Close
Radio Radio Radio Radio

Las fórmulas de los expertos para frenar el Covid en Ñuble

Cristian Cáceres

La pandemia continúa expandiéndose en la región de Ñuble alcanzando niveles críticos. El viernes recién pasado fue un día negro, ya que por primera vez se superaron los 200 casos diarios de Covid-19, la cifra más alta alcanzada en los registros de la emergencia sanitaria, lo que repercute directamente en la red asistencial donde los pacientes conectados a ventilación mecánica siguen creciendo.

La situación epidemiológica ha llevado a que siete comunas de la región se encuentren en fase 1 de cuarentena total para evitar el colapso del sistema de salud y ,por ende, un escaso margen de acción frente al virus.

En el caso Chillán y Chillán es la cuarta vez que se encuentran bajo esta medida radical y extrema como último recurso para frenar el alza de contagios.

“La carga de enfermedad tanto en Chillán como en toda la región del Ñuble, exhibe hoy, sus peores indicadores desde el primer caso diagnosticado en abril del 2020. Si bien se observó un peak, que podríamos atribuir a la primera ola de Covid-19, a fines de agosto pasado, hoy nos enfrentamos a un alza tal, que los casos de hoy constituyen el doble de los vistos en el peor momento del 2020, con una tasa de casos activos de 227 x 100.000 habitantes, convirtiéndose en la séptima región con más casos activos del país”, explicó el académico de Facultad de Medicina de Universidad Andrés Bello, Dr. Claudio Olmos.

El experto en Salud Pública enfatizó que la propagación del Covid-19 está fuera de control y que aún no hay indicadores que hagan pensar que se ha alcanzado el peak de esta segunda ola.

A juicio del docente, la evidencia ha mostrado que los cierres parciales, no son eficaces evitando la propagación del virus y terminan extendiéndose mucho más de lo socialmente tolerable.

“Las cuarentenas dinámicas suponen límites entre comunas que en la práctica son ficticios. Las ciudades están conectadas y pretender que lo que ocurre en una zona no afecta al vecino, es un error. Por ello, lo más recomendable sería un confinamiento para toda la región, disminuir la movilidad con un control estricto, y así evitar que el virus vaya circulando o desplazándose de una comuna a otra”, sostuvo.

El académico del Programa de Epidemiología de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, Gabriel Cavada, aludió al término “cansancio pandémico”, acuñado por la Organización Mundial de la Salud para explicar el bajo impacto que ha experimentado el aislamiento estricto a través del tiempo.

Para el epidemiólogo un confinamiento absoluto se habría evitado si se hubiesen aplicado otras medidas dirigidas a atacar las principales causas de los brotes como las aglomeraciones y las reuniones sociales masivas.

“Probablemente si se aplica un poco más de restricción y estableces un toque de queda más extendido, desde las 21 o incluso a las 20 horas, se tiende a desincentivar estos lugares y eso ayuda a evitar una cuarentena”, comentó.

Un cierre del perímetro céntrico y mayor fiscalización que permita solo el ingreso de los peatones, a juicio del especialista, es una medida que debería haber sido aplicada otra vez en Chillán, porque tiende justamente a evitar las altas concentraciones que por semanas mantuvo la capital regional.

El infectólogo de la Clínica Universidad de los Andes, Javier Tinoco, explicó que el confinamiento total reflejó sus mejores resultados a principio de la emergencia sanitaria.

“Las cuarentenas son una medida eficiente para poder disminuir la movilidad de las personas, creo que en los primeros meses de pandemia se vio algunos resultados, porque cuando comenzaron las cuarentenas de tres y cuatro semanas, que fue lo que duraba en el momento de la primera ola, se vio que contribuyó para disminuir la movilidad y finalmente en los casos nuevos y casos activos de Covid-19, es decir sirvió para controlar, pero creo es una medida que no solo en Chile, sino que en otros países, se ha visto de que conforme pasa el tiempo pierde esa eficiencia y efectividad porque cada vez es más difícil que las personas puedan cumplirla”, dijo.

El doctor Tinoco destacó que otras de las acciones importantes para la contención de la pandemia y que se debe reforzar, es la trazabilidad. Actualmente en Chile por cada persona contagiada se identifican entre 2 y 3 contactos estrechos, datos que considera se pueden elevar para garantizar una idónea identificación de los contactos estrechos, su aislamiento, y obtención rápida de los resultados de exámenes de PCR.

El investigador en Salud Pública y académico de la Escuela de Gobierno de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Eduardo Undurraga, indicó que las cuarentenas totales requieren de tiempo para mostrar el efecto en la reducción de contagios.

El experto, miembro del equipo ICovid Chile, aseguró que el confinamiento total arroja mejores resultados cuando se aísla por completo a una zona urbana.

“El único ‘pero’ es que en general en las ciudades como Concepción, Valparaíso y Santiago las cuarentenas son más efectivas cuando el área urbana completa está en cuarentena, en el caso de Chillán y Chillán Viejo, cuando toda el área urbana está en cuarentena son más efectivas que cuando se tiene solo un pedazo del área urbana en cuarentena”, dijo.

Texto: : Susana Núñez-Antonieta Meleán

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/