Close
Radio Radio Radio Radio

Luis Venzano en la voz y recuerdo de sus nietos

Cedida

Sin duda el fallecimiento del histórico arquero de Ñublense, Luis Venzano afectó a toda la hinchada del club. Sin embargo, ha sido recordado por todo el pueblo de los “Diablos Rojos” como una persona con valores humanos tremendos.

Venzano fue el primer jugador con contrato profesional del club firmado en 1959, debutando ante Iberia en el viejo estadio Santa Laura, desde ahí se enamoró de Chillán y nació su pasión por Ñublense que heredó a toda su familia.

Pese a haber sido formado en Universidad de Chile, se enamoró del equipo de Ñuble y mantuvo intacta esa pasión hasta sus últimos días contemplando el título del “Rojo” en Primera B, además de haber seguido la huella del equipo durante 30 años en Radio Ñuble, como comentarista radial.

Sus nietos, Paula Venzano y Carlos Jeldres estuvieron en Dimensión Deportiva de Radio La Discusión, para recordar a su querido abuelo.

“Lo que más recuerdo es el amor que él tenía para crear a su familia, amaba mucho a mi abuela, le mandó un saludo de cumpleaños, su amor por la familia ha trascendido a lo largo de toda su familia, hijos, nietos hasta nuestras mascota”, declaró Paula Venzano, nieta de Luis.

“El más que un abuelo, fue una figura paterna, después fue mi abuelo, después se convirtió en mi héroe, él fue mi mejor amigo, al primero que llamaba cuando perdía “ñublensito” era a él, lo llamaba todo enojado, pero siempre mantenía la cuota de mesura, él tenía mucho respeto, porque él la vivió ahí mismo, sabe todo lo que sufrió con el equipo, siempre fue la voz de la mesura, no sabe la alegría que tengo que alcanzó a ver a Ñublense a campeón en las últimas, no pudo celebrar mucho por los dolores que tenía, pero la alegría que tenía era gigante”, declaró Carlos Jeldres Venzano, el primer nieto del histórico “Diablo Rojo”.

El amor por su familia se deja ver en las propias palabras de Luis Venzano, quien tuvo una de sus últimas entrevistas en Dimensión Deportiva en agosto del año pasado.

“Yo me tenía que venir a Chillán por un año y volver a Santiago a la Universidad de Chile, pero uno propone y no dispone, llegue a Chillán y al poco tiempo conocí a la que hoy es mi señora y se acabó el sueño y empezó uno más grande y mucho mejor que es ser chillanejo de toro y lomo”, declaró Luis Venzano.

“Cuando ganó Ñublense estaba muy feliz, no soy muy fanático, pero Ñublense forma parte de la historia de mi familia, gracias a eso mis tatas se conocieran, permitió que el se quedara y formara una familia acá en Chillán, se unió la pasión del fútbol y el amor por mi abuela, he sufrido pero estoy agradecido de la familia que me tocó y eso es gracias a mi abuelo y Ñublense”, agregó Paula.

Inés Cuneo Quijada, es el nombre de la esposa de Luis Venzano, tuvo tres hijos, Juan, Luis y Rossana Venzano y además cinco nietos, Paula, Carlos, Josefina, Sebastián y Juan José.

La leyenda del “Rojo” fue despedido en la Parroquia San Pablo, de la Villa Keneddy y su funeral se realizará mañana a las 11:30 horas en el Parque Las Flores de Chillán.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/