Close
Radio Radio Radio Radio

Medición del empleo

Ayer se dieron a conocer los primeros resultados de la “fortalecida” Encuesta Nacional de Empleo que aplica el Instituto Nacional de Estadísticas, que incorpora las nuevas medidas aplicadas a la medición del empleo, que tienen como objetivo reflejar con mayor precisión la dinámica del mercado laboral chileno.

El proceso, que contó con la asistencia de la OIT y de una mesa técnica integrada por destacados profesionales nacionales, busca evidenciar los cambios sociales, demográficos y económios que el país ha experimentado en las últimas décadas.

En ese sentido, se aspira a que las mejoras harán posible que las estimaciones de empleo del INE cuenten con un mayor nivel de precisión, tanto a nivel nacional como regional. De hecho, la nueva metodología permitió actualizar la participación de grupos de población subrepresentados en la encuesta, como los jóvenes, o sobrerrepresentados, como los adultos mayores, a la vez que se incorporó una estimación de la población extranjera, a partir de los datos del Censo 2017.

De igual manera, en forma paulatina (hasta junio de 2020) se implementará un diseño muestral que alcanzará un nivel de confianza del 95% para el cálculo de los errores de estimación, mayor al vigente, de 90%.

Todo esto implicó un aumento de la muestra de 42,3% a nivel nacional, donde destaca el incremento de 140,9% en Ñuble, que es la región con la mayor expansión, lo que también apunta a la necesidad de dar respuesta a los mayores requerimientos estadísticos de la región, pues el marco muestral anterior estaba diseñado para una provincia.

En este ámbito, destaca el incremento de 264,9% en las muestras del sector rural de la región de Ñuble, que exhibe la mayor tasa de ruralidad del país, y el alza de 94,5% en las muestras urbanas. De esta forma, además, se ha logrado abarcar por primera vez las 21 comunas de la región, puesto que hasta el año pasado solo se cubrían 15.

Esta actualización metodológica, además de ofrecer una muestra más representativa, permitirá también a la nueva región contar con información más precisa sobre el mercado laboral, ponderando adecuadamente a distintos segmentos, a ocupados e inactivos, a la población rural y a los inmigrantes, lo que también se traducirá en la publicación de boletines específicos, como el de informalidad laboral, así como también conocer la tasa de desempleo de la Provincia de Diguillín y una serie de datos tabulados.

Desafortunadamente, por un tema de calidad estadística, no se podrá contar con las tasas de desocupación de las provincias de Punilla e Itata ni de las comunas de San Carlos, Quirihue y Bulnes, pues para que el dato sea representativo y el nivel de confianza sea alto, se requiere que el territorio a medir cuente con una proyección mínima de 100 mil ocupados. Lo anterior, sin duda, hará más difícil la toma de decisiones de política pública en ese nivel.

No obstante lo anterior, la nueva muestra, con mayor calidad estadística que la anterior, permitirá enriquecer la entrega de datos regionales de empleo así como analizar fenómenos específicos, como la participación de la población extranjera en la ocupación y su efecto en el empleo, o el comportamiento de la fuerza de trabajo y de los inactivos en una región cuyo mercado laboral está marcado por la estacionalidad, lo que contribuirá decididamente a mejorar la focalización de las políticas públicas.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/