Close

“Muy pronto sabremos dónde quedará la cárcel de Ñuble”

El ministro de Justicia, Hernán Larraín, en una entrevista exclusiva con LA DISCUSIÓN, explicó que “muy pronto sabremos dónde quedará definitivamente la futura cárcel de Ñuble”.

Se hizo cargo de que hace casi tres meses se haya enviado a la Mesa de Cárceles, en Santiago, las propuestas que pasaron el primer filtro realizado en Chillán por Gendarmería Regional, la Intendencia y la  Seremi de Justicia, sin que -pese a lo anunciado en esa instancia- aún no se haya tomado una resolución.

“Lo que pasa es que estamos viendo los últimos detalles con el MOP, la verdad es que es un proyecto muy complejo, muy importante y que no solo será una masa de muros gigantes con torres, sino una obra pensada en mecanismos de reinserción social realmente efectivos”, dice.

Aunque pide “no casarse” con una fecha, considera que “creo que un trimestre sería demasiado tiempo. Esperamos resolverlo mucho antes”.

Hasta el momento, solo se sabe que se pidió que fuera un terreno relativamente equidistante a las cinco cárceles que tiene Ñuble, que quede en un sector rural de buena capacidad de conectividad y un terreno plano con factibilidad de luz y agua.

Cárceles modulares

Conforme a las palabras del secretario de Estado, “lo que queremos es aplicar los conocimientos y experiencias obtenidas en Chile con estaciones como el CET, y también con algunas experiencias de reinserción observadas en el extranjero”, adelanta.

De esta manera plantea que la futura cárcel será modular, con espacios para internos, donde no solo se les diferencie por su situación procesal, sino que por el nivel de peligrosidad que revistan, para minimizar el contagio criminológico.

También se espera que cuente con espacios para realizar talleres, escuelas, salas de capacitación laboral en medios especiales para el logro de estas actividades.

“Muchas personas nos critican por la gran inversión que estamos haciendo, pero no entienden el beneficio social que significa cada reo rehabilitado”, explica.

Ejemplifica que “hay reos que declararon cometer un promedio de 200 lanzazos al año, pero que al rehabilitarse dejaron de hacerlo para siempre, entonces cada reo rehabilitado son miles de delitos menos que se cometen”.

Respecto a la cárcel actual,  dice que “en octubre comienza la instalación de la malla que la cubrirá por completo, incluso por arriba, para evitar los pelotazos, por lo demás estamos trabajando en un proyecto para instalar ‘bodyscanners’ en los accesos y un sistema para bloquear los celulares al interior de los penales”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

0 Comments
scroll to top