Close
Radio Radio Radio Radio

Mujer y trabajo

Sin duda que la crisis sanitaria y económica ha afectado gravemente el empleo, pero particularmente ha incidido en el trabajo femenino. Basta ver, por ejemplo, la tasa de desocupación femenina informada por el INE para el trimestre noviembre-enero en la región de Ñuble, que alcanzó un 11,6%, superior en 2,6 puntos en la comparación a 12 meses; mientras que en los hombres el desempleo fue 6,8%, cifra que representa un alza de 1,3 puntos.

La amplia brecha en el desempleo entre mujeres y hombres no es una novedad en la región, sin embargo, como consecuencia de la pandemia esa brecha se ha acrecentado. Y si bien este incremento se atribuye a las restricciones a los desplazamientos impuestas por la autoridad, que han significado un problema para las madres de niños que requieren cuidado; en el fondo la razón es cultural, porque la responsabilidad del cuidado de niños y adultos mayores, así como de las labores del hogar, sigue recayendo en la figura femenina.

En ese sentido, la tasa de participación laboral permite dimensionar mejor el rezago femenino en materia de empleo. Según el Observatorio Laboral Ñuble (OLÑ), al comparar la tasa de participación anual de mujeres de la región se observa que para el año 2020 se situó en niveles similares al promedio anual de 2010. A su vez, en Ñuble el mayor impacto en términos de participación laboral se reflejó en el trimestre abril-junio de 2020, en el cual la participación de las mujeres alcanzó al 34,4%, mientras que en hombres fue de 59,4%, lo que representa una caída de 11,5 y 11,1 puntos porcentuales, respectivamente, en un año. Esta situación puede ser explicada en parte por la cuarentena total de la intercomuna Chillán y Chillán Viejo entre el 30 de marzo y el 23 de abril, que derivó en una menor actividad económica.

Si bien en los meses siguientes la participación laboral presenta una recuperación, todavía no alcanza los niveles previos a la pandemia. En particular, en el trimestre noviembre 2020-enero 2021, la tasa de participación de mujeres llegó al 41,1%, lo que es 9,6 puntos porcentuales inferior al mismo periodo del año anterior. A su vez, la diferencia entre la tasa de participación de hombres y mujeres aumentó durante el año 2020.

Un estudio del Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales (UC) (citado en Pauta, 2020) reveló que el trabajo durante la pandemia, al interior de los hogares sigue siendo desigual: cerca del 38% de los hombres dedicó cero horas semanales a realizar tareas domésticas, mientras que sólo un 14% de las mujeres no dedicó horas a labores domésticas.

Asimismo, una investigación del OLÑ realizada en 2020 confirmó que las tareas que realizan hombres y mujeres de Ñuble aún son las que históricamente se les ha asignado socialmente.

En una nueva conmemoración del Día Internacional de la Mujer, urge recordar la necesidad de aumentar los esfuerzos para que las mujeres de la región tengan las mismas oportunidades de desarrollo laboral que los hombres, pues mientras en otras latitudes las demandas apuntan a igualdad salarial o una mayor presencia en los directorios de las empresas, en Ñuble muchas ni siquiera tienen la oportunidad de acceder a un empleo o emprender.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/