Close

Minvu y Transportes buscan desarrollar el sector suroriente

Un millón de UF o más de $26.000 millones, es la cifra que invertirá en el corto y mediano plazo el Ministerio de Vivienda y Urbanismo para estudios y algunas obras concretas para avanzar en la solución de los muchos problemas que han sido identificados y que afectan la calidad de vida de los habitantes del sector sur oriente de Chillán.La cifra, en todo caso, puede crecer varias veces una vez que se concrete la construcción de grandes iniciativas de orden vial que están en la actualidad en la etapa de anteproyectos o de diseño de ingeniería.

Los proyectos que buscan sobre todo avanzar en materia de conectividad están focalizados en el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, pero igualmente en Transportes y Telecomunicaciones y tienen una mirada global del territorio y no apuntan solo a resolver falencias puntuales.

El seremi de Vivienda, Carlos Urrestarazu Carrión, mencionó que claramente “el sector sur oriente de la ciudad ha ido creciendo de manera desmedida” siendo arrastrada a esta situación por las empresas inmobiliarias que han construido con una alta densidad.Como consecuencia de ello, la zona exhibe un crecimiento que se puede denominar como inorgánico, lo que se expresa en la carencia de una vialidad adecuada a las necesidades de los habitantes, equipamiento comunitario, parques, plazas y otros factores deseables en una ciudad que pretende alcanzar un desarrollo armónico.

Iniciativas

Uno de los grandes proyectos que maneja el Minvu es el diseño definitivo para el eje Alonso de Ercilla-Los Puelches-Andrés Bello, que tras terminar la fase de prefactibilidad comienza la etapa definitiva, para la cual se cuentan con $1.250 millones y que debiera durar unos dos años, aproximadamente. Tras ello podrían comenzar obras en estas avenidas, las que debieran durar hasta tres años. Adicionalmente, la entidad estatal planifica el mejoramiento del par España-Central luego de que concluya el diseño que tiene un costo de $600 millones durante este año.

Las obras se esperan para el 2020 y tendrían un costo del orden de los $6.600 millones.Junto con ello, el Minvu espera iniciar durante este año la modernización de la Avenida Diagonal Las Ter-mas, cuyo costo llegaría a los $13.500 millones.En los planes del Minvu y de la Municipalidad de Chillán no se consideran solamente iniciativas de infraestructura vial sino que además, planes de desarrollo urbano y social, como el que favorecerá a los barrios Sarita Gajardo y Pu-rén, donde serán invertidos $800 millones en cada uno de ellos a través del Quiero Mi Barrio.Y si de calidad de vida se refiere, la entidad estatal in-vertiría alrededor de $2.600 millones para reformular el Parque Sarita Gajardo, una vez que concluya el diseño final.

Urrestarazu apuntó que el Minvu además, espera dar ejemplos en cuanto a la construcción de viviendas sociales en el sector que tengan un estándar de calidad mucho mayor que las actuales y que estén asociadas a un entorno amigable para los vecinos. Además, con ello se busca que las inmobiliarias sigan el ejemplo de tal manera que las futuras poblaciones que se creen en la zona dispongan de áreas de esparcimiento para la comunidad.En el plan estratégico que se pretende implementar en el sector sur oriente, aparece el mejoramiento del Estero Las Toscas, que a futuro debiera ser intervenido en su totalidad.En este caso, lo que se planifica es recuperar este cauce que atraviesa la ciudad en una extensión de 11 kilómetros, de tal manera de generar un Parque Intercomunal de alrededor de 110 hectáreas aproximadamente.

Plan Ñuble

Desde la Municipalidad, el alcalde Sergio Zarzar apuntó que tal como lo anunció a fines de febrero el Presidente Piñera en su visita a la zona, en la capital regional se desarrollará una decena de proyectos viales, entre ellos cuatro obras, cuatro diseños y dos estudios, que mejorarán la conexión y los flujos vehiculares intraurbanos de la comuna.

Entre las iniciativas que específicamente ayudarán al desarrollo del sector suroriente de la ciudad y contemplados en el Plan Ñuble hacia el año 2022, figura el Estudio de Gestión de Tránsito, para el futuro mejoramiento de la Avenida Los Andes (extensión a Monterrico) y calle Esmeralda, además del ordenamiento vial en el sector Villa Doña Francisca (I, II y III), y la construcción de puentes en Calle Las Violetas y Esmeralda.Asimismo, subraya, se consi-dera el diseño del proyecto vial, que involucra los tramos Alonso de Ercilla, Los Puelches y Andrés Bello (Chillán – Chillán Viejo). A esto se suma la ejecución del proyecto de la Avenida Huambalí que debe comenzar en su etapa de expropiaciones a fines de este año.Para todas estas iniciativas, el municipio ha realizado consultas, coordinaciones y propuestas con la Intendencia de Ñuble y las seremías de Transportes, Obras Públicas y Vivienda, entre otras reparticiones públicas y privadas.

El seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Cristóbal Jardúa, mencionó que “lo que es nuevo en el Plan Ñuble es que vamos a desarrollar un Estudio de Gestión de Tránsito de todo el sector Oriente de la ciudad”.El abogado expresó que el objetivo de este informe es “planificar medidas de corto, mediano y largo plazo para mejorar la gestión de tránsito de tal manera que éste sea más amigable y mejore la circula-ción vial para beneficio de las personas”.Jardúa plantea que en la actualidad muchas veces “el viaje en bicicleta desde la pe-riferia al centro de la ciudad puede ser más rápido” como consecuencia de la carencia de una red vial adecuada en el sur oriente.

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

0 Comments
scroll to top