Close
Radio Radio Radio Radio

Marín atribuye a “un ataque político” la destrucción de su propaganda

A menos de dos semanas de las próximas elecciones de gobernadores regionales, municipales y de convencionales constituyentes, nuevamente la violencia electoral se hizo presente en la región.

El pasado fin de semana, la candidatura a gobernador regional del Frente Amplio, encabezada por Ignacio Marín Abuín, sufrió un importante daño de su propaganda estática ubicada en parques y avenidas de la intercomuna Chillán-Chillán Viejo, resultando el 95% de ella destruida.

“Treinta de nuestras treinta y tres palomas instaladas en las comunas de Chillán y Chillán Viejo fueron totalmente vandalizadas y destruidas. El mismo día domingo fuimos a la PDI a interponer una denuncia, y esperamos tener acceso a las cámaras de vigilancia de la ciudad para poder ver quién fue. No tenemos idea quién pudo ser, pero lo raro es que fuimos la única candidatura afectada, por lo que creemos, pudo ser un ataque político”, sostuvo Marín.

En respaldo del candidato salió hoy el Partido Comunista, que apoya la candidatura del militante de Revolución Democrática a la gobernación regional.

Elizabeth Ferrada, secretaria política de la colectividad, manifestó que “estos actos son propios de ciertos sectores políticos que quieren mantener sus privilegios, dar un maquillaje al actual sistema neoliberal y dejar todo como está”.

Exigió, a la vez, “respeto por el memorial a los detenidos desaparecidos de Av. Brasil, donde según dijo, “candidatos proclives a la dictadura cívico militar colocan sus palomas, ofendiendo la memoria de nuestros compañeros”.

Transversal

Pero la violencia de campaña no solo ha afectado a Ignacio Marín.

Manuel Reyes, candidato del pacto Republicanos a la alcaldía de Chillán, también ha realizado denuncias al respecto, acusando destrucción, robo y el movimiento de sus piezas gráficas hacia sectores no autorizados, con el fin de ser sancionado.

“Durante la primera etapa de nuestra campaña hicimos una denuncia por robo de palomas, nos robaron más de lo que nos destrozaban, y aquellas que nos robaban aparecían después en lugares no habilitados por el Servel, lógicamente, buscando alguna multa o sanción en nuestra contra. Después, lisa y llanamente desaparecieron, se las robaron”, aseveró.

Una vez reiniciada la campaña, agregó, “llevamos alrededor de 36 palomas robadas, la mayoría de ellas, en las avenidas principales de Chillán”, sostuvo.

Junto con el daño político que produce este tipo de acciones, denostando la figura de ciertos candidatos a quienes se les rompe la propaganda, existe también un daño económico, sobre todo en aquellos comandos que ya a estas alturas no cuentan con recursos, luego que se postergaran las elecciones, y por ende, se extendiera el período de campaña.

Una paloma puede llegar a costar 15 mil pesos armada, por lo que la destrucción de treinta o más de ellas puede significar la pérdida de casi medio millón de pesos.

En el caso de Ignacio Marín, el candidato adelantó que intentará reparar las que no tengan tanto daño, y trasladará material gráfico desde otras comunas para los últimos diez días de campaña.

“No nos vamos a rendir, vamos a tratar de repararlas, porque la verdad, somos una campaña austera, no tenemos muchos recursos, pero esto nos insta a seguir con más fuerza en la campaña, seguiremos con mucha esperanza de poder liderar un proyecto transformador para la Región de Ñuble”, apuntó.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/