Close
Radio Radio Radio Radio

Minvu propone tres nuevas áreas para resolver la “inequidad urbana”

Minvu

Como consecuencia de la falta de servicios que presentan muchos barrios periféricos de la ciudad, carencias en materia de conectividad, déficit de áreas verdes, entre otras deficiencias, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo propuso generar áreas donde se priorizarían inversiones para beneficio de sectores más postergados.

La propuesta, emanada desde aquella entidad local, fue derivada al Gobierno Regional para su estudio y seguramente será parte del análisis futuro de la actualización del Plan Regulador de Chillán, que comenzaría a ser elaborado durante este año.

Las áreas proyectadas corresponden a las llamadas Zonas de Inversión Públicas Prioritarias (ZIPP), que surgieron dentro del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano(PNDU), como una propuesta de orden nacional frente a las falencias en materia de inversión estatal en determinados sectores de las urbes.

En el caso, de Chillán, desde hace un tiempo se han identificado retrasos en proyectos urbanos en sectores de gran concentración poblacional, tanto hacia el Oriente como el Poniente de la Capital Regional, lo que se traduce en que no todas las personas tienen acceso a una calidad de vida adecuada.

En este marco, resaltó el seremi de Vivienda Carlos Urrestarazu Carrión, durante el año 2019 el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano (CNDU) propone crear las mencionadas Zonas de Inversión Públicas Prioritarias, para la designación de un área o sector de la ciudad de escala intermedia, que presenta altos déficit de acceso a bienes y servicios públicos urbanos.

Se trata de perímetros dentro de la ciudad, donde se busca “promover el desarrollo de proyectos y programas de inversión pública intersectorial que permita revertir situaciones consolidadas de inequidad urbana”.

De esta manera, el objetivo de las ZIPP es abordar con programas de inversión pública aquellas zonas en las cuales existe un alto déficit de cobertura de servicios urbanos y gran porcentaje de familias vulnerables, con la finalidad de elevar los estándares urbanos y promover la inclusión social con el establecimiento de grupos socioeconómicos diferentes.

Para avanzar en la concreción de lo propuesto por el CNDU en relación a establecer planes y proyectos en “Zonas de Inversión Pública Prioritarias”, la Secretaría Ministerial Regional de Vivienda y Urbanismo propuso al Gobierno Regional la designación de tres ZIPP en la comuna de Chillán.

El año 2020 fue sugerida una primera zona en el sector poniente, el cual a pesar de contar con cercanía al casco histórico de la ciudad, presenta altos índices de segregación socio-territorial que responden principalmente a la existencia de la línea férrea y estero Las Toscas que hacen difícil su acceso, según la visión de la entidad estatal.

Esta área, que colinda con la ruta 5 Sur, tendría alrededor de 251 hectáreas, configurando un terreno donde es posible generar una serie de iniciativas de inversión importantes para los residentes.

Para avanzar en revertir los problemas detectados en el sector Poniente, se han levantado una serie de proyectos que buscan potenciar esta ZIPP entre ellos, el Plan Urbano Habitacional Chacra Maipón, El Parque Ultraestación, el Programa Quiero Mi Barrio (PQMB) en la población Luis Cruz Martínez, el Desnivel camino Parque Lantaño, entre otros.

Sector Oriente

Asimismo, una creciente preocupación por el desarrollo urbano poco planificado que se ha ido gatillando a lo largo de los años en el sector Oriente de la comuna de Chillán, llevó al Minvu a planificar igualmente inversiones públicas según la sugerencia del PNDU.

Según antecedentes de la entidad, en la actualidad, “el sector oriente presenta además de ciertos déficits urbanos, los mayores índices de densidad poblacional de la comuna y con un carácter habitacional vulnerable”.

Por lo anterior, la Seremi de Vivienda, propuso otras dos ZIPP para el sector Este de Chillán, las cuales suman en total, 411 hectáreas.

En estas áreas proyectadas, existen “una serie de planes y proyectos que están en cartera, como el Parque Sarita Gajardo, los PQMB Sarita Gajardo y Purén, Viviendas Tuteladas para adulto mayor, programas D.S. 19 como Altos del Este y Parque del Estero, además de diversos proyectos viales como la prolongación de Diagonal las Termas, mejoramiento de las avenidas España, Central, Los Puelches, Las Rosas, Francisco Ramírez, Alonso Ercilla, entre otras”.

El seremi de Vivienda, agregó que sumado a la cartera de proyectos en curso, “nos hemos propuesto este año seguir desarrollando y potenciando estas zonas de inversión pública prioritarias pudiendo sumar y desarrollar nuevas iniciativas y pudiendo a su vez hacer partícipe a la propia comunidad. De esta manera, se pretende generar una mejora urbano territorial en pos a hacer frente a las situaciones de segregación socio-espacial que hoy en día aqueja la ciudad”.

Urrestarazu, destacó que si bien, la planificación y gestión de estas zonas se encuentra abordada, interesa promoverlas con una herramienta de planificación que permita el financiamiento programado, plurianual y multisectorial, con un compromiso formal establecido en convenios de programación y establecidos en las leyes de presupuesto correspondientes.

Esta última característica, resaltó, es especialmente relevante ya que se constata que en estas zonas no solo existe un déficit de acceso a los bienes y servicios públicos y viviendas, sino que también presentan problemas sociales relativos al empleo y educación, entre otros, que deben ser abordados intersectorialmente.

Un avance

El asesor en temas municipales, Antonio Arriagada, indicó que es un “indudable avance”, que se hayan propuesto estas zonas urbanas en la capital regional con el fin de reducir las diferencias en materia de calidad de vida que se observan, “pero sigue siendo insuficiente”.

