Close
Radio Radio Radio Radio

Las claves del espejismo del bajo desempleo local

Sorpresa generó la tasa de desempleo en la Región de Ñuble para el primer trimestre del año, que cayó a 5,5%, la cifra más baja de los últimos tres años, lo que si bien generó satisfacción en el Gobierno, según expertos, se trata de una situación coyuntural, que además de explicarse por factores estacionales, tiene que ver con una brusca caída de la fuerza laboral, debido a una disminución de las expectativas de las personas.

En enero-marzo, la fuer-za laboral se contrajo 0,9% en comparación con igual periodo de 2018, al pasar de 239.510 personas, a 237.250; mientras que los ocupados aumentaron 0,7%, es decir, 1.530 personas.

Paradójicamente, el mismo argumento esgrimido durante buena parte del año por las autoridades para explicar las altas tasas de desocupación en la región, hoy son el prin-cipal factor para explicar el espejismo del bajo desempleo en Ñuble.

Según explicó Renato Segura, director del CER Regional, “la disminución en la partici-pación en la fuerza de trabajo es la causa basal en la baja en el desempleo. Si se observa el factor demográfico (gente que se incorpora a la fuerza de trabajo), el desempleo aumentó en una cantidad su-perior a la creación de empleos (3.630 personas versus 1.890 personas)”.

“Es decir continuó, a pesar de la cifra rimbombante de 5,5% en la tasa de desempleo, la situación del mercado laboral en la Región de Ñuble sigue siendo precaria y la creación de empleos es insuficiente para contener el desempleo demográfico”.

Consultado por la contracción de la fuerza laboral, Segura manifestó que “son varias las razones que pueden explicar este fenómeno, entre ellas, efectivamente se encuentran las menores expectativas en el mercado laboral.

Cuando las personas no encuentran los empleos en el nivel de calidad que esperan, es normal que salgan del mercado laboral. En la coyuntura actual de Ñuble, dicho fenómeno ha sido lo que explica la fuerte caída en el desempleo lo que, sin duda, es una mala señal en la evolución de la actividad económica en la región”.

Coincidió en ese diagnóstico el académico de la Escuela de Administración y Negocios de la Universidad de Concepción, Carlos Delgado, quien manifestó que “un aspecto relevante es que la población fuera de la fuerza laboral aumentó 5,2% en doce meses, incidido principalmente por los inac-tivos potencialmente activos. Esta categoría agrupa en gran parte a aquellas personas que están disponibles para trabajar, pero no buscaron empleo. Por lo tanto, claramente esto tiene que ver con menores expectativas”.

Asimismo, Héctor Garrido, analista del Observatorio Laboral de Ñuble, sostuvo que “la señal es un tanto contradictoria, pues si bien se aprecia un aumento de los ocupados, también se aprecia una fuerte contracción de la fuerza de trabajo. Algo en lo que hay que poner atención es en el aumento de los inactivos potencialmente activos, que son personas que no están buscando empleo, pero que si se lo ofrecieran, lo tomarían. Entonces, esta disminución de la fuerza de trabajo está explicada en parte importante por razones de desaliento”.

Sector público

Otro de los elementos que llamó la atención en este último informe de empleo del INE fue el fuerte incremento de los ocupados en la administración pública, que pasó de 10.650 ocupados en enero-marzo de 2018 a 15.420 este año, un alza de 44,7%, alcanzando similar número de ocupados al registrado en 2016.Según Delgado, “es posible que en gran parte se deba a las inversiones públicas asociadas a la instalación de la nueva región”.

Al respecto, Garrido precisó que “este sector comprende actividades variadas, no ne-cesariamente funcionarios de gobierno central o muni-cipalidades. Por ejemplo, en el trimestre móvil bajo análisis se señala al subsector ‘Prestación de servicio a la comunidad en general’, que incluye a policías, tribunales y cárceles”.Desde el punto de vista económico, sin embargo, el alza de los ocupados en el sector público no necesariamente es un síntoma de crecimiento, según Renato Segura.

