Close
Radio Radio Radio Radio

Ley REP: Pyme apícola de Chillán es pionera en usar ecoetiqueta de reciclaje

Colmenares San Cristóbal, una pequeña empresa familiar de apicultura de Chillán, será una de las primeras empresas del país en poner en el mercado un envase rotulado con la eco-etiqueta de reciclaje lanzada en julio por la Sofofa y el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), en el marco de un Acuerdo de Producción Limpia (APL) creado al alero de la Ley REP. Con esto se inició el trabajo de un proyecto piloto que tendrá una duración de dos años, y cuyo objetivo principal es inicidir en las decisiones de compra de los consumidores hacia envases reciclables, y ayudar a crear una cultura ciudadana que posteriormente facilite el cumplimiento de las metas de reciclaje impuestas en la ley a los envases y embalajes.

El sello se dio a conocer mediante el lanzamiento de la plataforma elijoreciclar.cl, que entregará información certificada a los consumidores sobre la reciclabilidad de cientos de envases y embalajes de productos de consumo masivo, los que estarán disponibles en los próximos meses. En esta primera etapa son 29 empresas las que adhirieron al APL, pero en agosto y septiembre próximo se abrirá un segundo período de adhesión para otras empresas que quieran sumarse al proyecto, y que estén consideradas como productores de envases y embalajes en la Ley REP.

El APL había sido firmado en diciembre pasado por Sofofa, el MMA, la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC), la Asociación de Consumidores Sustentables de Chile (AdC Circular), el Sernac y la Superintendencia del Medio Ambiente, momento en que se abrió un plazo de dos meses para la incorporación de las empresas a la fase de implementación del APL.

La eco-etiqueta estará compuesta por un primer sello que indica que un envase es “más de 80% reciclable” en todos sus materiales, lo que se define en base a criterios como el material con que está fabricado, si es efectivamente reciclable en Chile y otras variables como su peso, lo que determina finalmente un porcentaje de reciclabilidad. Esto irá acompañado de un segundo cuadro de información que indicará a los consumidores cuáles son los componentes del envase, su materialidad y cómo reciclarlos.

Para obtener la eco-etiqueta, las empresas deben someter sus productos a una metodología que considera estándares altos -fijados en el trabajo previo del APL- bajo tres variables: reciclabilidad, separabilidad y demanda para su reciclabilidad o valorización (que exista capacidad de valorización de reciclaje en Chile).

Para la entrega de la eco-etiqueta se creó la figura de un Comité Validador que certificará y acreditará a organismos certificadores del sello, y definirá los requisitos de certificación de los envases y embalajes junto con el proceso de medición de los criterios establecidos. Cada empresa adherida evaluará sus productos bajo esta metodología.

Pioneros

Este fue el proceso que recorrió Colmenares San Cristóbal, para transformarse en pioneros en la implementación del sello. “Como nuestro producto es envasado en vidrio, ya teníamos el 99% ganado en la certificación, frente a empresas que tienen una gran batería de productos y que tienen que justificar muy bien sus envases y procesos de reciclaje. Para nosotros no requirió de cambios en el envase, pero sí validarlo con Cristalerías Chile donde se hizo un análisis del material en sus laboratorios, de las concentraciones de minerales y otros componentes en el vidrio, para ver si se ajustaba a sus líneas de procesamiento de reciclaje. Y sí cumple los requisitos del reciclador”, explica Edgardo Luna, gerente agrícola de la empresa.

Para integrarse al APL, la misma empresa se contactó con la Sofofa cuando conoció el trabajo que se estaba haciendo en esta materia, buscando darle un valor agregado a su producto pero también generar impacto en este tipo de empresas.

“Siempre buscamos cómo sobresalir, y siempre pensando en escalar en grande. Cuando vi la publicación pensé ‘¿por qué no puede ser una oportunidad para una pyme?’. Me contacté con Sofofa y nos abrieron las puertas para ser los pioneros como pyme en implementar esta certificación”, dice Luna.

“Para nosotros -agrega- va a ser súper potente, y por cierto esperamos que impacte en nuestras ventas, pero también buscamos sentar un precedente hacia el mundo de las pymes, que se certifiquen porque va a ser un valor agregado para ellas, y a su vez tener un producto completamente reciclable”.

Hoy ya están listos para poner a la venta sus envases con el sello de reciclabilidad incorporado. “Tenemos los nuevos envases rotulados con la eco-etiqueta en el mercado. Esto incluye el sello y el informe de la materialidad de todos los componentes del envase: la tapa de lata, la etiqueta y el envase en sí”, afirma.

Las 29 empresas que integran el APL y están certificando sus envases son Agrosuper, Beirsdorf, Capel, Carozzi, Casa Ideas, CCU, Cencosud, Cervecería AB Inbev Chile, Coca Cola, Colmenares San Cristobal, Concha y Toro, Davis, Gourmet, Empresas Iansa, ICB, L’Oreal, Natura, Nestlé, Procter & Gamble, Rhein/Argos, SMU, Softys, Tottus, Tresmontes Lucchetti, Tucapel, Unilever, Virutex/Ilko, Walmart y Watt’s.

Fuente: País Circular

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/