Ñublense 2018

Por: Rodrigo Oses 2018-01-29
Rodrigo Oses

A una semana de su estreno oficial en el Torneo de la Primera B 2018, Ñublense mostró en sociedad sus cartas en la “Noche Roja” tras un mes y medio trabajando en el más completo hermetismo.

Su estreno en público arrojó varias conclusiones que pueden ayudar a proyectar el rendimiento del equipo de Emiliano Astorga, marcado por luces y sombras.

En la portería Sebastián Contreras y Franco Cabrera aportan experiencia y solvencia, por lo que la lucha será cerrada por la titularidad. El bloque defensivo es inamovible. Los zagueros Pedreira y Bascuñán son fuertes en la marca y el juego aéreo, pero no deben caer en el juego brusco cerca del área propia.

Los laterales Bugueño y Sepúlveda deben mejorar la agresividad en la marca, aunque son dúctiles en la proyección ofensiva. Sobre todo el primero, que tiende a pasar al ataque armando un circuito que genera profundidad.

En la zona de contención Luciano Gaete encontró en Octavio Pozo un socio experimentado, de jerarquía, que matiza la dinámica con la pausa, la salida limpia con la buena pegada. Hasta esta línea el funcionamiento de Ñublense denota afiatamiento, movimientos aprendidos y una disposición a defender marcada por el orden y la aplicación.

El déficit asoma en la zona creativa y en el centro del ataque, porque por las bandas Ñublense ganó profundidad y volumen ofensivo con Michael Silva y José Luis Jiménez, dos jugadores que le darán velocidad al ataque del Rojo y además aportan reconversión defensiva hasta la zona media.

Insisto, en la zona creativa Matías Arrúa tendrá que extremar recursos para gravitar como el armador que el equipo clama y como referente de área. Al menos en la “Noche Roja” se echó de menos a un jugador que marcara diferencias. 

La esperanza de gol es Sebastián Varas, pero su condición física condicionará su real aporte. ¿Y el recambio? Ese es el principal dilema de este Ñublense modelo 2018. No tiene recambio de jerarquía. Cuando Silva y Jiménez, los dos valores más desequilibrantes que hoy tiene el plantel, no estén, ¿existirá un reemplazante igualmente desequilibrante?

Comentarios