“El mercado laboral mues-tra con relativa nitidez que la región todavía no ingresa a la fase de crecimiento eco-nómico esperada por quienes estuvimos del lado de la crea-ción de la región”, apuntó el investigador.En esa línea, el académico UdeC planteó que más allá del aporte al crecimiento económico de este sector, “el aparato público debe desarro-llar acciones con la finalidad de que los empleos públicos vayan avanzando en mayor eficiencia y productividad”.

Destrucción de empleos

En el trimestre analizado las mayores caídas en la ocupación se registraron en sectores clave de la economía, como el comer-cio, la industria manufacturera y la construcción, donde en conjunto se destruyeron casi 10 mil empleos.

Comercio retrocedió 12,2%, lo que significó una pérdida de 5.030 puestos de trabajo en 12 meses; industria manufacturera se redujo 13%, con 3.450 em-pleos menos; y construcción descendió 10,7%, anotando 1.510 ocupados menos.

Frente a esto, Renato Segura subrayó que “el comercio y la construcción son los prin-cipales termómetros de la actividad económica regional. Es un síntoma que la evol-ción de la economía regional no está cumpliendo con las expectativas de los agentes económicos y sociales”, lo que también permitiría explicar el desaliento de las personas que salieron del mercado laboral, pero que están potencialmente activos.

Según Carlos Delgado, “al observar los datos históricos del INE de la tasa anual móvil de ocupación por sector, no solo en esta medición, sino también en los últimos meses, se ha reducido en estos sectores clave, aunque el sector manu-facturero pareciera estar ahora cambiando su tendencia que iba a la baja”. El académico de la UdeC advirtió que “esto podría ser una señal de desaceleración a nivel regional, pero todo va a depender de lo que ocurra este año en cuanto a los rendimientos de dichos sectores y de la economía en general”.

Para Segura, “la solución a la coyuntura negativa de la actividad económica regional es endógena (no exógena). Por ello, comparto la preocupación en cuanto a que la elaboración de los planes de desarrollo regional se subcontraten”, en vez de ser desarrollados por un equipo de trabajo liderado por el intendente.

Proyecciones

Consultados por el com-portamiento del indicador en los próximos meses, los pronósticos no son muy halagüeños.“Una vez que la encuesta comience a dar cuenta del término del período de cosecha en el sector silvoagropecua-rio, es probable que la cifra aumente”, advirtió Héctor Garrido, quien explicó que “un análisis para anticipar el comportamiento del empleo en los próximos meses requiere necesariamente de cifras de actividad económica. He ahí la importancia de contar, por ejemplo, con un Inacer (Indi-cador de Actividad Económica Regional) para la Región de Ñuble”.

De igual forma, Segura recordó que “la economía de Ñuble está fuertemente ligada a la actividad agrícola y por lo tanto, el mercado laboral, como es habitual, está afectado por la estacionalidad de dicho sector”. Por ello, comentó que “se espera una menor capacidad de generación de empleo de la economía en los próximos meses. En este sentido, la reactivación de los sectores comercio y construcción debiese ser prioritario para las autoridades locales”.

Para Carlos Delgado, en tanto, el comportamiento del desempleo estará estrecha-mente ligado al crecimien-to de la economía. En ese sentido, sostuvo que en los próximos meses se debieran observar tasas similares a la actual, con leves alzas por la estacionalidad, “ya que el efecto de crecimiento sobre el desempleo tiene efectos rezagados. Si bien las expecta-tivas económicas para este año son menores que las del año pasado, confirmado con leves correcciones a la baja por parte del Banco Central, éstos no se traspasan inmediatamente al desempleo”.

El docente precisó que “si cruzamos las cifras macroeco-nómicas, como por ejemplo, el crecimiento del PIB con la tasa de desempleo, en general esta última tiende a seguir el mismo ciclo del crecimiento, pero con unos meses de re-traso. El 2018 registró un alto crecimiento del PIB (4%), el mejor rendimiento desde 2013. Esto se explica, en parte, por el repunte de la inversión, lo cual en el mediano plazo se traduce en reducciones en el desempleo”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/