Close
Radio Radio Radio Radio

Laboratorio del Hospital de Chillán ha procesado más de 92 mil muestras PCR

Hospital Herminda Martin

Nuevos equipamientos, mayor dotación y capacidad de análisis, además de la creación de una nueva sección como la de Biología Molecular han sido los avances que ha realizado el Laboratorio Clínico del Hospital Hermida Martín (HCHM) durante los 7 meses de pandemia en Ñuble, misma cantidad de tiempo que la dependencia está certificada por el Instituto de Salud Pública y el Ministerio de Salud para detectar casos de Covid-19 mediante la PCR-RT.

Hace un año, el Laboratorio incluía la Biología Molecular en la Sección de Microbiología, pues hasta ese entonces el promedio diario de exámenes procesados no sobrepasaba los 30. Hoy en cambio, es una sección independiente, con 9 tecnólogos médicos, 5 técnicos en enfermería y la cifra total de exámenes que realiza bordea los mil, pues en ella se analizan todas las muestras tomadas en Ñuble para detectar el SARS-COV2.

Si bien, en un inicio la Sección analizó en promedio 200 exámenes al día, esa cantidad se duplicó luego de los aportes de Universidades locales, específicamente con equipos termocicladores –que juegan un papel preponderante en una de las fases finales del análisis.

Más tarde, el Ministerio de Salud asignó al Establecimiento uno de los 4 robots Hamilton adquiridos para que los hospitales públicos aumentaran la cantidad de muestras procesadas. Con su uso se automatizó el proceso manual del análisis de PCR-RT, permitiendo a la Unidad cuadriplicar sus estadísticas, hasta alcanzar a principios de agosto un total de mil muestras al día.

Tecnología al servicio de los resultados

Hace 3 meses, la etapa inicial del análisis (extracción) se realizaba de manera manual, hasta la llegada del Robot Hamilton, que permitió cuadriplicar el trabajo, pues mientras con la técnica manual se extraía el Ácido Ribonucleico (ARN) de 24 muestras en una hora 40 minutos, con la máquina es posible realizar en ese mismo período la extracción en 96 exámenes.

Actualmente, considerando como fecha y hora de corte, el 25 de octubre a las 19 horas, el Laboratorio ha procesado 92 mil 194 exámenes de la región de Ñuble, y un total de 94 mil 97 muestras considerando las procesadas de la región metropolitana durante los meses de mayo y junio.

Respecto de todos esos avances, a los que sumó el aumento y perfeccionamiento de la dotación de personal del Laboratorio Clínico, Marlene Barrientos, tecnóloga médica y jefa de la dependencia hospitalaria destacó que “pese a las circunstancias adversas y desafiantes en nuestra Unidad, todos los funcionarios muestran una fuerte vocación y compromiso, lo que nos permite dar continuidad a nuestra función, durante las 24 horas del  día y los 7 días de la semana, para responder a las necesidades de la red de salud de Ñuble y también de otras regiones, por ello le agradezco al equipo por asumir con entereza este momento de crisis y salir adelante más fortalecidos”.

El antes y el después del análisis de PCR

Vanessa Villagrán, quien es la encargada de la Sección de Biología Molecular del HCHM, explica que el análisis cuenta con varias etapas rigurosas, luego de recibir la muestra tomada mediante el hisopado nasofaríngeo. “La primera etapa es la extracción del material genético (ARN). Para ello, se realiza un minucioso trabajo que consiste en homogeneizar la muestra, para luego seguir con la lisis, el lavado y la elusión, que en palabras simples es extraer el material genético de la muestra analizada, obteniendo un volumen final de 50 microlitros”.

Finalizada la extracción, la muestra pasa a un segundo proceso, que es la etapa de amplificación, para detectar si hay o no presencia del virus.

“Para ello trabajamos con partidores específicos del virus. Las muestras obtenidas del proceso de extracción son cargadas en una placa y mezcladas con un mix específico y en el termociclador se someten a variaciones de temperatura, generando curvas de amplificación en tiempo real, las que son analizadas para saber si el paciente porta el virus o no”, detalló Villagrán.  Al finalizar y obtener los resultados estos se validan en una planilla y los casos positivos son informados a la Seremi de Salud Regional.

En este delicado trabajo, los funcionarios utilizan gabinetes de bioseguridad que contienen un flujo de aire que hace que si una micro gota de la muestra llegase a caer fuera de las pipetas, ésta no salga hacia el exterior. “Contamos con cuatro gabinetes de seguridad además del uso permanente de los elementos de protección personal en cada una de las etapas, con el propósito de resguardarnos de eventuales contagios”, aseguró Villagrán.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/