanecer en casa después de las 22.00 horas.

La primera vez fue detenido el 26 de marzo; luego el 29 de ese mismo mes, cuando quedó con arraigo comunal, y también el 11 de abril, desde cuando debía estar cumpliendo arresto domiciliario total.

La última fue en la noche del domingo, donde fue detenido por no respetar el toque de queda.

Montupil Pérez, además, fue sorprendido haciendo daños a un centro de salud.

Con todos estos antecedentes, se pidió la medida cautelar de prisión preventiva en su contra, lo que fue acogida  por el Juzgado de Garantía de Chillán.

“No se cree en nadie”

Es probable que el fenómeno de desobediencia en Chillán sea explicado como un caso multifactorial.

Al menos, para el historiador local, Alejandro Witker, “yo no tengo reseñas de un fenómeno similar en Ñuble y la verdad, esta actitud tan repetida me parece insólita para una sociedad como la nuestra, que generalmente ha sido solidaria, respetuosa y colaboradora”.

Apunta, entonces, a que “en términos generales hay un descrédito a todo lo que se pueda decir sobre el coronavirus, por parte de ellos. Hoy, como nunca antes, las personas sienten mucha desconfianza de las autoridades en general y eso es el paradigma de lo que se vive hoy en todo el mundo y aquí no tiene por qué ser distinto”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/