El debut

Por: Rodrigo Oses 2019-02-11

Rodrigo Oses
html head title/title style type="text/css" /style /head body phtml head title/title style type="text/css" /style /head body/body /html/p /body /html

Llegó la hora de la verdad. Germán Cavalieri redebutará al mando de Ñublense el próximo sábado enfren- tando a Puerto Montt por la primera fecha de la Primera B 2019.

El técnico argentino, que estuvo a punto de descender con el Rojo la temporada pasada, heredando una paupérrima campaña de Emiliano Astorga, tiene la difícil misión de elevar el nivel de juego de un equipo que ahora quiere pelear arriba y no dar otra vergüenza.

¿Podrá consolidarse en la parte alta de la tabla y no sufrir en la zona de peligro?

El derrotero comienza en el sur, en un reducto inexpugnable para los equipos de la B, al menos el año pasado, donde Puerto Montt se hace fuerte, sacando ventajas en su cancha sintética. Por eso el inicio es complejo. Y es vital que Cavalieri perfeccione su percepción de juego para leer de manera precisa el partido ante un rival que tiene en Fernando Vergara a uno de los mejores técnicos de la categoría.

En la “Noche Roja”, quedaron algunas dudas, que el entrenador trasandino deberá zanjar en la antesala del esperado de debut de Ñublense en el estadio “Chinquihue” el sábado a las 18 horas. ¿Cuáles? La dupla de centrales de Nicolás Vargas y Andrés Díaz, deberá coordinar mejor su trabajo de marcaje para evitar el anticipo ofensivo en el juego aéreo que le costó el partido ante Unión Española.

En la zona creativa, Cavalieri deberá decidir si quiere volantes que privilegien la contención y el retroceso, sacrificando la fineza en la habilitación para que Escalante sea bien asistido y no tienda a salir del área donde no trasciende.En este sentido, la presencia, al menos de Brayan Valdivia o Johan Moreno, (los dos quizás de visita sería muy osado), es clave para darle más posesión de balón y profundidad creativa al cuadro chillanejo. Esto porque Jorge Faúndez, que asoma como titular, cumplen las dos funciones, pero a ratos, demora mucho el último pase.

La principal duda está en el puesto de extremo derecho. En esta función asomó Sebastián Pérez, acompañando a Escalante y Pinto, pero no le sienta bien la banda. Quizás para contraata- car con espacio Ignacio Ibañez puede ser una buena carta. Cavalieri y sus diablos rojos tienen la palabra.

Comentarios