Close
Radio Radio Radio Radio

Mujeres en política: hay avances pero la deuda persiste

La reciente aprobación de la paridad de género para la conformación de una eventual convención constituyente sin duda constituye un hito en lo que a reivindicación de los derechos políticos de las mujeres se refiere.

Esto significará, en la práctica, que de aprobarse una nueva Constitución para Chile el próximo 26 de abril, el organismo que sea electo en octubre para construir la carta magna deberá estar constituido en un 50% de mujeres y un 50% de hombres.

Algo que en el día a día no se ve con frecuencia a nivel local, sobre todo, en cargos de elección popular.

Si bien en los últimos años se ha avanzado en cuanto a participación femenina en cargos de liderazgo, principalmente, por la ley de cuotas, que ha permitido la inclusión de más mujeres como candidatas; aún estamos en deuda en cuanto a representación.

El ejemplo más extremo es la actual conformación del Consejo Regional de Ñuble: seis hombres, cero mujeres.

En cuanto a las alcaldías, la realidad no mejora. De las 21 comunas que conforman la región, solo una (Ninhue), es comandada por una mujer, Carmen Blanco.

Lo mismo ocurre con los cupos parlamentarios. Ñuble nunca ha tenido una senadora mujer, y la primera y única diputada hasta el momento (de un total de cinco), es Loreto Carvajal (PPD).

Si bien en las concejalías el panorama mejora un poco, el resultado sigue siendo desalentador: de 128 cargos, solo 20 son ocupados por mujeres, y en siete comunas (Cobquecura, El Carmen, Ñiquén, Quirihue, Ránquil, San Fabián y San Nicolás), los ediles son solo hombres.

En la intercomuna Chillán-Chillán Viejo, la representación femenina no sobrepasa el 33%, con dos ediles en cada una de las comunas (Brígida Hormazábal y Nadia Kaik en Chillán, y Alejandra Martínez y Susana Martínez, en Chillán Viejo).

Quizás es en los cargos de designación directa donde más se ha avanzado a nivel regional.

El ejemplo lo dan las secretarias regionales ministeriales, que en Ñuble suman 10, de un total de 18 cargos (incluida la asesora regional de Hacienda); y la gobernadora de Itata, Rossana Yáñez, que durante gran parte del actual período fue acompañada de la gobernadora de Diguillín, Paola Becker, quien renunció para competir en las elecciones de gobernadores regionales.

Gabinete paritario

Para la seremi de Justicia, Jacqueline Guíñez, “cada vez se han ido generando más espacios de participación femenina, pero esto no ha sido gratis. Tiene que ver con nuestra persistencia, compromiso e involucramiento con el contexto social y con los motivos por los cuales nosotros ingresamos a la política, que es crear soluciones. Cuando eres mujer estás siendo mucho más observada, con una mirada mucho más crítica, incluso, por el mismo género, por eso es importante la humildad, la empatía y no perder la finalidad, que es representar a todas aquellas personas que se sienten en la misma condición o en peores condiciones, y que no han tenido voz”.

Desde la cartera de Bienes Nacionales, Carolina Navarrete, está convencida que “el rol que tiene la mujer en la política es fundamental, pues tenemos otra visión de la vida. Desde los distintos ámbitos podemos aportar con diversas ideas para poder mejorar la calidad de vida de las chilenas y chilenos. Por ello, defiendo que esta participación sea democrática, que no se establezcan cuotas, porque si bien esto ha ayudado a que muchas de nosotras estemos hoy en ciertos cargos, esto debe responder más bien a las capacidades de cada una”.

Marta Bravo, seremi de Salud, cree que “estamos siendo testigos de un cambio cultural que ha venido consolidándose, y que cada vez requiere de más espacios para las mujeres en nuestra sociedad, lo que está plenamente justificado y validado por nuestras capacidades y virtudes. Liderar una institución como la Seremi de Salud, en la cual un 55% de la fuerza laboral es femenina, es un orgullo y un paso más hacia la igualdad de género”.

Bárbara Kopplin, seremi de Transportes, considera que  “la  inclusión de mujeres en política siempre es importante, especialmente hoy, cuando es necesario tener una mirada conciliadora, con más diálogo, empatía y destacando los valores que unen a los chilenos, como la familia y el trabajo. Por supuesto esta inclusión debe ser acompañada de la formación adecuada, mérito, ganas de colaborar y trabajar para el bien común”.