“Es interesante el esfuerzo de planificación urbana para disminuir la segregación dentro de la ciudad, sin embargo para el sector de Ultraestación, es preciso además, generar proyectos que pueden ser menores pero que pueden tener una amplia repercusión social”, declaró.

El experto ambiental, agregó que ese sector efectivamente se ha visto retrasado por el “muro” que genera la vía ferroviaria, de tal manera que es necesario seguir buscando alternativas para que “ese barrio deje de ser una suerte de patio trasero de Chillán”.

Desde esta perspectiva, aboga por modificar o eliminar la pasarela existente en el lugar, como lo proponen vecinos y en un plan de mayor envergadura, promover pasos en desnivel, lo que “realmente conectaría Ultraestación con la ciudad”.

Además, resaltó que “es muy importante potenciar la identidad del barrio y considerar el cementerio general en este desarrollo urbano, no con el propósito de agrandarlo pero si de mejorar su acceso y dotarlo de espacios adecuados para los múltiples servicios que se ofrecen fuera de sus puertas”.

Igualmente, apunta que es preciso que el Minvu aproveche la amplitud de las calles para realizar un gran proyecto de arborización y generar pequeños parques urbanos, los que generarán múltiples servicios ecosistémicos, en una zona que tiene baja tasa de áreas verdes.

En el sector Oriente, apunta, existe “una mezcla de barrios con historia, pero otros sin orden ni identidad clara. Potenciar estos barrios, implica realizar áreas de servicios públicos y privados y espacios urbanos comunes que no veo consideradas en los planes, en este sentido los proyectos de parque son bienvenidos, sin embargo, su diseño debe ser diferente a lo habitual y su extensión mayor con el propósito de dotarlo de más áreas verdes, considerando que los árboles ayudan a combatir los efectos del cambio climático y bajan las temperaturas estivales”.

Ordenamiento

En tanto, el exdirector de Ciren, Juan Pablo López, indicó que “siempre es positivo que el Estado fomente la inversión pública en los barrios más postergados, con el fin de solucionar las inequidades urbanas que por años han existido en Chillan, lo que permite parcialmente avanzar en tan anhelado ordenamiento territorial”.

López indicó que además de poner énfasis en temas viales, es necesario que para acortar las brechas existentes, los barrios priorizados dispongan de servicios públicos, tales como, Registro Civil, oficinas municipales, notarias, entre otras reparticiones estatales y municipales.

“Al sector privado hay que invitarlo para que desarrolle centros comerciales de tal manera que la movilidad de los vecinos se realice dentro de sus barrios y no que tengan que desplazarse hacia el centro de la ciudad”, apunta López.

Recursos frescos

El ex director del Serviu, Oscar Crisóstomo, indicó en tanto que es positivo que se realicen planes maestros para el desarrollo de grandes territorios en especial de aquellos que muestran gran retraso en materia social.

Sin embargo, indicó que aparentemente la lectura que se puede sacar de la propuesta del Minvu es que se incluyen planes y programas que se vienen desarrollando desde hace mucho tiempo y se les otorga un carácter novedoso en su presentación.

“Siempre es valorable cuando tenemos proyectos que van generando equidad urbana en cada una de las comunas. Pero en este caso, creo que es importante que tenga recursos frescos asignados y por lo tanto si hay tales recursos asignados bienvenidos sean”.

Crisóstomo acotó que tan relevante como generar planes de desarrollo urbano ”es preciso preocuparse de las viviendas en Ñuble. En el último llamado del decreto 49 postularon 7.500 familias y solo llegaron 80 subsidios a Ñuble. En las zonas priorizadas hay muchas familias que esperan viviendas y esperamos que hayan soluciones para ellas y junto a las casas se generen barrios de calidad”.

Ejemplo a seguir

El expresidente del Colegio de Arquitectos, Pedro Ramos, recalcó el énfasis que se quiere poner para avanzar en equidad urbana, “un término que refiere a la desigualdad de oportunidades que afectan la calidad de vida no solo en Chillán, sino que se ve reflejada en el ámbito regional”.

Ramos, destacó que iniciativas como las que lidera el Minvu, “debe servir de base y de ejemplo para todos las zonas urbanas como rurales, de tal manera de alcanzar el esquivo desarrollo, hoy afectado por deficiencias y falta de preocupación de autoridades para atender necesidades de muchos sectores”.

El profesional, apuntó que para potenciar las Zonas de Inversión Públicas Prioritarias, “las políticas habitacionales y sectoriales se deben adecuar a las necesidades de cada sector social, económico e ingresos, a fin de mejorar las exigencias territoriales, en cuanto a la definición y aumento de superficies de terrenos por vivienda, para mejorar efectivamente la calidad de vida de las familias”.

Una de la zonas que serían intervenidas en el Plan, detalló, posee una alta concentración de viviendas, generada tanto por el aprovechamiento de los terrenos, disminución de superficies de los lotes, como por ampliaciones no regularizadas.

Por tanto, remarcó Pedro Ramos, “si bien hay interés de la autoridad para mejorar los estándares urbanos, creo que es necesario avanzar en muchos aspectos en la planificación urbana, como; aumentar las exigencias de aumento de superficies prediales residenciales, mejorar la calidad de los servicios comunitarios, establecer centros urbanos que permitan la autonomía comunal, definir áreas o zonas acorde con el futuro crecimiento de la ciudad, mejorar la atención educacional, de la salud, comercio o servicios financieros”.

Ramos, agregó que espera que el Plan sea participativo y en el futuro sea analizado por el Minvu junto a los barrios elegidos, de tal forma que la comunidad de a conocer los nuevos proyectos que se requieren en múltiples ámbitos del quehacer humano, como el deporte, la entretención, señalética urbana o uso de energías sustentables, junto a muchos otros.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/