Close
Radio Radio Radio Radio

La vecina más longeva de Chillán cumple hoy 110 años

A diferencia de los últimos años, los nietos, bisniestos y tataranietos de Carmen Navarra Castro no podrán acompañarla hoy en su cumpleaños número 110. La vecina más longeva de la ciudad de Chillán suma un año más de vida en medio de la pandemia por Covid-19, y estará junto a su círculo familiar más íntimo.

Es una mujer lúcida y autovalente, sólo tiene dificultad para escuchar. “Está muy sorda, es lo único, pero qué más le podemos pedir”, dice Huguette Molina, hija de Carmen, quien viajó desde la ciudad de Osorno para estar al lado de su madre en este día especial.

Debido a la crisis sanitaria y a su avanzada edad, la familia ha tomado todos los resguardos y medidas para evitar un eventual contagio que signifique un riesgo para su salud.

“A la mamá este famoso virus no le ha afectado porque ella no sale, ocasionalmente si uno de mis hermanos la saca a alguna parte es en auto, pero de resto no sale, solo camina en el jardín de la casa y nada más. Juana, la señora que la cuida tampoco sale, entonces ha estado todo bien gracias a Dios”, agrega.

Carmen procreó cinco hijos, uno de ellos ya fallecido. Además, tiene 19 nietos, 13 bisnietos y 5 tataranietos.

“Nos ha acompañado por tantos años, y uno está contenta de tenerla pero también se preocupa porque ella lo único que le pide a Dios es que la lleve porque ha vivido demasiado, toda la gente a su alrededor se ha muerto, pero la tenemos que es lo importante”, comenta Huguette.

Vocación de servicio

Carmen nació el 23 de julio de 1.910 en la Victoria, región de La Araucanía. A los 9 años llegó a la comuna de Chillán donde posteriormente se desempeñó como enfermera en el Hospital San Juan de Dios y en el Hospital Herminda Martín, respectivamente.

Destacó por su vocación de servicio durante las catástrofes que afectaron a la región, por lo que recibió reconocimientos y felicitaciones por su desempeño como funcionaria.

“Trabajó en el Área de Medicina de Mujeres. Siempre recuerda su colaboración en el terremoto de 1.939 que causó estragos en Chillán, cuando eso ya trabajaba en el hospital y nos contaba de toda la gente herida que llegaba al hospital, era una cosa espantosa y siempre eso lo recuerda con mucha nitidez, incluso hay un reportaje donde sale ella y mucha gente de Chillán donde cuentan detalles del terremoto, y después del terremoto del año 60”, señala Hugo Molina, uno de los hijos de la longeva vecina.

“De toda esa gente ya no queda nadie, solo mi madre. Trabajó con varios médicos que fueron conocidos en Chillán y por supuesto ya no queda nadie”, añadió.

Foto: Gentileza Hugo Molina

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/