Close
Radio

No será fácil

Si alguien pensó que Ñublense, por el solo hecho de haberse metido en la liguilla para pelear el segundo cupo a Primera A en enero pasado, tenía asegurado su sitial en lo más alto del torneo 2020 que ya suma tres fechas, no sabe nada de fútbol o aún no despierta del embrujo que generó el equipo de Jaime García.

Esto, porque a pesar de haber sorprendido en el pasado campeonato, Ñublense jamás fue el candidato a subir ni menos la plantilla más cara del certamen. Contra todo pronóstico, eso sí, García lo sacó del hoyo y lo llevó a pelear el ascenso.

Si bien este año sumó rostros nuevos, en ningún caso luce más inversión en plantel que elencos como Deportes Temuco, Cobreloa, Melipilla o el propio Rangers, que la noche del sábado bajó al Rojo con lo mínimo.

A quienes creyeron que Ñublense pasaría por encima de todos sus rivales, es porque simplemente no conoce el infierno competitivo de la Primera B. Y sobre todo, el de la actual, donde nadie tiene el triunfo asegurado en la previa porque muchos equipos se potenciaron para pelear arriba y no coquetear con el descenso.

¿Ñublense tiene un equipo competitivo? Sí. ¿Puede pelear de la mitad hacia arriba? Sí, lo hará. Pero suponer que tiene un “plantelazo” por variantes, es ponerse huevos fritos en los ojos. García ha hecho harto y sus jugadores, con virtudes y defectos, también. Pero sigue siendo un elenco frágil, que al más mínimo error puede ver truncado su objetivo como ocurrió en Talca. Le hace falta un goleador nato y hasta un valor más en zona defensiva o media. Porque no será fácil transitar en un torneo en el que cada equipo tiene el cuchillo entre los dientes. Menos con un plantel al que le siguen faltando un par de piezas para tener el recambio de calidad que hoy posee, por ejemplo, Cobreloa y Rangers, esos detalles que marcan la diferencia. Si no llegan, García debe aspirar a mejorar la definición porque el equipo tiene potencial. Pero esto recién comienza y por eso, los afiebrados que ya pedían la cabeza de Escalante o incendiaban la casa la noche del sábado, deberán entender que la tarea no será fácil en un torneo en el que Ñublense solo tiene una certeza: que su hinchada no lo puede abandonar cuando lleguen los tropiezos como el del sábado en el Fiscal de Talca.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top