Según la seremi de la Mujer y Equidad de Género, Bárbara Hennig, si bien se ha avanzado en cuanto a participación de las mujeres en cargos de liderazgo en política, aún existen brechas significativas.

“Por ejemplo, en 2017 la participación de las mujeres parlamentarias fue de un 22,6%, mientras que la de hombres fue de un 77,4%, existiendo una brecha de -54.8%. En Ñuble, las estadísticas tampoco son muy alentadoras, ya que solo contamos con una alcaldesa en la región, y con 20 de los 128 concejales en ejercicio, que equivale a un 16%. Es por eso que en 2019 nuestra cartera llevó a cabo las Primeras Escuelas para Mujeres Líderes Políticas en Ñuble, con miras a las próximas elecciones de concejales de 2020. Es fundamental que como mujeres nos atrevamos a dar el paso, cada una tiene mucho que aportar en estos ámbitos, y solo con empoderamiento y dándoles las herramientas de capacitación necesarias, podrán insertarse en el mundo político en igualdad de condiciones”, sostiene.

Desde la cartera de Cultura, la seremi Soledad Castro agrega  que “las mujeres tenemos que seguir ganando espacios en distintas áreas de desarrollo, y la política no puede quedar en último lugar, por el contrario. Hoy necesitamos que nuestro país tenga liderazgos femeninos que históricamente han ocupado los hombres, y que ejerzan esos liderazgos desde el punto de vista de las mujeres, con miradas integradoras. No se trata de ganar espacios para seguir haciendo política de la misma forma que la hacen los hombres; sino que se trata de aportar con nuestra mirada a problemáticas que requieren de un cambio de enfoque”.

Javiera Muñoz, seremi de Deportes, manifiesta que “el crecimiento de la participación política de la mujer es algo que nos llena de orgullo, potentes nombres ocupan cargos importantes en Chile, y en nuestra región, particularmente, somos un gabinete en el que existe equidad de género. La evolución del rol de la mujer tanto en sociedad como en el deporte está a la vista, dentro de los deportistas destacados de la región en el año 2019 tuvimos 10 mujeres, lo que nos llena de orgullo y nos motiva a seguir trabajando para conseguir recursos para que puedan lograr cumplir sus metas”.

Doris Osses, seremi de Desarrollo Social, destaca las habilidades sociales de las mujeres.“Somos quienes actuamos con compasión y empatía en las relaciones humanas, y, actualmente, también en la política. Tenemos un estilo de negociación mucho más abierto e inclusivo, con el cual me siento plenamente identificada. Creo que asegurar la participación plena de las mujeres en la toma de decisiones y en la igualdad de oportunidades de liderazgo en la vida política es esencial para avanzar hacia un Chile más justo y una democracia más representativa”, asevera.

Yeniffer Ferrada, seremi del Trabajo, comenta que “en una fecha conmemorativa debemos recordar que, como mujeres, estamos llamadas a ser un puente de unión, y que a pesar de nuestra diversidad, el sello que le impregnamos a todo lo que hacemos es una virtud insustituible. Mi experiencia ha sido extremadamente enriquecedora, en el sentido de comprender que una servidora pública es tal todo el tiempo, y se debe a los demás. Las mujeres tienen que estar en todos los espacios; en política, en el mundo laboral, en la discusión pública, siempre”.

Daniela Carlin, quien hace poco asumió como asesora regional de Hacienda en Ñuble, cree que en cuanto a participación de la mujer en política, aún falta.

“Claramente hay un sesgo histórico a la hora de elegir líderes, uno tiende a asociar el concepto de liderazgo, con rasgos más masculinos. Ahí está el desafío, tenemos que mostrar que habilidades propias de las mujeres, como estar más orientadas a las personas que a los resultados; lograr contar con equipos más productivos; y construir redes de apoyo, favorece la eficiencia en los planes. Además, sobre todo, tenemos que creer en nosotras mismas, en que no tenemos desventajas versus los hombres”, sentencia.

Foto: Cristian Cáceres

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/