Close
Radio Radio Radio Radio

No muerdas la mano que te dio de comer

En abril de 2021, junto con la elección de los constituyentes, se inicia el proceso de elaboración de la nueva Constitución de la República de Chile. Para unos, una hoja en blanco. Para otros, el perfeccionamiento de la actual Carta Fundamental. Para el espíritu del presente artículo, una oportunidad para construir el marco institucional que garantice valores fundamentales y permanentes como lo son el progreso, la justicia, la dignidad y la paz social.

Los valores motivan a las personas a actuar de una u otra manera porque forman parte de su sistema de creencias, determinan sus conductas y expresan sus intereses y sentimientos. Desde esta perspectiva, la Constitución Política de Chile se constituye en el marco político-jurídico que garantiza los valores fundamentales que son comunes para los individuos y son positivos o de gran importancia para la sociedad. En este sentido, los principios de diversidad e inclusión de los grupos de base que conforman la sociedad deben estar sometidos y en sintonía con los valores establecidos en la carta fundamental.

“La gente que muerde la mano que los alimenta normalmente lame la bota que los patea” fue la respuesta del escritor estadounidense Eric Hoffer (1902–1983) frente al fanatismo y los movimientos sociales del siglo XX. En la lógica capitalista, hay que saber agradecer a quien nos contrata. Apoyar y defender los intereses de los dueños del patrimonio cuando sea necesario. Actuar de otra manera significa una falta grave, una conducta que a lo menos debemos catalogar como deshonesta y repudiable.

En la lógica marxista, el valor patrimonial se labra con las manos de los trabajadores. Morderlas es propio de la explotación del proletariado que subyace sobre el poder que ostentan las fuerzas productivas capitalistas.

En la lógica de la nueva Constitución, el morder la mano de unos y otros debe ser aceptada como un acto legítimo y necesario, propio de la construcción de las confianzas que requiere la sociedad organizada. Condicional a los valores fundamentales que garantiza la Constitución, los principios que estén latentes en las coaliciones gobernantes harán la diferencia para minimizar los efectos negativos en la paz social de los incidentes que puedan surgir en el camino.

Lamentablemente, la discusión actual se ha centrado en los principios de los grupos rivales y no en los valores que dichos grupos comparten. El capitalismo ha sido uno de los objetos que generan la mayor confrontación de las ideas. Para los sectores de izquierda, el capitalismo es el origen de la pobreza. Para los sectores de derecha, el capitalismo es el origen de la riqueza. El economista Adam Smith (1723– 1790) – en su libro “La Riqueza de las Naciones” – establece que, en ausencia de grupos de control y/o influencia, el capitalismo garantiza el derecho a un trabajo digno y útil para la sociedad. Es decir, el principio capitalista basado en un marco inteligente de regulación de los grupos de poder y/o influencia, genera progreso, justicia, dignidad y paz social. La afirmación precedente no es propia, se ha validado durante los últimos 230 años transcurridos desde el fallecimiento de su principal referente. Ojalá la futura Constitución así lo reconozca.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/