Bachelet confirmó nueva región antes de que termine su mandato

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Fernando Villa 2016-08-20

La Presidenta Michelle Bachelet Jeria comprometió que el próximo 20 de agosto, cuando nuevamente visite Chillán Viejo, estaría en condiciones de anunciar que la Región de Ñuble ya estará creada.

La Mandataria se refirió al tema tras el tradicional homenaje al Padre de la Patria Bernardo O’Higgins,  al conmemorarse ayer 20 de agosto el aniversario 238 de su nacimiento en Chillán Viejo.

La Jefa de Estado fue lo suficientemente clara respecto de que los plazos para el desarrollo de la nueva unidad administrativa se resolverá antes de que entregue el cargo, el año 2018, tras ser consultada por LA DISCUSIÓN luego de saludar a la gente en la plaza chillanvejana.

De esta manera el proyecto se concretaría tres años después de que los alcaldes de Ñuble desfilaran masivamente el año 2014 frente a ella, lo que significó un punto de inflexión, pues desde ese momento los sucesos se desencadenaron rápidamente.

Tras aquella demostración masiva del interés inequívoco de la provincia por ser región, que Bachelet respondió con una recordada imagen con su pulgar hacia arriba, el año pasado, también un 20 de agosto, la Presidenta firmó el  proyecto de ley que constituyó  la demostración más clara de que el compromiso será cumplido efectivamente.

Y ayer no hizo otra cosa que ser absolutamente consecuente con los pasos que ella y su Gobierno han dado respecto de un tema sensible a nivel local y donde nadie se resta.

Durante la jornada se esperaba que Michelle Bachelet emitiera un discurso marcado por la frase Región de Ñuble y los pasos agigantados que ha dado el proyecto los últimos meses, estando ad portas de salir de la Comisión de Gobierno del Senado, donde está tramitándose.

Sin embargo, durante su breve alocución se ciñó al protocolo y se centró en destacar la figura de Bernardo O’Higgins y las futuras conmemoraciones referidas a su persona, como los 200 años desde la firma de la Independencia Nacional (Talca 1817).

Como la invitación es del Ejército, desde la Presidencia se pensó en que no era el momento para otra cosa que no fuera recordar al héroe nacional nacido en estas tierras.

Desfile sin incidentes

Como en otras ocasiones,  la Plaza de Chillán Viejo fue un verdadero imán para que las Fuerzas Armadas y los civiles demostraran su fidelidad a los valores nacionales. La vigilancia no fue asfixiante como en versiones anteriores, cuando organismos de seguridad limitaban el paso de personas al perímetro más cercano al Parque Monumental, lo que derivó incluso en que el concejal Jorge del Pozo fuera detenido en una ocasión.

Ayer todo estuvo dentro de rangos normales para un evento de esta naturaleza, de tal manera que se revivió parte del espíritu cívico de antaño, así sí, con mucho menos gente que en años anteriores.

Quienes también faltaron fueron varios alcaldes de la provincia, que llegaron en muy baja cantidad a la comuna histórica.

Tras una ceremonia reducida temporalmente y que incluso concluyó media hora antes de lo programado, la Presidenta dejó el podio reservado a las autoridades para trasladarse al vehículo que la esperaba.

En un trayecto de pocos segundos varias personas se acercaron a ella para entregarle su apoyo frente a la difícil situación que enfrenta el Gobierno, y sobre todo, para estar cerca de quien, pese a su desplome en las encuestas, es una personalidad atractiva para la ciudadanía, por su cercanía.

En ese breve espacio la Presidenta confirmó a LA DISCUSIÓN todo lo que su Gobierno ha realizado por Ñuble en los últimos años, que debe traducirse en la ley que crea esta nueva unidad administrativa que en poco menos de un año se separaría de la Región del Bío Bío.

Con el proyecto de ley en el Senado, debe pasar a segundo trámite constitucional en la Cámara Baja para que la zona tenga un estatus superior, deje de ser “el patio trasero de Concepción” como aseguran dirigentes del Comité local y comience a definir su propio destino.

Durante su breve salida de protocolo, y siempre muy bien custodiada por la seguridad presidencial, Bachelet reseñó los pasos que quedan para que el proyecto termine su tramitación, asegurando de paso que la iniciativa legislativa se debe materializar antes de que ella deje el poder.

“Estamos felices como siempre y el próximo 20 (de agosto de 2017) estaremos aquí, y esperemos que tendremos Ñuble Región para el próximo año”, expresó la Presidenta. 

La Mandataria agregó como ya es conocido, el proyecto que ella firmó el 2015 en Chillán “está con urgencia en la Cámara (Senado) en el primer trámite, estamos trabajando con mucha energía para que, esperamos que el 20 del próximo año, podamos contar (con el proyecto aprobado). Esto depende del Parlamento, pero nosotros como Gobierno hemos pedido la máxima urgencia para que ya el próximo año podamos empezar, ya no solamente a tener la región, sino ojalá implementarla”.
Todo el proceso, desde ahora en adelante, sigue dependiendo del Parlamento,  donde los legisladores son los encargados de avanzar en el diseño definitivo de esta iniciativa presidencial. No obstante, al ser un proyecto del Ejecutivo, la urgencia comprometida por la Mandataria es clave para acelerar los procesos.

Bachelet agregó un elemento adicional, tras consulta de LA DISCUSIÓN, como es la necesidad de que el proyecto salga emparejado con el que permite la elección de intendentes regionales.

“Esperemos que haya acuerdo en el Parlamento, se elijan los intendentes, de manera que ojalá el próximo año tengamos elección de intendentes”, destacó la Mandataria, dando otra señal clara de interés fidedigno por avanzar en descentralización administrativa y empoderar a la naciente Región de Ñuble.

Luego de esas breves, pero significativas palabras, la Presidenta salió rauda desde la plaza de Chillán Viejo hacia el Casino de Oficiales del Ejército, donde participó de un ágape oficial en conmemoración de la jornada de homenaje a O’Higgins.

El proyecto sigue

El senador del PPD Felipe Harboe no se sorprendió porque la Presidenta no se refiriera a la Región de Ñuble durante su discurso oficial en la jornada de ayer, pues recalcó que ese momento  era para centrarse en el homenaje a Bernardo O’Higgins.

Precisó que ahora la posta “la tiene el Parlamento”, tramitación en el Senado que se debe resolver en el breve plazo.

De hecho se espera que el 31 de agosto la Comisión de Gobierno del Senado vote en particular el proyecto, antes de que pase a la Sala y luego a la Cámara Baja.

Así, es altamente probable,  como sugiere la Presidenta,  que el próximo 20 de agosto las fuerzas vivas de la comunidad local y las autoridades comunales elegidas en octubre próximo desfilen en homenaje a O’Higgins, pero sobre todo saludando a la naciente Región de Ñuble.

Comentarios