Close
Radio Radio Radio Radio

Luchando por la beca

La beca Proddar (Programa de Desarrollo para Deportistas de Alto Rendimiento), implementada en los ‘90 bajo el nombre de Programa Top, es una asistencia gubernamental (administrada por el IND), que incentiva el cumplimiento de metas para los deportistas, basándose en la consecución de logros internacionales, y se concreta mediante la entrega mensual de un estímulo económico a los deportistas beneficiarios y su cuerpo técnico. Una especie de sueldo mensual para que los deportistas de alto rendimiento sigan cosechando triunfos y se enfoquen en sus carreras. Además, entrega soporte médico, evaluaciones funcionales, ayuda psicológica, apoyo en rehabilitación de lesiones, además de becas de alojamiento y alimentación en el hotel del Centro de Alto Rendimiento (CAR).

Los montos están categorizados y dependen de los resultados deportivos de cada becado, desde ser medallista olímpico, con un tope de $2.585.712 a logros a nivel sudamericano, panamericano y mundial, cuyo monto más bajo asciende a $323.214. Es decir, para confirmar la ayuda, los deportistas deben revalidar el logro por el que accedieron a ella en un único evento, premiándose sólo el logro del año sin importar las curvas de rendimiento.

Si bien fue renovada y desde abril, considera sistema previsional y salud para los deportistas, el mejoramiento del sistema de protección a la maternidad y flexibilización al acceso para el deporte paralímpico, los beneficiarios cargan con el estrés de no perderla exigidos por mediciones que no consideran curvas de rendimiento, revelan un escaso criterio técnico y la ausencia de un reglamento justo.

Es la presión que siente el destacado taekwondista chillanejo, Sebastián Navea, quien en plena pandemia, sin la preparación ideal, en medio de un delicado estado de salud de su madre y saliendo de una lesión, debió someterse a la evaluación en el reciente Panamericano de México donde no pudo hacer podio y ahora se la jugará en el Mundial. El campeón de los últimos Juegos Bolivarianos y Suramericanos, corre el riesgo de perder su “sueldo” como profesional del alto rendimiento por la ausencia de criterios técnicos y una política que evalúe el desarrollo de un deportista de manera integral como parte de un proceso y no de eventos específicos. Navea no merece perder la Beca Proddar. Es el sistema el que debe perfeccionarse.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/