Close
Radio

Los habitantes de Maule que se siente de Ñuble

Los vecinos de Isla de Pencahue, al norte de la Región de Ñuble, viven entre dos brazos del río Perquilauquén. Y realizan su vida diaria en medio de una disyuntiva: el sector administrativamente pertenece a la comuna de Parral, pero colinda con la comuna de Ñiquén, y geográficamente es más fácil ir hacia esa zona, donde cuentan con el respaldo del municipio ñublensino, ya sea en servicios como salud o educación.

A causa de que el brazo principal del río Perquilauquén, que divide las regiones de Maule con Ñuble, pasa más al norte del sector, los vecinos se desenvuelven de mejor manera en San Gregorio, capital comunal de Ñiquén. Ante cualquier consulta médica acuden al Cesfam de la comuna, y del mismo modo, los padres tienen matriculados a sus hijos en los recintos educacionales de la zona.

Sobre el rol que debería ejercer la comuna de Parral, los pobladores coinciden en que existe muy poca presencia en el sector por parte de sus autoridades. En contraste, afirman que la Municipalidad de Ñiquén ha sido garante de ayuda y servicios para los vecinos de Pencahue. Es por esta razón que se sienten más identificados con la comuna de la Provincia de Punilla, en desmedro de su similar de la Provincia de Linares.

Rosa Fuentes Soto es una de las vecinas que piensa de esta manera. Solicitó ayuda en Parral por el delicado estado de salud de sus papás, sin éxito. No obstante, en Ñiquén le facilitaron el apoyo necesario para el tratamiento su padre. “Yo fui a Parral porque necesitaba respaldo por el tema de mis papás y no me ayudaron, afortunadamente en San Gregorio me ayudaron con una enfermera que le hace curaciones a mis papá, de lo cual estoy muy agradecida”, afirma.

“Me siento parte de Ñiquén, en Parral no nos toman en cuenta, todas las diligencias las hacemos en San Gregorio. Somos atendidos por el consultorio de la comuna, los niños van al liceo acá; incluso la alcaldesa de Parral hizo un convenio con el alcalde de Ñiquén, entonces eso me dice que allá no quieren nada con nosotros”, agrega la vecina, haciendo énfasis en la ausencia de la comuna maulina.

“Cualquier ayuda que nosotros necesitamos, el alcalde Manuel Pino siempre está y nos ayuda en todo momento. Nos ofrece ayuda en todos los ámbitos, cuando hubo un incendio grande ellos vinieron para acá, si necesitamos algo se hacen presentes”, explica, valorando la gestión del municipio ñiquenino.

“Yo veo que tengo más apoyo de la comuna de Ñiquén que de Parral, porque el consultorio y el colegio de los niños los tengo acá. Solo para trámites administrativos voy a Parral, siempre me he sentido más del lado de Ñiquén”, reconoce por su parte Nancy Pérez Soto, vecina de Isla de Pencahue.

La pobladora valora el rol que ejerció la Municipalidad de Ñiquén en el combate de los incendios forestales en la zona hace dos semanas, que aportó todos los implementos necesarios para extinguir las llamas. “Agradezco que el fuego no llegó a mi casa, los bomberos llegaron a tiempo y la ayuda del alcalde fue fundamental, porque o si no el fuego habría llegado mucho más allá”, señaló.

“De Parral llegaron muy pocas personas a prestar ayuda para los incendios, Ñiquén aportó con todas las maquinarias y llegaron a ayudar para que el fuego no llegara a más casas”, agrega la vecina.

Nelly Alvial Acuña, vecina del sector, que tiene una hija de ocho años que padece piel de cristal, agradece a la Municipalidad de Ñiquén por la ayuda recibida en beneficio de la menor. “En Ñiquén me han brindado toda la ayuda que he necesitado con mi hija, Parral no. El alcalde se preocupó de que ella tuviera una técnico en enfermería en su colegio, para que yo no me estuviera preocupando cada vez que a ella le sucediera algo y le sacaron su credencial de discapacidad”, comenta.

“En Parral la ignoraron totalmente cuando supieron que ella nació con piel de cristal. Todo el aporte que ha hecho el alcalde en alguna medida no le corresponde hacerlo, pero él siempre está ahí y ofrece toda la ayuda que nosotros necesitamos”, agrega, reafirmando la poca atención prestada en la séptima región.

Visión del municipio

El alcalde de Ñiquén, Manuel Pino, está en conocimiento de esta situación geográfico-administrativa que tiene el sector. Desde hace más de siete años que viene planteando que el área debe ser anexada a la comuna de Ñiquén. “Desde hace mucho tiempo que vengo planteando esto, desde que asumí en 2012, la Isla de Pencahue debe ser ñiquenina. Lo anterior debido a que el río Perquilauquén pasa bastante más al norte, por lo tanto, ellos hacen su vida en Ñiquén. Ellos se sienten hijos de nuestra comuna sin ser legítimos”, admite.

“Yo se lo planteé al intendente apenas asumió, porque aquí se supone que variaría un límite regional. Es una situación que a nosotros nos interesa revitalizar y contar con el apoyo del Ejecutivo para poder variar el límite regional en esta porción, para poder en definitiva responder con mayor eficacia, porque por razones obvias no podemos atender a nuestros vecinos como quisiéramos. Ellos están en otra comuna y en otra región”, asevera el edil sobre la iniciativa de cambiar el límite regional para favorecer la calidad de vida de los vecinos.

Para poder velar por el bienestar de la comunidad, el alcalde firmó un convenio con su similar de Parral, que permite ofrecer ayuda y servicios a los habitantes de Pencahue. “Me preocupé de firmar un convenio de amplia cooperación con la alcaldesa Paula Retamal, lo que no habíamos logrado antes y eso fue el primer avance que tuvimos, por lo tanto nosotros todo lo que hacemos está respaldado jurídicamente y técnicamente. Este convenio busca atender a los vecinos cuando tienen emergencias”, detalla.

“Nosotros los queremos acá y ellos quieren estar con nosotros, sin embargo hay un tema por resolver desde el punto de vista jurídico y de los límites regionales que puede ser un poco engorroso, pero con todas las voluntades no debería haber ningún problema”, concluye.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top