Close
Radio Radio Radio Radio

Ñuble es la séptima región con más inmigrantes regionales

“Con mi marido teníamos pensado, una vez que naciera mi hijo, irnos de Santiago a cualquier ciudad del sur de Chile. A él le salió trabajo acá en Chillán y fue la ciudad ideal, porque justo teníamos a nuestros papás cerca”, relata la química farmacéutica Leticia Acuña, que está viviendo en la capital regional desde hace dos años.

Leticia es una de las 30.383 personas que llegó a vivir a Ñuble según el estudio “Migración interna de Chile” realizado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

El informe confirmó que son más las personas que deciden vivir en la región que quienes salen de ella, alcanzando el séptimo lugar a nivel nacional, con un índice de 1,8 en migración neta.

La mayor cantidad de inmigrantes llega a Ñuble desde la Región Metropolitana (15.028), seguido por la Región de   Biobío (8.456) y la Región del Maule (2.319).

“Ha llegado gente de varias partes de Chile. Desde Santiago hasta de Iquique para buscar casas en arriendo y algunos para comprar”, afirma Mar í a  Luisa Solar, corredora de propiedades en MyM. Según la profesional, desde noviembre a enero, el mercado se copa con foráneos en busca de arriendo o compra de hogares. “Chillán comparado con Concepción es un 20 por ciento más económico. La diferencia es a ú n más comparado con Santiago, en donde los arriendos salen el doble que acá”, menciona Solar.

El bajo costo de vida de la región es una ventaja que también menciona Leticia Acuña. “Una vivienda grande acá cuesta la mitad de lo que sale en Santiago y pasa lo mismo con el transporte”, afirma la profesional.

Sin embargo, el mayor atractivo para la oriunda de Providencia son los tiempos de traslado. “Las distancias son súper cortas hasta el centro. Del trabajo uno puede ir a almorzar a la casa, cosa que nunca había hecho en Santiago”, afirma la química farmacéutica. Esta ventaja le ha cambiado la calidad de vida. “Familiarmente es mucho mejor, porque uno está mucho m á s  tiempo en la casa. A Chillán le faltan más espacios de esparcimiento, pero aun así es mejor vivir en esta ciudad”, declara Acuña.

El desafío de crecer

La migración interna de un país, quienes salen y entran de una región a otra, puede deberse a factores importantes de cambio social, económico y demográfico, tanto para las comunas de origen como en las de destino, según la información entregada por el INE.

El Censo de 2017 reveló que las tres comunas con mayor crecimiento poblacional en la región son Chillán, San Carlos y Coihueco.

La doctora en Geografía de la Universidad del Bío-Bío, Claudia Espinoza, cree que el crecimiento de estas comunas se debe a un mayor desarrollo urbano, ofreciendo mayor cobertura en los servicios básicos, en el comercio, en las finanzas y las actividades de ocio.

“El crecimiento trajo consigo una fuerte especulación inmobiliaria y crecimiento vertical en la ciudad de Chillán, generando nuevas ofertas laborales para la población migrante que opta por trasladarse cerca de su fuente laboral. Esto se evidencia en la ciudad con la construcción de viviendas nuevas, tanto subsidiadas como particulares, la instalación de empresas nacionales y transnacionales, como hoteles, supermercados y casinos, y el crecimiento vehicular”, explica la académica.

Para afrontar el crecimiento demográfico de algunas comunas de la Región de Ñuble, Claudia Espinoza expresa que se debe enfrentar el desafío de mantener o aumentar la calidad de vida de su población, “para ello se debe ordenar el territorio de forma multisectorial, pensando en todos los actores que desarrollan distintas actividades sobre él”.

En la región el planeamiento urbano se ha desarrollado a través del Plan de Regulación Comunal ,  y el aún en desarrollo Plan Regulador Intercomunal (Prich), el cual comprende las comunas de Chillán y Chillán Viejo, y que actualmente se encuentran en proceso de consulta p ú b lica. Estos instrumentos ordenarán el actual crecimiento urbano de la capital regional.

Según la académica, uno de los beneficios de la inmigración hacia la Región de Ñuble ha sido el mayor dinamismo económico. “El crecimiento poblacional se ha acrecentado a partir de la creación de la Región de Ñuble. Esto propició una mayor inversión, tanto estatal como privada en el desarrollo urbano de la ciudad, lo que se puede evidenciar con las nuevas construcciones que se están gestando, como es el caso del Hospital Regional y la llegada de nuevas ofertas educativas”, describe Espinoza.

En tanto, para la académica las desventajas de la inmigración varían según la planificación urbana de cada comuna. En Chillán, la peor consecuencia según ella es el trastorno del movimiento vehicular, que genera congestiones en horarios punta, aumento de los niveles de contaminación atmosférica por material particulado y gaseoso, incremento de la contaminación atmosférica acústica, y en el uso de los servicios de forma desordenada.

Para Leticia Acuña el tráfico no es la peor cualidad de Chillán. “Se debe invertir más en áreas verdes, las plazas, los juegos para niños. En Santiago, todos los fin de semanas habían actividades gratis para los niños en las plazas, y acá la plaza de Chill á n  Viejo tiene m á s  actividad que las de Chillán”, critica la profesional.

Aun así, Leticia planifica llevar cabo su vida familiar en la ciudad. “Nos queremos quedar a vivir al menos por un buen tiempo para que mi hijo se críe y se eduque acá. Proyectarse al menos unos 20 años. A lo mejor no toda la vida, pero si a largo plazo”, declara Acuña.

Regiones

El estudio del INE da cuenta de las regiones que presentan un mayor atractivo migratorio (las que reciben una mayor cantidad de inmigrantes que emigrantes) y de aquellas que presentan una tendencia expulsora (con una mayor cantidad de emigrantes que inmigrantes), lo cual se observa a través de sus tasas de migración neta. Según los datos del  C e nso de 2017 las regiones que presentan mayor atractivo migratorio son Coquimbo (7,8), seguida de Valparaíso (5,2) y la Región del Maule (3,7). En menor medida, O’Higgins (3,0), La Araucanía (3,0), Los Ríos (2,9), Ñuble (1,8) y Los Lagos (1,5) también han tendido a incrementar su población a causa de la migración interna.

En contrapartida, la región que presenta la tasa más baja es Antofagasta (-11,4), seguida por Tarapacá (-8,6) y Atacama con (-8,4). Al mismo tiempo, la Región Metropolitana mantiene su tendencia a expulsar población a una TMN de -2,2, la que si bien ha disminuido respecto de los censos anteriores, se viene registrando desde hace décadas. Por otro lado, las regiones que presentan tasas de inmigración y de emigración similares, aunque levemente negativas, son Aysén (-0,3), Magallanes (-0,4), Arica y Parinacota (-0,1) y Biobío (-0,1).

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/