Las dudas que deja el negocio de la basura en la intercomuna – La Discusión
Close
Radio Radio Radio Radio

Las dudas que deja el negocio de la basura en la intercomuna

Este mes se realizará la firma del contra-to que entregará a Dimensión S.A. la concesión de recolección de residuos de Chillán. La empresa fue la única que presentó una oferta al municipio en la licitación que demandará una inversión de $230 millones mensuales, y que no incluye sistema de reciclaje. Dimensión S.A., que el año pasado se adjudicó más de $19 mil millones en licitaciones en todo Chile, es una empresa representada por Giorgio Benucci y Víctor Amado, vicepresidente y director del Consorcio Santa Marta.

Una de sus firmas es Inser S.A., representadas también por Benucci y Amado. El consorcio Santa Marta es presidido por Guillermo Ruiz, presidente del directorio de Nevados de Chillán, que tiene la concesión municipal de las Termas. Inser S.A. ingresó en 2017 un proyecto al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) para habilitar un relleno sanitario en Chillán Viejo, denominado “Centro de Manejo Ambiental Ñuble Sustentable”.

Los vecinos de esa comuna cuestionan la licitación del municipio de Chillán, porque afirman que en caso de ser aprobado el proyecto de Inser, los mismos dueños controlarían el negocio de la basura en la región. La comuna cuenta actualmente con el relleno sanitario de residuos domiciliarios de la empresa Ecobio, emplazado en Llollinco, que recibe la basura de todo Ñuble.

Ulises Lari, presidente del Comité Ambiental de Chillán Viejo, sostuvo que “al seguir acumulando rellenos sanitarios en un solo lugar, nos estamos convirtiendo en una zona de sacrificio de la basura. Hay un desierto en torno a estas empresas, porque la gente tiene que arrancar por los malos olores y la contaminación”. Desde Ecobio aseguran que reciben “la totalidad de los residuos de Ñuble contando con infraestructura y capacidad suficiente para cubrir las necesidades de la región”.

Lari enfatiza que “si Dimensión no hubiera ganado el contrato de retiro de la basura, a lo mejor, Inser habría retirado el proyecto de relleno. Estamos hablando de firmas que tienen distintas razones sociales, pero que son las mismas, y que se dedican al mismo rubro, por eso es más extraño que otras empresas no se hayan presentado a la licitación de la comuna más habitada de Ñuble, a lo menos queda una duda razonable sobre si todo fue hecho de acuerdo a lo que corresponde”.

Manuel Álamos, miembro del comité, evalúa que “esos son los manejos que hacen las empresas, apuestan a ganarse licitaciones, y obviamente les sale más barato disponerlo en un relleno que es de la misma empresa, aunque tenga otro nombre, que pagarle a otra”. Giorgio Benucci confirma que “Inser y Dimensión es lo mismo, solamente que en el relleno somos Inser, y en recolección de residuos, Dimensión. Estamos tratando de aprobar el proyecto de relleno hace como ochos años, previo a que estuviéramos en recolec-ción, no es vinculante”.

El ejecutivó enfatiza que “lo que hemos mostrado a la comunidad es que hay que tener una alternativa, porque el actual relleno no funciona de lo mejor, entonces después la Municipalidad puede determinar dónde disponer, y van a tener dos alternativas. Si es que el otro relleno no funciona bien, lo podrán cerrar y la basura continuará llegando al nuestro”. Dudas en las basesLa adjudicación de la licitación contó con la aprobación del Concejo Municipal, sin embargo, las opiniones sobre si es adecuado el resultado, son divididas.

El concejal Camilo Benavente (PPD) considera que “legalmente, no hay incompatibilidad, pero es éticamente cuestionable. También sabemos que hay una relación con el consorcio de Nevados de Chillán. Lamentablemente, solo llegó una empresa, por un mal desempeño de la Secretaría de Planificación. Efectivamente, cuando Dimensión postula con un margen marginal, uno podría preguntarse por qué las otras empresas no postulan, se podría interpretar también que hay otro tipo de variables que se manejaron en su momento y que la empresa evaluó que va a depositar la basura donde ellos mismos están”.

El edil Patricio Huepe (DC) plantea que “comprendo la situación de los vecinos de Chillán Viejo. El que sea la misma empresa que recolecte los residuos y los deposite es legal, pero parece poco ético. Hay que regular la libre competencia y el anti-monopolio ante la Fiscalía Nacional Económica, porque esta integración vertical puede afectar a los vecinos de Chillán Viejo”.

En tanto, el concejal Jorge Vaccaro (RN) difiere de sus pares. “Tratándose de Rut distintos no veo problema, si hay empresarios que quieren invertir no hay inconveniente si cumplen con la calidad de servicio que espera la ciudadanía”, dijo.

Óscar Véliz, jefe de la Unidad Técnica de Cosemar, una de las últimas empresas que desistió de la licitación, asevera que “el monto que ofrecía el municipio era muy poco, era más lo que se gastaba. Cada empresa decide según sus presupuestos. Si no quiere ganar, es cosa de ellos”.

Rechazo en Chillán Viejo

El concejal Pablo Pérez, presidente de la Comisión de Medio Ambiente del munici-pio de Chillán Viejo, asegura que “todos hemos manifestado nuestra preocupación por la existencia de otro relleno, la comuna se ha llamado últi-mamente zona de sacrificio”. Antonio Arriagada, asesor ambiental del municipio, destaca que “no es conveniente que se instalen nuevos proyectos que aumentarían la carga ambiental en la zona. La tecnología de rellenos sanitarios está bastante atrasada para manejar los residuos”.

Ricardo Frez, abogado ex-perto en Derecho Ambiental, analiza que el caso “pasa por la efectiva justificación de un segundo relleno, en un sector que todavía tiene capacidad para absorber los residuos de la región, y por otro lado, el uso de los recusos públicos. Hay que analizar qué está haciendo la Municipalidad de Chillán al adjudicar las concesiones a empresas que notoriamente tienen una integración vertical, con procesos que podrían estar al límite de la ley.

Frente a eso, no existiendo una necesidad, lo que sí están haciendo es utilizar platas públicas”. Frez enfatiza que “lo que recomendaría a los vecinos es que se dirijan a Contraloría, que denuncien para que se investigue el proceso de licitación. Hay que analizar las bases, si son realmente abiertas o están hechas a medida de quienes se adjudicaron la licitación”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/