Impacto por muertes de ex notario y de ex juez de Yungay

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Fernando Villa 2017-11-06

Consternación en el ámbito de la abogacía y del rodeo local causó la muerte de dos conocidos abogados ñublesinos este fin de semana.

Se trata del abogado y ex notario Manuel Bravo Bravo, y del abogado y ex director de la Asociación de Rodeo Ñuble, y ex juez de Policía Local de Yungay, Julio Guíñez Carrasco, quienes serán sepultados hoy en el cementerio Parque Las Flores, tras las respectivas misas, en la Catedral para el caso de Bravo y en la Parroquia San Vicente, para Guíñez.

Neumonía
En el caso del ex notario, quien había abandonado sus funciones debido a diversos problemas de salud, en 2015, “hace un tiempo estaba aquejado de una neumonía que complicaba sus capacidades respiratorias, por lo que finalmente su causa de muerte, según nos explicaron en el hospital, fue producto de una neumonía”, comentó Gonzalo Bravo, hijo mayor del abogado.

Bravo ingresó en estado grave al hospital clínico local el jueves sin volver a recuperar la conciencia, hasta que se certificó su fallecimiento el sábado, cerca de las 18 horas.

“Él estaba viviendo en un campo cercano a Chillán, pero ya sabía que tenía problemas con un pulmón y evidentemente le costaba respirar, en el último tiempo adelgazó bastante y cuando llegó al hospital se encontraba deshidratado. Al final sufrió una descompensación múltiple”, detalló su hijo.

La misa de Manuel Bravo se realizará hoy a las 14 horas en la Catedral de Chillán, y posteriormente se realizará su funeral en el Parque Las Flores

Accidente en Yungay
En la parroquia San Vicente, en tanto, se continúa velando a Julio Guíñez Carrasco.

A diferencia de lo sucedido con Manuel Bravo, el deceso del jurista y hombre de rodeo, fue accidental.

“Estaba ingresando a un comparendo en el juzgado de Yungay y sufrió una caída”, explicaron sus familiares.

Tras ser internado en el centro de salud, su cuadro se complicó, registrándose su muerte promediando las 02.40 horas de la madrugada de ayer.

Su yerno, Fernando Caridi, dijo a LA DISCUSIÓN que “Julio había tenido un problema de salud, un accidente vascular hace algo más de un año, pero se había recuperado, aunque quedó con algunos problemas en la parte motriz, de hecho había tenido una caída hace unos meses, que también lo dejó complicado”.

“Ambos incidentes le significaron algunos inconvenientes para caminar, así que ahora sabemos que se fue de bruces y sin defensa, sin poder reaccionar, en la vía pública”, detalló.

Julio Guíñez será conmemorado en una misa que tendrá lugar en la parroquia San Vicente a las 15.00 horas, y terminado el oficio se le trasladará al cementerio Parque Las Flores, una hora después del oficio de Bravo.

Reacciones
A los velorios fueron llegando durante la jornada amigos, familiares y colegas de ambos abogados, desde ministros de la Corte de Apelaciones, notarios, contadores, abogados particulares y gente del mundo del rodeo.

“Estamos consternados, en realidad. Nos fuimos enterando de ambos falleciemientos en el transcurso del día y es muy lamentable la partida de ambos colegas. Se nos adelantaron”,  comentó el notario Francisco Yaber.

Desde la página Caballo y Rodeo, se destacó que Julio Guíñez, padre del corredor Patricio Guíñez y suegro de Galo Bustos Parada, fue propietario del Criadero Buen Recuerdo, director de las asociaciones de Rodeo Ñuble y de Criadores de Caballos Chilenos de Ñuble, además de miembro de la Comisión de Ética de la Federación de Criadores de Caballos Chilenos.

Comentarios