Close
Radio Radio Radio Radio

Malos olores alertan a vecinos y SMA detecta foco en Chillán Viejo

Cristian Cáceres

“Chillán Viejo está calificada como zona de sacrificio y los malos olores que hemos tenido en las últimas semanas no hace más que empeorar nuestra calidad de vida, por lo que pedimos a las autoridades más fiscalización en todas las fuentes que generan emanaciones que empobrecen el medio ambiente”, declara el vecino y dirigente de la comuna histórica, Luis Mendoza.

El clamor de la comunidad, declara, parece haber sido escuchado en parte por la Superintendencia de Medio ambiente (SMA), quien ordenó una fiscalización en el sector rural de la comuna histórica para determinar el origen de las pestilencias que tuvieron que soportar miles de vecinos en días pasados.

De hecho, el encargado zonal de la SMA, Cristian Lineros, confirmó a La Discusión que en la actualidad están realizando una fiscalización en la empresa MaxAgro, desde la cual se habrían generado los efluvios que afectaron a la zona.

Lineros confirmó que el pasado 28 de diciembre recibieron una denuncia formal desde el municipio chillanejo y al día siguiente, tras visitar las instalaciones de la entidad privada, emitieron una resolución.

Según el documento emitido por la SMA Ñuble, durante la visita se constató que en la zona de biodigestores se constató que “la antorcha no está quemando biogás al momento de la visita”.

Adicionalmente, el expediente da cuenta de que “al observar el Biodigestor Primario n°2 se da cuenta que existen trabajos en reparación y terminación de geomembrana superior, lo que genera un foco de olores derivados de la mezcla de digestato con purín (desecho animal)”.

Según el detalle del documento oficial, la mezcla de unos 4.500 metros cúbicos, debe ser movida por cinco agitadores “de los cuales cuatro de ellos no mantienen termosellado superior de geomembrana con su estructura de anclaje (hormigón), es en estos sectores donde se percibe con mayor intensidad el olor a purín de cerdo”.

Frente a esta situación, la entidad pidió que la empresa debiera informar en un plazo de cinco días sobre las gestiones realizadas para evitar la proliferación de olores (lo que vence este 4 de enero), a lo que se suma control permanente de la SMA para subsanar el problema.

Respecto de las acciones de la empresa, el líder vecinal Luis Mendoza mencionó que “las fiscalizaciones van en la vía correcta, pero esperamos que las medidas sean efectivamente adoptadas y cuando haya problemas sea la empresa la que de manera proactiva tome medidas e informe a las autoridades y vecinos sobre los problemas”.

“No son esporádicos”

El asesor ambiental de Chillán Viejo, Antonio Arriagada Vallejos, destacó que lamentablemente los malos olores que emanan desde esta empresa no son esporádicos: “La tecnología falla y los que sufren son los vecinos”.

Frente a estos problemas, el alcalde de Chillán Viejo, Felipe Aylwin, presentó la denuncia ante la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) para que el organismo tome las acciones de fiscalización necesaria en los planteles porcinos, que funcionan tanto en la comuna, como en sectores aledaños, y que según su visión estarían infringiendo las normas de emisión afectando a los habitantes del sector.

Aylwin comentó: “hemos presentado esta denuncia, porque el episodio de malos olores ya se viene repitiendo de forma constante, y lo hemos detectado personalmente, y también a través del reclamo de algunos vecinos que están cansados de tener que estar soportando estos olores que, además, en esta época del año les obliga a mantener sus ventanas cerradas para aplacar en parte los olores y no nos parece justo que así sea. Afortunadamente la Superintendencia de Medio Ambiente dio curso a nuestra denuncia y salieron a fiscalizar, donde detectaron un mal funcionamiento en uno de los planteles, los que ya se encuentran trabajando en resolver el desperfecto, y que con esto los vecinos y vecinas de la comuna puedan recuperar sus espacios libres de malos olores”.

Zona de sacrificio

Luis Mendoza, en tanto, indicó que las autoridades deben ampliar el radio de control en Chillán Viejo con el fin de terminar con malos olores y en general con malas prácticas que afectan la calidad de vida de los chillanvejanos.

El dirigente vecinal agregó que “no solo tenemos problemas con MaxAgro, sino que también con el relleno de Ecobío, que aparentemente no respeta las normas y frecuentemente es fiscalizado y denunciado de tal manera que tiene varias sanciones según sabemos”.

Mendoza subrayó que “son miles las personas que diariamente tienen que soportar una mala planificación urbana que ha hecho de Chillán Viejo el patio trasero de Chillán y Ñuble, pues tiene las industrias más contaminantes de toda la región”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/